25 Mar 2021 - 6:48 p. m.

Las claves que dejó la primera conferencia de prensa de Biden

El presidente estadounidense, Joe Biden, dio su primera conferencia de prensa luego de 65 días en el poder. Hizo énfasis en la pandemia y habló de la migración, de las elecciones de 2024 y del obstruccionismo en el Senado.
El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, responde a preguntas de los periodistas en la Casa Blanca.
El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, responde a preguntas de los periodistas en la Casa Blanca.
Foto: Agencia AFP

El presidente Joe Biden ofreció este jueves su primera conferencia de prensa tras 65 días en el poder, marcando así el período más largo de un mandatario recién posesionado sin hablar con los periodistas en un evento de este tipo. Estas fueron las claves:

Pandemia y salud

El presidente inició su rueda de prensa remarcando el cumplimiento de su objetivo de aplicar 100 millones de vacunas contra el COVID-19 antes de cumplirse sus primeros 100 días de gobierno. Con un promedio de dos millones de dosis al día, Estados Unidos ha aplicado 130 millones de inyecciones a falta de 35 días para que se cumplan los primeros 100 días de Biden en la Casa Blanca.

Algunos críticos apuntan que el presidente fijó una meta no lo suficientemente ambiciosa, pues antes de que culminara el gobierno de Donald Trump, las estadísticas indicaban que era muy posible que esta meta se superara con facilidad.

Pero, para responder a esas críticas precisamente, el presidente Biden recalculó su objetivo y ahora ha fijado como meta las 200 millones de dosis aplicadas antes de los primeros 100 días de gobierno, como indicó en la conferencia de prensa de este jueves.

Migración y frontera

Una de las mayores crisis que enfrenta Biden de momento es la del aumento de migrantes que intentan ingresar a Estados Unidos por la frontera sur. El presidente expresió que su administración no está alentando a las familias a enviar a sus hijos solos en un peligroso viaje hacia el norte, como indican sus críticos, y recalcó que no es momento de viajar al país dadas las condiciones de la pandemia. Sin embargo, dejó claro que pese a los problemas que se vienen presentando por la sobreocupación en los refugios de migrantes, no cambiará a una línea dura en materia de política migratoria como la de Donald Trump. Biden ha designado a la vicepresidenta Kamala Harris para que se enfoque en la respuesta al problema abordando las razones fundamentales que obligan a los migrantes a salir de sus países.

Le recomendamos: Inmigración en la era Biden: ¿promesa desbordada?

Política exterior

El equipo de Biden está trabajando en terminar su hoja de ruta para tratar con Corea del Norte. El presidente recalcó que Pyongyang es el principal problema en política exterior que tiene Estados Unidos y que, aunque está abierto al diálogo, no dejará de insistir en la desnuclearización de Corea del Norte. Para que se presenten conversaciones entre los dos países la condición es la desnuclearización de Pyongyang, dijo Biden.

Por otro lado, el presidente demócrata dijo que no tolerará las violaciones a los derechos humanos por parte de China, y que insistirá en que ese país cumpla con las reglas internacionales. De igual manera, apuntó que buscará que las democracias trabajen juntas para detener el avance de los gobiernos autoritarios.

Política interna

Uno de los anuncios más llamativos fue la respuesta de Biden a la pregunta sobre si tiene pensando postularse a la reelección en 2024. El presidente aseguró que esa es su expectativa y que espera que Harris continúe siendo su fórmula vicepresidencial para entonces.

Por otro lado, sugirió que el Partido Republicano, por lo menos como se conoce, dejaría de existir para las siguientes elecciones debido a la influencia de Trump en este. Biden también aprovechó la conferencia de prensa para condenar la apuesta de los republicanos por suprimir el derecho al voto en las minorías.

“Es enfermizo”, dijo el presidente citando varios ejemplos sobre la supresión de votantes en el país.

Finalmente, Biden recalcó que el obstruccionismo es una medida obsoleta y arcaica que sirve para que el Senado no cumpla con su trabajo y abogó por cambios en las reglas, pero no indicó que buscara la desaparición total de este mecanismo.

¿Qué es el ‘filibuster’ y por qué atormenta al Senado de Estados Unidos?

Recibe alertas desde Google News