11 Oct 2021 - 11:33 p. m.

Las “chambonadas” de la oposición venezolana

Ningún gobierno colombiano ha ayudado tanto a los sectores opositores venezolanos. Pero el apoyo irrestricto de Iván Duque no parece ser correspondido: la Operación Gedeón, el caso Monómeros, entre otros, deja mucho que pensar de la oposición.

Nicolás Maduro pasará a la historia como el peor presidente de Venezuela para Colombia y los colombianos. A pesar de ser hijo de una colombiana, la cabeza del régimen venezolano fue el promotor de un discurso xenófobo contra nuestros connacionales en Venezuela, entre 2014 y 2015, a quienes responsabilizaba de la crisis económica al contrabando de extracción y aducía que el crecimiento de la violencia era el modus operandi de los paramilitares colombianos. Esos señalamientos de Maduro concluyeron en la muerte de muchos colombianos en las denominadas Operaciones para la Liberación del Pueblo (OLP), tema que aún está pendiente por investigar, y la salida “voluntaria” de más de 32.000 compatriotas en agosto de 2015, cuando dichas operaciones llegaron a la zona de frontera y dio inicio a la actual crisis de movilidad humana.

Como presidente, Maduro ha descalificado, insultado y acusado a las autoridades y los representantes del Estado colombiano. Pero antes, como canciller, destruyó toda la institucionalidad diplomática existente entre los dos países. Las comisiones y los mecanismos existentes entre los dos Estados fueron desmantelados en su paso por la Casa Amarilla, sede de la Cancillería venezolana. Hoy la relación entre Venezuela y Colombia se encuentra en su peor momento, sin relaciones diplomáticas, sin relaciones consulares, sin canales de comunicación entre Bogotá y Caracas, y reducida a la diplomacia del megáfono entre los presidentes Duque y Maduro.

Comparte: