Publicidad
3 Sep 2020 - 2:31 p. m.

Álex Saab dice estar siendo torturado y Estados Unidos le desmiente

El empresario colombiano, señalado por las autoridades estadounidenses de ser el testaferro de Nicolás Maduro, denunció a través de una carta que estaba siendo presionado por agentes de Washington para firmar su extradición voluntaria al país norteamericano.
Álex Saab fue capturado el pasado 12 de junio en Cabo Verde.
Álex Saab fue capturado el pasado 12 de junio en Cabo Verde.
Foto: Canal Detencao - Archivo particular

Esta semana, la defensa del empresario colombiano Álex Saab, cercano al gobierno de Nicolás Maduro, quien se encuentra detenido en la isla de Cabo Verde, denunció a través de una carta que funcionarios pagados por el gobierno de Estados Unidos le estarían torturando para forzarlo a firmar voluntariamente su extradición al país norteamericano.

“Estados Unidos tiene a cuatro empleados nativos de Cabo Verde, que constantemente entran en su celda por la noche con capuchas y le muelen a golpes”. “El propósito de estos delincuentes”, sostiene la defensa de Saab en su misiva, “es que firme la extradición voluntaria a EEUU y haga declaraciones falsas contra el presidente Maduro y su familia”, dicen apartes de la comunicación, publicada este miércoles por el diario El Mundo de España.

A principios de agosto, un tribunal de Cabo Verde, donde el empresario fue arrestado durante una escala técnica de su avión el 12 de junio, autorizó la extradición de Saab a Estados Unidos. Pero sus abogados recurrieron el fallo.

Aunque no dan ni fecha ni destinatario de la comunicación, el diario español reproduce otros apartes de la misiva:

“Ni con sangre”, dice Saab, está dispuesto a “firmar esas mentiras y calumnias contra un presidente que lucha por salvar a su pueblo en medio de un bloqueo inhumano”.

Asimismo, el empresario exige su “liberación inmediata”, declarándose “diplomático desde abril de 2018 como enviado especial de Venezuela para Rusia e Irán con inviolabilidad e inmunidad diplomáticas”.

Frente a esta denuncia del empresario barranquillero, este jueves el Departamento de Estado de Estados Unidos aseguró que estas denuncias por parte de Saab y de su equipo legal son “demostrablemente falsas”, según fuentes consultadas por el diario madrileño.

Para la diplomacia estadounidense, esas acusaciones son solo un intento de presionar al sistema judicial de Cabo Verde para que los trámites de extradición de Saab a Estados Unidos no salgan adelante.

“Está bien documentado que tanto Saab como el régimen de Maduro han lanzado una agresiva campaña de mentiras y desinformación en un intento de influir en el proceso legal de Cabo Verde y la opinión pública internacional”, afirma el Departamento de Estado, que tiene “fe y confianza” en que el sistema legal de Cabo Verde, al que califica de “modelo en la región por su adhesión al Estado de Derecho”, no se dejará influir.

Washington acusa a Saab de gestionar una vasta red que ha permitido a Maduro y su gobierno desviar la ayuda alimentaria a Venezuela en beneficio propio.

De acuerdo con investigaciones de medios independientes y de la oposición venezolana, Saab se habría lucrado con millones de dólares por la compra de alimentos de mala calidad que luego vendía con enorme margen de ganancia al Gobierno de Nicolás Maduro, para ser distribuidos, como productos subvencionados, a ciudadanos de bajos recursos.

Concretamente, y según la acusación de las autoridades estadounidenses, el empresario de 48 años y su socio Álvaro Pulido habrían lavado dinero a través de un esquema de sobornos, en el cual habrían transferido 350 millones de dólares fuera de Venezuela a cuentas en el extranjero que ellos poseían o controlaban.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.