4 Nov 2018 - 11:00 p. m.

Comienza el juicio del "Chapo" Guzmán, el capo más escurridizo de todos

El capo del narcotrafico mexicano Joaquín "el Chapo" Guzmán se enfrentará a la justicia estadounidense a partir de este lunes. Uno de los mas escurridizos responsables del trafico de drogas, por fin, al banquillo.

- Redacción Internacional

Joaquín "El Chapo" Guzmán cuando fue detenido y extraditado a Estados Unidos.  / AFP
Joaquín "El Chapo" Guzmán cuando fue detenido y extraditado a Estados Unidos. / AFP

Uno de los narcotraficantes más famosos del mundo, acusado de traficar más de 155 toneladas de cocaína a Estados Unidos, además de múltiples toneladas de heroína, metanfetaminas y marihuana a lo largo de 25 años, se sienta a partir de este lunes en el banquillo de los acusados.

Tenerlo ahí fue una tarea casi imposible. Joaquín el "Chapo" Guzmán se hizo célebre por ser el capo más escurridizo de todos. Se escapó varias veces de prisión en espectaculares fugas hasta enero de 2017, cuando después de haber sido capturado, el gobierno decidió enviarlo a Estados Unidos, donde enfrenta 11 cargos por narcotráfico. Está encerrado en la prisión de alta seguridad de Metropolitan Correctional Center, en Nueva York.

Ver más: El largo historial criminal del "Chapo" Guzmán

El despliegue de seguridad es grande, pues las autoridades temen que use sicarios para secuestrar y asesinar a quienes se atrevan a hablar en su contra. Sus abogados rechazan que su cliente represente una amenaza para testigos o jurado debido a las extremas medidas de seguridad con las que se le mantiene, en una celda en aislamiento, lo que según uno de ellos, Eduardo Balarezo, hace imposible que pueda tener contacto con sus socios del narcotráfico.

La prisión más segura de EE. UU.

Guzmán, de 61 años, está en el ala más segura del Metropolitan Correctional Center en Manhattan, una de las prisiones más seguras del país, donde es mantenido 23 horas en una celda de 18 metros cuadrados en la que nunca se apaga la luz, con una pequeña ventana opaca que no le permite ver el exterior.

Tampoco tiene contacto con otros presos, ni con su esposa, y no sale al patio debido a su historial tras haberse fugado en dos ocasiones de cárceles de máxima seguridad en México, la última de ellas a través de un túnel al que accedió desde su celda.

Ver más: Cronología de la vida criminal del "Chapo" Guzmán

Sólo se le permite una hora para ejercitarse y una llamada mensual de 15 minutos a su madre y hermana que es escuchada por las autoridades. También cuenta con una Biblia y un diccionario de inglés a español.

A sus abogados tampoco se les permite tener contacto físico con su cliente, lo que alegan ha sido un obstáculo para preparar su defensa, y ni siquiera a sus hijas de siete años que le han visitado, ya que todo ocurre en una habitación con una pared de vidrio, desde la cual Guzmán sólo puede mantener una conversación.

Sus traslados a la corte federal de Brooklyn, donde se lleva el proceso en su contra para audiencias previas al juicio, han sido un dolor de cabeza para los neoyorquinos que utilizan el puente de Brooklyn, cerca de la cárcel donde "El Chapo" espera su juicio, ya que se cierra mientras dura el recorrido del convoy de coches y policías fuertemente armados, lo que genera problemas en el tráfico.

Además, la comitiva del traslado siempre es vigilada desde un helicóptero policial. Esas medidas se repetirán ahora dos veces al día, y en horas punta, mientras dure el juicio, que podría extenderse hasta 3 o 4 meses.

Cadena perpetua

"El Chapo" fue extraditado a Nueva York para hacer frente a cargos por narcotráfico como jefe del Cártel de Sinaloa, el mayor exportador de drogas a EE.UU., según la Agencia Antidrogas (DEA), aunque también le reclamaban los estados de Texas, California, Arizona, Illinois y Florida, y aún tiene imputaciones pendientes en México.

Será un juicio histórico, uno de los más mediáticos, tal vez el más esperado por el Gobierno de EE. UU. en mucho tiempo, la prensa y el público, ya que el interés por la vida de este mexicano, de baja estatura, -de ahí su alias-, cabello muy oscuro y que a simple vista parece inofensivo, sobrepasa las fronteras de su país, y ha llegado hasta a series para la televisión a nivel internacional.

La abogada de origen argentino, Andrea Goldbarg, estará al frente del grupo de fiscales de EE.UU. que presentará las pruebas o evidencias con las que buscarán condenar al mexicano, quien se enfrenta a cadena perpetua.

Ver más: Kate del Castillo y el "Chapo"

Todos los cargos se relacionan con la distribución de droga, lo que incluye blanqueo de dinero y porte de armas, desde el imperio que se alega construyó como líder del Cártel de Sinaloa, y que según ha señalado la DEA, sigue siendo una de las mayores amenazas para EE.UU.

En este proceso, en el que se espera que su joven esposa Emma Coronel, con quien tiene hijas gemelas de 7 años, se sitúe en primera fila como ha ocurrido durante las audiencias previas al juicio, la defensa la encabezarán el conocido abogado neoyorquino Jeffrey Lichtman y Eduarzo Balarezo, nacido en Ecuador.

El Cártel de Sinaloa, que se alega dirigió durante dos décadas y que controla el tráfico de drogas en varias regiones de México, en particular en la costa del Pacífico, es el de mayor expansión internacional, en comparación con otros cárteles mexicanos.

Ver más: ¿Por qué eran amigos Kate del Castillo y el "Chapo" Guzmán?

Mantiene centros de distribución en varias ciudades de EE.UU y la droga llega a través de puntos a lo largo de la frontera de México con California, Arizona, Nuevo México y el oeste de Texas.

La DEA identifica como sus líderes, además de a Guzmán Loera, a Ismael Zambada García y Rafael Caro Qintero, aún fugitivos, y Dámaso López Núñez, extraditado este año a EE.UU.

Con información de EFE y AFP

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.