Publicidad
24 Aug 2020 - 3:47 p. m.

El escándalo que rodea a la primera dama de Brasil y desató la ira de Jair Bolsonaro

El presidente brasileño amenazó con golpear a un periodista luego de que le preguntaran sobre un caso de corrupción en el que su esposa, Michelle, y su hijo, Flavio, estarían involucrados. ¿Por qué le molesta al mandatario que se indague sobre este tema? Aquí la explicación.
Por el momento, la investigación no ha afectado al presidente brasileño o a su esposa, pero sí al senador Flavio Bolsonaro.
Por el momento, la investigación no ha afectado al presidente brasileño o a su esposa, pero sí al senador Flavio Bolsonaro.
Foto: AFP

“Las ganas que tengo son las de llenarte la boca con puñetazos”. De esa forma, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, respondió enojado a una serie de preguntas de unos reporteros de su país sobre un caso de corrupción que involucraría a la familia del mandatario brasileño, específicamente a su esposa Michelle Bolsonaro.

Si bien las noticias del coronavirus han ocupado los titulares de prensa y de los noticieros en Brasil, en los últimos días una serie de revelaciones sobre este escándalo, publicadas por diferentes medios, han dirigido la atención pública hacia el palacio de Planalto.

Según las denuncias, publicadas por la revista Crusoe y luego confirmadas por el diario Folha de Sao Paulo, un expolicía, Fabricio Queiroz, antiguo conocido de la familia Bolsonaro, habría hecho entre 2011 y 2016 una veintena de depósitos en una cuenta bancaria de Michelle Bolsonaro por un total de 89.000 reales (unos 15.892,8 dólares).

El problema que rodea estos depósitos tiene que ver con una causa judicial sobre Queiroz, quien se encuentra detenido en el marco de una investigación contra uno de los hijos del jefe de Estado, el senador Flavio Bolsonaro. El legislador es acusado de desvíos de recursos públicos cuando ejercía su mandato como diputado regional por el estado de Río de Janeiro (2003-2019).

De acuerdo con los reportes periodísticos, Flavio Bolsonaro le exigía a sus asesores en la Asamblea Legislativa del Estado de Río de Janeiro que le dieran una parte de sus salarios, lo que es ilegal, y Queiroz era el responsable por recaudar las sumas y depositarlas en cuentas de la familia Bolsonaro, entre ellas la de la esposa del actual presidente brasileño.

Por el momento, la investigación no ha afectado al presidente brasileño o a su esposa, pero sí al senador Flavio Bolsonaro, quien hace diez días prestó declaración ante la Policía y rechazó todas las sospechas.

El hijo mayor del presidente reforzó esa posición en una reciente entrevista con el diario O Globo, en la que reconoció que Queiroz podría haber estado implicado en movimientos de dinero "atípicos" para lo que era su salario, pero dijo no tener nada que ver con eso.

“Él tenía sus cosas, sus rollos”, declaró el senador sobre quien fue durante años su jefe de gabinete y un amigo próximo de toda su familia.

Bolsonaro se contradice

La información sobre las consignaciones, inicialmente revelada por la revista Crusoé y confirmada por Folha de S. Paulo, puso en entredicho la versión del presidente Bolsonaro sobre este escándalo. Luego de que saliera a la luz la noticia de que la primera dama estos dineros, el mandatario dijo que Queiroz había realizado 10 depósitos de 4.000 reales para saldar una deuda con él de 40.000 reales.

Sin embargo, extractos bancarios que constan en la investigación y fueron obtenidos por la revista Crusoe prueban que los depósitos en la cuenta de Michelle Bolsonaro fueron por una suma muy superior a la reconocida por el presidente.

De hecho, según Ministerio Público de Río, durante años Queiroz habría movido casi tres millones de reales en su cuenta bancaria. De ese monto, poco más de dos millones provinieron de cientos de transferencias bancarias y depósitos en especie realizados por al menos otros 11 asesores con los que el expolicía tenía relación. De acuerdo con las investigaciones, el dinero luego pasó a Flávio Bolsonaro a través de diferentes maromas financieras.

En círculos judiciales se presume que tanto el presidente Bolsonaro como su esposa pueden ser llamados a explicar los depósitos de Queiroz, quien después de haber permanecido casi un año en paradero desconocido, fue hallado y detenido en la casa de un abogado de la familia Bolsonaro.

Síguenos en Google Noticias

Temas recomendados

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.