Los 7 secretos del libro que desató la ira de Trump

A pesar de que se intentó evitar su publicación "Fuego y Furia" se convirtió en el libro más vendido de los últimos tiempos en Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.AFP

El polémico libro sobre la campaña electoral y la Presidencia de Donald Trump salió el viernes a la venta pese a la presión de la Casa Blanca, mientras el mandatario continuaba con sus furiosos ataques contra el autor de la obra, los medios de comunicación y su exasesor Steve Bannon.

Horas antes de la salida a la venta del libro, llamado Fire and Fury ("Fuego y Furia") y que desató esta semana una dura disputa entre Trump y Bannon, el presidente ventiló en la red social de Twitter su frustración por la publicación de la obra.

"(El libro) está lleno de mentiras, tergiversaciones y fuentes que no existen", tuiteó la noche del jueves Trump, quien horas después criticó a los medios de comunicación por dedicar atención al tema.

El mandatario aseguró que no autorizó "ningún acceso" a la Casa Blanca al autor del libro, Michael Wolff y que "nunca" habló con él para ese texto, y pronosticó que las cosas no irán bien ni para ese periodista ni para "el chapucero" Bannon. El autor del libro, Michael Wolff, afirmó este viernes que en las entrevistas realizadas para el trabajo verificó que "el 100% de quienes lo rodean" cuestionan si Trump realmente tiene condiciones para conducir los destinos de la Casa Blanca.

Estas son las 7 cosas más sorprendentes que dice la publicación. 

1.  Capacidad de gobernar de Trump

Casi todo el entorno de Donald Trump "cuestiona su capacidad para gobernar", aseguró el autor del libro. "Todos lo han descrito de la misma manera, dicen que es como un niño, lo que quieren decir es que necesita satisfacción inmediata, todo gira en torno a él", dijo Wolff en una entrevista a la red NBC. "Dicen que es un imbécil, un idiota", insistió el periodista y escritor, habiendo entrevistado a casi 200 personas que se codean con el presidente de Estados Unidos "todos los días".

2. Capacidad mental de Trump

"Es necesario tener en cuenta que es un hombre que no lee, un hombre que no escucha", añadió en referencia a Trump. Se conoció también que a inicios de diciembre varios legisladores mantuvieron en el Capitolio una reunión a puerta cerrada con la psiquiatra Bandy Lee, para discutir precisamente el estado del presidente. El Secretario de Estado, Rex Tillerson, afirmó que nunca cuestionó la capacidad mental del presidente. "No tengo razones para hacerlo", dijo.

(Le puede interesar: ¿Hay algo neurológicamente mal con Trump?)

3. Incapacidad de poner orden

El libro muestra a la Casa Blanca sumergida en un caos constante y generalizado en la disputa por una fracción de poder y a un Trump incapaz de imponer orden.  El autor de la obra asegura que durante los primeros meses de Trump en el poder tuvo un acceso prácticamente ilimitado a una caótica Casa Blanca, donde nadie controlaba demasiado sus movimientos, y que pudo entrevistar a docenas de asesores del mandatario.

4. Trump no quería ser presidente

Wolff sostiene en su libro que el objetivo de Trump en la campaña electoral de 2016 no era llegar a ser presidente, sino potenciar su marca; y que sus asesores no confían en el mandatario. Hay una competencia para llegar al fondo de quién es este hombre que no lee, no escucha. Es como un 'pinball', virando a todas partes". Pero algo más increíble, durante las primeras semanas no sabía qué hacer ni cómo. Es decir, nunca se preparó para el cargo.

5. La posesión, día para olvidar

El día que juró su cargo como Presidente, Donald Trump estaba furioso porque mucha gente de primer nivel se negó a asistir. Según el escritor del libro, el Presidente se sintió despreciado y agraviado. Su discurso fue violento y enfadado porque no sabe manejar la ira y sintió el desprecio de un sector. Además tuvo serias discusiones con su esposa, Melania.

6. Trump tiene miedo a ser envenenado

La llegada de Trump a la Casa Blanca no sólo sorprendió a la familia del magnate sino que desató una paranoia general. Por eso Donald Trump decidió no comer lo que se preparaba en la mansión. Y aunque se sabe que sus gustos culinarios son limitados, en sus primeros meses al frente de la presidencia se dedicó a tomar coca-cola y a comer McDonalds. Sigue con sus gustos "sencillos", que luego confesaría mantiene por miedo a ser envenenado.

7. ¿Traiciones en la familia Trump?

Bannon le habría dicho al autor de Fuego y Furia que Trump Jr. era un traidor por haber sostenido reuniones con los rusos en la torre Trump. "Él y los cargos más altos de la campaña electoral se reunieron dentro de la Torre Trump. Todo se trata de lavado de dinero", explicó Bannon. Otros funcionarios hablaron de las diferencias en el entorno presidencial, de cómo la familia está absolutamente divida y cómo algunos (Ivanka y su esposo, Jared) sí quieren más poder.