1 Feb 2020 - 12:43 a. m.

Biden gana las primarias demócratas de Carolina del Sur y luce fuerte antes del ‘supermartes’

El exvicepresidente de Estados Unidos Joe Biden ganó este sábado las primarias de Carolina del Sur, una victoria crucial para el aspirante a desalojar a Donald Trump de la Casa Blanca en noviembre.

* Redacción AFP

El ex vicepresidente demócrata presidencial Joe Biden se dirige a una multitud durante un evento de campaña en la Universidad de Wofford, Carolina del Sur.  / AFP
El ex vicepresidente demócrata presidencial Joe Biden se dirige a una multitud durante un evento de campaña en la Universidad de Wofford, Carolina del Sur. / AFP

Carolina del Sur elegía este sábado a su candidato demócrata para las presidenciales de noviembre, una primaria crucial para el exvicepresidente Joe Biden, que contaba con el apoyo de los afroestadounidenses para revitalizar su campaña y frenar al hasta ahora líder y favorito Bernie Sanders. La interna demócrata en este estado del sureste fue la cuarta en la contienda para elegir al rival del presidente republicano Donald Trump antes del supermartes del 3 de marzo, cuando votan 14 estados y se elige más de un tercio de los delegados a la convención partidaria de julio que decidirá la nominación. Según los primeros resultados a boca de urna, el candidato Biden arrasó en números y llega fuerte para afrontar la dura contienda de esta semana.

Tras decepcionantes resultados en Iowa, New Hampshire y Nevada, Biden apostaba por ganar en este estado que ha sido históricamente su bastión político y donde la minoría negra compone un 60% del electorado demócrata.

"Hoy Carolina del Sur tiene la oportunidad de poner a nuestra nación en un nuevo camino", tuiteó el exvicepresidente de Barack Obama, primer mandatario negro del país.

Biden, segundo en intención de voto a nivel nacional, lleva por lejos la delantera en Carolina del Sur. Le siguen Sanders, una quincena de puntos más abajo, y el multimillonario y activista medioambiental Tom Steyer, firme en el tercer lugar aunque es casi desconocido en el resto del país.

Steyer alcanzó gran popularidad con una inversión de más de 23 millones de dólares en publicidad y promesas de reparaciones a descendientes de esclavos. "Espero sorprender con un buen resultado aquí", dijo Steyer en CNN.

En un centro de votación en Columbia, la capital estatal, las opiniones estaban divididas. Para Samantha Rogers, Biden, un moderado de 77 años, es el único que puede enfrentarse a Trump. "Tiene más experiencia, él está con todos, no solo con las personas de color", dijo esta jubilada de 67 años, comparando su "elocuencia" con la de Obama. Pero Sanders es el claro favorito en la carrera. El senador de 78 años, que se presenta como un "socialista democrático", suma ya 45 delegados. En comparación, Biden tiene 15 delegados.

El ascenso de Sanders preocupa a algunos moderados, que temen que sus ideas radicales le hagan perder el centro. Pero Donna Boyd, una empresaria de 51 años que acababa de votar por Sanders, no lo cree. "Yo creo de hecho que es el único que puede ganarle a Trump", dijo.

"Bernie energiza a la gente. Nos habla a todos y es incluyente. El problema será conseguir la nominación porque el partido Demócrata no lo quiere", añadió.

Unos 700 "superdelegados", legisladores y figuras notables del partido votarían en una segunda ronda en la convención partidaria si Sanders o cualquier otro candidato no alcanzara el apoyo de la mayoría absoluta (1.991) de los delegados requerido para obtener la nominación presidencial.

Trump, que sigue de cerca las primarias demócratas, no está ajeno al debate. En un acto el viernes en Carolina del Sur, dijo que la carrera "se redujo a dos candidatos: el loco Bernie y el somnoliento Joe", y que era hora de que el multimillonario Michael Bloomberg, tercero en los sondeos en todo el país, se fuera "a su casa".

Sanders calificó al presidente de "patético" por estar en campaña, en lugar de atender la crisis de salud pública por el nuevo coronavirus. El partido Republicano de Carolina del Sur canceló este año las primarias presidenciales endosando el apoyo a Trump, quien ganó en ese estado en 2016. Le puede interesar: La obsesión de Donald Trump con los Biden 

Otros demócratas siguen en liza. El exalcalde de South Bend (Indiana) Pete Buttigieg, un moderado de 38 años, ya cuenta con 26 delegados luego de ganar en Iowa y quedar segundo en New Hampshire y tercero en Nevada. Pero con poco apoyo entre las minorías, debe demostrar en Carolina del Sur que tiene lo necesario para que su campaña siga viva.

En una entrevista a MSNBC el sábado, Buttigieg dijo que hará "todo lo posible para asegurarse de que (Sanders) sea presidente si llega a ser el nominado", pero advirtió que eso será "más difícil de vender que alguien que esté más enfocado en unir a la gente".

Las senadoras Elizabeth Warren, una progresista de 70 años, otrora favorita y ahora opacada por Sanders, y Amy Klobuchar, una centrista de 59, también se pondrán a prueba el sábado.

Bloomberg, de 78 años, acusado de "comprar" votos tras gastar 500 millones de dólares de su fortuna personal en la campaña, recién se medirá en las urnas el supermartes. Tanto el exalcalde de Nueva York como Steyer no tienen aún delegados.

Síguenos en Google Noticias