Publicidad
13 Sep 2016 - 11:26 p. m.

El modelo de lucha antidrogas boliviano que no le gusta a EE.UU.

El último informe de Estados Unidos sobre lucha antinarcóticos dice que Bolivia incumplió sus compromisos contra el tráfico y producción de drogas en el último año. Lo reprueba desde 2009. ¿Por qué?

Redacción Internacional

El presidente boliviano, Evo Morales.   / EFE
El presidente boliviano, Evo Morales. / EFE
Foto: ...

Desde 2008, cuando el presidente Evo Morales echó a la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) del país, Bolivia reprueba sistemáticamente los informes anuales sobre la lucha contra las drogas.

Cada año, el Departamento de Estado de Estados Unidos publica un amplio informe dirigido al Congreso en el que se evalúa lo que están haciendo los gobiernos extranjeros para combatir el narcotráfico.

Este año, el presidente Barack Obama envió al Congreso una notificación sobre aquellos países que han incumplido el acuerdo contra el tráfico y la producción de drogas durante los últimos doce meses, y cuya situación afecta de manera significativa al país norteamericano.

Al igual que en años anteriores, en la lista negra figuran Perú, Colombia, Bolivia y Venezuela, entre otros. EE.UU. los califica de “grandes productores o de tránsito de drogas”, y de acuerdo con el informe, han “fallado manifiestamente en el cumplimiento de sus compromisos internacionales”.

Pero Evo Morales refuta el informe y dice que su modelo de lucha contra las drogas ha sido más exitoso que uno con participación de EE.UU. “No me asusta, el mundo sabe que nuestro modelo de lucha contra el narcotráfico está mejor sin la presencia norteamericana”, dijo Morales.

Los cultivos de coca en Bolivia se estabilizaron en 2015, reporta el Informe de Monitoreo de la UNODC. El Informe de Monitoreo 2014 de la UNODC reportó también disminución en los cultivos de coca por cuarto año consecutivo en Bolivia. Entonces, ¿por qué EE.UU. lo raja?

El modelo boliviano

En marzo de 2016, luego de que Naciones Unidas y la Unión Europea reconocieran los avances del modelo de lucha contra las drogas del país del Altiplano, el país explicó su modelo en Viena.

Bolivia nacionalizó la lucha contra las drogas en el año 2008 tras expulsar a la DEA luego de investigaciones que revelaron procedimientos ilegales contra los campesinos en su base especial de la zona del Chapare, Cochabamba.

Dos meses antes, en setiembre de ese año, el embajador norteamericano, Philip Goldberg, fue declarado persona no grata y obligado a dejar el país.

De acuerdo con el gobierno boliviano, la estrategia estadounidense solo busca intervenir en los países.

“Nuestro plan tiene varios principios: primero América Latina como territorio de paz, la no injerencia, la cooperación y el respeto a la soberanía”, manifestó el gobierno boliviano. “Sobre todo en América Latina esta forma de combatir las drogas ha sido motivo de intervención militar directa e indirecta solapada solo por los intereses geopolíticos de EE.UU.”, apuntó el gobierno de Morales.

Sin embargo, Insight Crime publicó un informe en el que si bien reconoce los avances de Bolivia también destaca sus debilidades: “Bolivia no es sólo un país de tránsito de drogas sino también una nación productora de coca y cocaína. Aunque el presidente Morales ha logrado reducir los cultivos de coca en los últimos tres años, cada vez va a ser más difícil controlarlos”, señala.

Entre otras cosas Insight Crime señala que Bolivia no dispone de radares ni aeronaves para controlar el tráfico aéreo. Resalta la debilidad de los cuerpos de seguridad, la porosidad de sus fronteras y la falta de control migratorio.

“Falta de una estrategia integrada para hacer frente al crimen organizado transnacional. CONALTID, bajo la dirección de Sabino Mendoza, está tratando de armar una estrategia para enfrentar el tráfico internacional de drogas. Si bien se están implementando algunas medidas, incluyendo la reactivación del Observatorio Boliviano de Drogas (OBD), una estrategia integrada de lucha contra el narcotráfico —que incluya niveles realistas de financiación— aún está en pañales”, dice Insight Crime.

Recibe alertas desde Google News