Publicidad
17 Nov 2021 - 8:30 p. m.

Así usa Maduro las instituciones para mantener el poder

El informe La salud de la democracia en Venezuela: elecciones del 21N y su impacto en la frontera da pistas sobre el panorama político y electoral que vive el vecino país ad portas de las elecciones regionales del domingo. Sin esperar algo distinto a la victoria del oficialismo, el documento revela cuáles son las condiciones institucionales con las cuales el régimen de Maduro pretende asegurar el control de las gobernaciones y las alcaldías.
A la espera de una jornada electoral en la que probablemente la victoria será del oficialismo, se espera que el abstencionismo sea menor al 69 %, teniendo en cuenta la población vacunada, aunque el clima político que vive el país no asegura una mayor participación.
A la espera de una jornada electoral en la que probablemente la victoria será del oficialismo, se espera que el abstencionismo sea menor al 69 %, teniendo en cuenta la población vacunada, aunque el clima político que vive el país no asegura una mayor participación.

Venezuela está a días de llevar a cabo las elecciones con las que se elegirán 3.082 cargos de elección popular, entre los que hay 23 gobernaciones, 335 alcaldías y 2.724 cargos para las asambleas legislativas y los concejos municipales, con 38 partidos con tarjeta electoral. El informe La salud de la democracia en Venezuela: elecciones del 21N y su impacto en la frontera, de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares) y National Endowment for Democracy, resalta los principales aspectos que despiertan preocupación, en medio de unos comicios en los que la oposición está dividida y la victoria del oficialismo parece ser el resultado más probable. En medio de ello, el ventajismo institucional, la presencia de la comunidad internacional y las miradas de sospecha en torno a ello, así como la apertura de la frontera entre Venezuela y Colombia, son algunos temas centrales en estas nuevas elecciones.

Como un ejemplo de autoritarismo competitivo, entendido como un régimen en el que las instituciones democráticas formales son utilizadas por quienes ostentan el poder para llegar y mantenerse en el gobierno, teniendo una ventaja en la competencia política y electoral, impidiendo que se lleven a cabo unas elecciones legítimas, en las que la oposición no tiene forma de ganar, Venezuela ha sido escenario de maniobras políticas que han ayudado a la concentración del poder, “debilitando y cooptando la dimensión liberal de la democracia”, afirma el informe de Pares.

Síguenos en Google Noticias