Publicidad
28 Oct 2021 - 1:47 p. m.

¿Por qué la reunión con el papa Francisco es tan importante para Biden?

El presidente estadounidense, Joe Biden, y el papa Francisco se reunirán en Roma. El encuentro tendrá mucho impacto en las relaciones del demócrata con los obispos en su país.
El presidente estadounidense, Joe Biden, visitará al papa Francisco en Roma.
El presidente estadounidense, Joe Biden, visitará al papa Francisco en Roma.
Foto: AFP - Agencia AFP

El presidente estadounidense, Joe Biden, ha sostenido encuentros con las cabezas del Vaticano desde que era senador por el estado de Delaware. A Juan Pablo II lo conoció en 1980, cuando el Papa, ahora santo, se encontró con el expresidente Ronald Reagan para fortalecer las relaciones entre Washington y la Iglesia Católica. Con él, Biden tuvo una conversación de 45 minutos en los que el Juan Pablo II no se dejó desconcentrar ni un segundo por las constantes interrupciones de los otros asistentes a la reunión, pues estaba muy interesado en hablar con Biden.

Ya como vicepresidente, Biden conoció a Benedicto XVI en el Vaticano. El líder demócrata dijo que había sido como “ir a una clase de teología”, pues el Papa mantuvo una larga charla sobre el papel de los políticos y los gobiernos en la imposición de las creencias religiosas en los ciudadanos. Sin embargo, es con Francisco con quien el ahora presidente estadounidense ha tenido la relación más profunda.

Biden y el papa Francisco se conocieron en Roma en 2014, cuando el entonces vicepresidente de Barack Obama visitó el Vaticano. Luego se volvieron a encontrar en Estados Unidos, cuando Francisco participó del Encuentro Mundial de las Familias. Ambos líderes se volvieron a ver en 2016, en el marco de una conferencia sobre el cáncer.

📄 Le recomendamos: ¿Cómo funcionará el paso en la frontera colombo venezolana?

Para Biden, la relación con este Papa ha sido importante en su vida personal. Fue Francisco quien consoló a la familia del presidente tras la muerte de su hijo, Beau, en 2015. Y Biden se siente orgulloso de su amistad con Francisco. Es por eso que tiene una foto con él colgada en la Oficina Oval, y fue a una de las primeras personas que llamó tras su ascenso al poder.

“Deseo que cada padre, hermano, hermana, madre, padre en duelo, tenga el beneficio de sus palabras, sus oraciones, su presencia. Nos brindó más consuelo de lo que él mismo, creo, entenderá”, dijo Biden en un discurso.

Este viernes, Biden se volverá a encontrar con Francisco, de nuevo en Roma. Pero el encuentro, que se da como antesala a la reunión del G20 en Italia y a la cumbre climática de Glasgow, ya no solo tendrá una trascendencia personal para el líder demócrata, sino que será esencial para su futuro político en el exterior, pero especialmente al interior de su país.

En la reunión, Biden y Francisco tratarán temas de política exterior que comparten en su agenda: la lucha contra el cambio climático, las soluciones para la migración y el aumento del nacionalismo y el populismo en el mundo, donde el apoyo del Papa será importante para el presidente estadounidense.

Biden también querrá recibir su respaldo a su plan para aumentar los impuestos a los más ricos. Pero también el presidente podría recibir críticas por no hacer suficiente para la distribución de vacunas contra el Covid-19 a los países pobres y por la caótica salida de Afganistán.

👀 Le recomendamos: Impuesto a multimillonarios enfrenta obstáculos en el Congreso de EE. UU.

Y aunque la reunión tendrá mucha resonancia en el mundo, considerando los temas que hay en la mesa, será en Estados Unidos donde tengan más impacto. Para el reverendo Gerald P. Fogarty, experto en estudios religiosos y profesor de la Universidad de Virginia, la Iglesia Católica nunca ha estado tan dividida en el país como lo está ahora.

Las elecciones de 2020 provocaron una pelea entre los miembros de la Iglesia Católica en Estados Unidos por las posturas de Biden sobre el aborto. Luego de que resultara victorioso en los comicios, un grupo de obispos estadounidenses pidió que no le concediera la Comunión al presidente electo, aún cuando este ha sido el mandatario con más interés en mostrar sus posturas religiosas en público: criado por monjas en escuelas católicas, Biden rara vez se pierde una misa dominical en Washington DC.

“Hay una relación fundamentalmente fracturada entre el Vaticano y los obispos de Estados Unidos. Y Joe Biden está en el medio”, señaló Massimo Faggioli, profesor de teología en la Universidad de Villanova, a The Washington Post.

Los funcionarios de la Iglesia Católica en Estados Unidos aún están inconformes con las posturas del mandatario. Incluso, algunos han planteado abiertamente la posibilidad de excomulgar al presidente, aunque esto es poco probable.

👀 Vea también: La generala clave para Colombia, que dirigirá el Comando Sur de EE. UU.

Los obispos estadounidenses votarán en noviembre un documento sobre el significado de la Eucaristía en Estados Unidos, pero en el borrador no se hará mención a Biden o al papel de las figuras públicas como él en la religión. Se espera que el encuentro con Francisco ayude a limar las asperezas entre Biden y los obispos estadounidenses, y que con la reunión la relación entre estos salga fortalecida.

“Hay muchas áreas en las que los obispos y la administración Biden están en la misma página y podrían trabajar juntos. Sería una tragedia para la Iglesia, la administración y Estados Unidos si el desacuerdo en algunos tópicos les imposibilitara trabajar juntos en otros”, comentó el padre Thomas Reese, columnista del progresista National Catholic Reporter y veterano comentarista de la Iglesia.

👀🌎📄 ¿Ya estás enterado de las últimas noticias en el mundo? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.