4 Dec 2019 - 12:39 a. m.

El Espectador le explica: la corrupción que enreda a la oposición venezolana

Dos escándalos han salpicado en la última semana al líder opositor venezolano, Juan Guaidó. El primero le costó la cabeza a quien fungía como su embajador en Colombia, Humberto Calderón Berti. Por otro lado, una investigación periodística señaló a nueve diputados opositores por gestiones a favor del empresario colombiano Carlos Lizcano, acusado de sobreprecios en importaciones de comida para Venezuela.

- Redacción Internacional con información de agencias

El presidente del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, participa en una sesión hoy en el Palacio Federal Legislativo, en Caracas.  / EFE
El presidente del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, participa en una sesión hoy en el Palacio Federal Legislativo, en Caracas. / EFE

Las cosas se han enredado para el líder político venezolano Juan Guaidó. Dos escándalos al interior de su equipo político han rematado un largo proceso en el que el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela ha perdido el poder simbólico con el que contaba hace unos meses. Uno de ellos le costó la cabeza a quien fungía como su embajador en Colombia, Humberto Calderón Berti. Sin dar mayores explicaciones, Guaidó decidió remover de su cargo al funcionario de 78 años. Lo hizo alegando “modificaciones en su política exterior”, pero el funcionario venezolano tiene otra versión de los hechos. Por otro lado, una investigación periodística publicada este domingo por el sitio web Armando.Info señaló a nueve diputados opositores -cinco de ellos integrantes de la Comisión de Contraloría del Parlamento- por gestiones a favor del empresario colombiano Carlos Lizcano, vinculado con un programa de Maduro para distribuir alimentos subsidiados.

Y es que Lizcano es identificado por el portal como "subalterno" de otros dos empresarios colombianos, Alex Saab y su socio Álvaro Pulido, sancionados el pasado 25 de julio por Estados Unidos tras acusaciones de sobreprecios en importaciones de comida para los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP). Los legisladores, según el reporte, enviaron comunicaciones a autoridades de Colombia y Estados Unidos librando de responsabilidad a Lizcano en ilícitos de Saab y Pulido. Guaidó, contra las cuerdas, anunció que los nueve congresistas se "desprenden de toda función" mientras son investigados. 

Le puede interesar: Los errores de la oposición han sido culpa de Leopoldo López: Humberto Calderón Berti

"Prostitutas y licor" 

 

El primer escándalo estalló el pasado viernes, después de que Guaidó destituyera a su embajador en Colombia, Humberto Calderón Berti. El exfuncionario acusó a representantes del opositor de manejo indebido de recursos destinados a atender a 148 militares que desertaron en febrero en apoyo al llamado gobierno interino y huyeron al Colombia. "Las autoridades colombianas me dieron la alerta y me mostraron documentos donde se hablaba de prostitutas, de licor, de cosas indebidas", relató Calderón Berti a la prensa, indicando que su relación con Guaidó se cortó hace meses.

El excanciller venezolano (1992), que se abstuvo de culpar al jefe parlamentario, no precisó los nombres de los implicados pero sí señaló a Leopoldo López, a quienes muchos consideran que es el verdadero “presidente interino” tras bambalinas, como uno de los elementos negativos al interior de la oposición y le recomendó a Guaidó que “no se deje tutelar”.

“(Le digo a Guaidó) que se sacuda, que no se deje tutelar, que ejerza su responsabilidad, porque yo creo que es vox populi que hay una persona tutelándolo y él tiene que ejercer a plenitud su responsabilidad como presidente encargado”, dijo en una entrevista al medio PanamPost.

El exembajador en Colombia le achacó a López no solo la forma en que se manejó lo ocurrido en Cúcuta, sino también otros grandes errores que ha cometido la oposición este año, como la entrega fallida de la ayuda humanitaria el pasado mes de febrero, el levantamiento militar del 30 de abril y los diálogos con el chavismo celebrados en Oslo y luego en Barbados.

Este caso, sin embargo, había sido ventilado por la prensa meses atrás. La noche del sábado, en una carta dirigida a Guaidó, el legislador Freddy Superlano renunció a la presidencia de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional para "facilitar las investigaciones".

Y este domingo los principales partidos opositores -Voluntad Popular, al que pertenece Guaidó, y Primero Justicia- excluyeron de sus comisiones legislativas a cinco diputados mencionados por Armando.Info. El resto integran otras organizaciones. También anunciaron investigaciones internas.

Vea también: Destitución de Calderón Berti evidencia las grietas en la oposición

El pasado 6 de noviembre, el diputado opositor José Guerra había denunciado "sobornos" a colegas, sin dar detalles. "No hay hueso sano, acusaciones irán y vendrán", escribió en Twitter Diosdado Cabello, presidente de la oficialista Asamblea Constituyente que en la práctica asumió las atribuciones del Parlamento de mayoría opositora.

Guaidó, "¿atacable?" 

 

Los escándalos estallan cuando Guaidó intenta reactivar las mermadas protestas contra Maduro, con convocatorias que han tenido poca respuesta. La aceptación del opositor, quien al autojuramentarse presidente frente a una multitud el pasado 23 de enero prometió deponer a Maduro este año, cae.

Su popularidad, que llegó a 63%, bajó a 42% en octubre, según la firma Datanálisis. Si no maneja correctamente las denuncias contra su entorno, su imagen podría seguir erosionándose. "Aún es temprano para evaluar el impacto (...), pero en la medida que Guaidó se debilite ante la opinión pública, es más atacable" por adversarios internos, apunta Félix Seijas, director de la encuestadora Delphos.

Vea también: Juan Guaidó destituye a Humberto Calderón Berti

"Una ventaja que ha tenido Guaidó es que no es identificado con la política tradicional y sus vicios (...). Su liderazgo podría ser amenazado si es percibido como 'más de lo mismo'", advierte Seijas.

El próximo 5 de enero finalizará su período al frente del Parlamento, desde el cual reclamó la presidencia encargada después que la cámara alegara que Maduro fue reelegido fraudulentamente en 2018. Aunque hay acuerdos para su continuidad, grupos minoritarios critican su estrategia contra el chavismo y otros están en negociaciones con Maduro.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.