26 Jul 2021 - 11:19 p. m.

Canadá intenta pasar página con su primera jefa de Estado indígena

Mary Simon hizo historia al convertirse en la primera persona aborigen que asume el cargo de gobernadora general de Canadá, la jefatura del Estado, en un momento en que el país se enfrenta a las atrocidades cometidas contra las comunidades indígenas canadienses.

Agencia EFE

Agencia EFE

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, calificó la toma de posesión como un hecho histórico y confió en que la nueva gobernadora general ayude a tender puentes entre los canadienses.

Simon, de 73 años de edad y destacada líder de los inuit (los habitantes del Ártico), juró como gobernadora general en una ceremonia en Ottawa, pero su designación ha abierto otras heridas en la sociedad canadiense.

Le puede interesar: El escándalo de las tumbas indígenas en Canadá

Antes incluso de que Simon se convirtiera en la trigésima gobernadora general, la Oficina del Comisionado de las Lenguas Oficiales de Canadá, que se encarga de proteger los derechos lingüísticos de los canadienses, se vio obligada a abrir una investigación sobre su nombramiento tras recibir centenares de quejas de francófonos del país.

Simon, que nació en la localidad de Kangiqsualujjuaq, una comunidad inuk (uno de los grupos inuit) en el norte de la provincia francófona de Quebec, no habla francés, una de las dos lenguas oficiales del país.

Pocas horas después de que Trudeau anunciara el pasado 6 de julio el nombramiento de esta líder como representante de la reina Isabel de Inglaterra, la monarca de Canadá, destacados miembros de la comunidad francófona del país expresaron su consternación.

Patrick Lagacé, columnista de “La Presse”, uno de los principales periódicos de Quebec, consideró que para los francófonos de Canadá, el nombramiento de Simon “es un paso atrás; un retiro, simbólico, sí, pero un símbolo que confirma la realidad”.

”El francés siempre ha estado subordinado al inglés en este país y todavía es así en 2021″, advirtió Lagacé quien añadió que eso no cambiará hasta que la gobernadora general de Canadá sea una inuk que hablé el lenguaje de los inuit y francés.

Precisamente Simon, que leyó parte de su discurso de aceptación en francés, así como en inglés e inuktitut, una de las lenguas de los inuit, rompió hoy el protocolo brevemente tras tener problemas para leer parte del texto en francés, lo que la obligó a reconocer su falta de conocimiento de la lengua madre de alrededor de 7,2 millones de canadienses.

Tras el traspiés, Simon se comprometió a aprender el francés.”Mi lengua materna, el inuktitut, es el idioma que define a los inuit como pueblo. Y esta es la base misma de nuestra supervivencia. Mi segundo idioma, el inglés, me abrió las puertas al resto del mundo. Prometo aprender el otro idioma oficial de Canadá, el francés”, explicó Simon.Lagacé ya había anticipado la promesa de Simon hace tres semanas.

Le puede interesar: Derriban estatuas en Canadá, en medio de escándalo de tumbas indígenas

El columnista aceptó la explicación que la ahora gobernadora general dio cuando se conoció su nombramiento: el sistema escolar del país, que tanto han sufrido los indígenas canadienses, le impidió aprender francés.

”Pero han pasado décadas entre el final de su educación y su nombramiento como gobernadora general en las que no creyó que fuera útil, o necesario, aprender francés”, recriminó, sin embargo, el columnista.Y mientras los francófonos han expresado su consternación por el nombramiento de Simon, entre muchos indígenas del país, el sentimiento es el opuesto.

Trudeau ha elegido a una persona indígena como gobernadora general como gesto de acercamiento en un momento en el que el país está reviviendo el horror de las residencias escolares, los internados gubernamentales para indígenas diseñados para erradicar las culturas aborígenes.

Aunque Trudeau no mencionó los centenares de tumbas sin identificar que están apareciendo en las residencias escolares, algo que sí hizo Simon, en sus palabras estaban presentes los macabros hallazgos.

”Estoy inspirado por la naturaleza histórica de este momento, a medida que nuestro país sigue aceptando las difíciles realidades de nuestro pasado colectivo”, afirmó el primer ministro canadiense.

”Sé que como la primera indígena gobernadora general se dedicará a ayudarnos a confrontar juntos estas difíciles verdades, caminar juntos el camino de la reconciliación y construir puentes entre aquellos que consideran este país su hogar”, añadió Trudeau.

Le puede interesar: Tumbas indígenas, una eterna herida abierta en Canadá

Hoy, la ceremonia de toma de posesión en el Senado de Canadá estuvo marcada por las culturas indígenas.

Antes de que el acto iniciase, Claudette Commanda, una indígena algonquina, bendijo el Senado; posteriormente, la cantante inuk Elisapie Isaac interpretó la canción “Arnaq”, que en inuktitut significa “mujer”.

Después de que Simon jurara al cargo, la cantante de habla francesa Adriana Turenne interpretó “En plein coeur mai”, que narra la lucha de los métis (el tercer grupo étnico originario de Canadá junto con las primeras naciones y los inuit) y los francófonos en el oeste del país.

Comparte: