27 Sep 2022 - 9:15 p. m.

Cuba aprueba matrimonio entre parejas del mismo sexo con amplia votación a favor

De esta manera, Cuba abre un nuevo capítulo para superar un pasado cargado de homofobia.
Un automóvil pasa frente a una valla parte de la campaña por el Sí, en el referendo popular del nuevo Código de las Familias en La Habana (Cuba).
Un automóvil pasa frente a una valla parte de la campaña por el Sí, en el referendo popular del nuevo Código de las Familias en La Habana (Cuba).
Foto: EFE - JAGADEESH NV

Cuba le dijo sí al matrimonio y la adopción de parejas del mismo sexo. Los y las ciudadanas se votaron en un referéndum convocado por el gobierno del presidente Miguel Díaz-Canel y el 67% (alrededor de 3,9 millones de personas) estuvo a favor de un nuevo Código de las Familias, de acuerdo con los datos que el Consejo Electoral Nacional hizo públicos el lunes 26 de septiembre.

Mientras que el código anterior, vigente desde 1975, definía el matrimonio como “la unión voluntariamente concertada de un hombre y una mujer”, el nuevo lo define como una “unión voluntariamente concertada de dos personas con aptitud legal para ello, con el fin de hacer vida en común, sobre la base del afecto, el amor y el respeto mutuos”.

Recomendamos: Novia de Mbappé: no dejó de ser hetero el jugador del PSG por estar con Inés Rau

Se trata de un primer paso de reconciliación de Cuba con su propia historia. El régimen de Fidel Castro consideraba la homosexualidad como un vicio del capitalismo, por eso la revolución cubana, durante los años 60, condenó a los homosexuales a campos de concentración.

“No podemos llegar a creer que un homosexual pudiera reunir las condiciones y los requisitos de conducta que nos permitirían considerarlo un verdadero revolucionario, un verdadero militante comunista”, afirmó Fidel Castro en 1965.

La votación sucedió en medio de una crisis de gobierno que ha resultado en una amplia emigración de cubanos. La abstención del 26% (la más lata en un referendo en Cuba) y el 32,1% (casi 1,9 millones) de votos en contra se lee, en parte, como una expresión de rechazo al gobierno, aunque buena parte de la oposición provino también de iglesias cristianas y católicas.

Sin embargo, el consenso es que es una buena noticia y un triunfo del movimiento LGBTIQ+ que, por años, ha exigido leyes más garantistas en la isla. El presidente Miguel Díaz-Canel estuvo de acuerdo con esto y afirmó que Cuba es hoy “una mejor nación, más completa, más democrática y más justa”.

Recomendamos: La mexicana que participó en el primer protocolo de voto trans en América Latina

El mismo día en que se hizo público el resultado, parejas de gais y lesbianas anunciaron que buscarían casarse cuanto antes.

De este modo, Cuba es el noveno país latinoamericano en legalizar el matrimonio igualitario luego de Argentina, Chile, Uruguay, Brasil, Colombia, Ecuador, Costa Rica y México.

Asimismo, Cuba es el octavo país latinoamericano en permitir la adopción homoparental. El referéndum también legalizó la ‘gestación solidaria’, la cual permite que personas solteras o “unidas por vínculos familiares o afectivamente cercanos” puedan tener hijos que se gesten en el vientre de una tercera mujer. Eso sí, la ley es enfática en que no puede haber remuneración por este acuerdo. Es decir, se prohíben los denominados ‘vientres de alquiler’.

El nuevo código también contempla las “familias multiparentales” lo cual da a los padrastros o madrastras la posibilidad de ser reconocidos como tutores. Además, se añade el concepto de ‘responsabilidad parental’, que reconoce a niños y adolescentes como sujetos de derechos y a sus padres o tutores como sujetos de deberes. A esto se suma otro concepto: ‘autonomía progresiva’, que permite los menores de edad ser escuchados en tribunales y ser tenidos en cuenta en procesos legales en la medida que se hacen mayores.

El Código de las Familias, además, acaba con el matrimonio infantil que antes estaba permitido si los padres de “la hembra” estaban de acuerdo y ella tenía no menos de 14 años y el hombre 16. Ahora, el matrimonio solo será legal una vez se alcance la mayoría de edad de 18 años. De acuerdo con la UNICEF, el matrimonio infantil “amenaza las vidas, el bienestar y el futuro de las niñas de todo el mundo”.

El referéndum ocurre poco después de la aprobación sin consulta previa del Código Penal que sanciona el disenso político. La oposición criticó que el gobierno emitió propaganda oficial a favor del sí y no abrió espacios de debate para la oposición.

👀🌎📄 ¿Ya se enteró de las últimas noticias en el mundo? Le invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.