30 Mar 2021 - 2:00 a. m.

“Las disidencias buscan convertir a la población en aliados”: Sebastiana Barráez

La experta en la fuente castrense de Venezuela Sebastiana Barráez habla con El Espectador para explicar qué hay detrás de los ataques del ejército venezolano contra guerrilleros de las disidencias de las Farc en la zona fronteriza.

Redacción Mundo

Internacional

La frontera entre Colombia y Venezuela, que ya atravesaba una situación dramática, se ha convertido en un paso aterrador para miles de personas que han huido de los bombardeos del ejército venezolano y las balas cruzadas de grupos guerrilleros. Sebastiana Barráez, periodista especializada en la fuente castrense, nos cuenta a partir de sus investigaciones qué es lo que está ocurriendo.

¿Qué pasa en la frontera?

Lo que está ocurriendo con las Farc del grupo de alias Ferley González es un enfrentamiento con generales venezolanos en el estado Apure. Este tiene su origen en septiembre del año pasado, cuando hubo un incidente donde murieron cuatro militares, más o menos en Tres Esquinas, cerca de La Victoria, en Apure.

¿Y por qué se da el enfrentamiento?

El gobierno venezolano no quiso hacer alusión a lo que había sucedido, pero la verdad fue que en esa oportunidad un grupo de militares al comando del jefe de la zona operativa de defensa estatal irrumpió en la zona donde estaba el campamento de alias Ferley y hubo un enfrentamiento en el que murieron los cuatro militares. El gobierno venezolano dijo que había una cantidad de irregulares fallecidos, de los cuales nunca se vieron los cadáveres. Lo que podemos recoger es que los militares querían un control, una participación en el gran negocio de esa zona y desde entonces hubo una pugna por el poder.

Después de ese enfrentamiento, ¿qué hicieron los militares venezolanos?

Estos oficiales lograron convencer al alto mando militar en Caracas que hay que quitar a ese grupo de la zona, porque a pesar de que lleva mucho tiempo funcionando, que son gente de las Farc, no responden como anteriormente sucedía. Así que decidieron atacar el campamento donde está alias Ferley. El grupo de Ferley, que tenía información del ataque y tenía el territorio minado, se retiró de la zona, pero quedaron unos hombres que respondieron e hirieron a militares venezolanos. Luego el ejército venezolano allanó un montón de casas y detuvo a mucha gente.

Le recomendamos: Apure, el epicentro de la violencia en Venezuela

¿Quiénes son los detenidos?

Hay indicios que muestran que algunos de ellos son civiles, que no son guerrilleros. Mucha gente pasó desde el mismo domingo hacia territorio colombiano y en Arauquita el alcalde les hizo un refugio, pero no está claro quiénes son los detenidos. Supe que uno de los grupos irregulares llamó a varios militares y dirigentes políticos del chavismo para tratar de minimizar el efecto. “Los militares salieron perdiendo y se están desquitando con los civiles”, me dijeron.

¿Cómo ha respondido el grupo de “Ferley”?

El gobierno se ha radicalizado con relación a este grupo de alias Ferley y esa situación no está resuelta. Algunos de los guerrilleros que han tenido relación con la gente de la zona han venido vendiendo la idea de que ellos se van a sumar con la gente del pueblo para defenderles sus propiedades contra el ejército venezolano, han ido alentando a que la gente salga a protestar. Digamos que han tratado de convertir a la población en aliados. Hasta ahora no lo han logrado, pero sí sé que incluso les han ofrecido ayudas económicas y les han ofrecido reparar las viviendas que el ejército les ha dañado.

Bueno, usted dijo que el gobierno venezolano estaría usando “de forma perversa” a sus soldados para eliminar los adversarios internos de alias “Jesús Santrich” e “Iván Márquez”. ¿Tiene el gobierno una relación con las disidencias de las Farc?

Es cierto que en Venezuela ha existido una tolerancia que muchas veces ha llegado a ser complacencia desde las Fuerzas Armadas y desde el Ejecutivo con las Farc desde hace muchos años, pero siempre existió una separación prudencial. Es decir, no es como con el Ejército de Liberación Nacional (Eln), que la relación es como de tú a tú. Con las Farc siempre se mantuvo a ciertos niveles. Es importante aclarar eso porque no sé si realmente la Fuerza Armada como institución participa de esta de manera cercana con el Décimo Frente de las Farc, tengo la impresión que no. Tengo la impresión de que son oficiales de la zona que entraron en conflicto aun cuando desde Caracas se sabía que ese campamento estaba en esa zona, porque si algo es cierto es que la Fuerza Armada tiene inventariado muy bien el lugar donde está desde hace años la guerrilla colombiana. El gobierno venezolano ha demostrado mayor simpatía con ese grupo de Santrich y Márquez. No va así con el grupo de Gentil Duarte. Por lo menos en Venezuela las simpatías que muchas veces han manifestado, incluso el propio Nicolás Maduro, han sido hacia Santrich y Márquez.

Vea también: Abusos y crímenes de Eln y disidencias en Arauca y Apure

¿Cree que entonces el ataque fue una muestra de apoyo a “Santrich”?

No podría decir que esto (el ataque) sería como apoyo a Santrich, lo que sí es claro es que los tres últimos ataques que ocurrieron en las últimas semanas, donde mataron a algunos de los de las Farc en diferentes sitios, dos en Amazonas y uno en Apure, fueron, no sé si por casualidad, contra las Farc que está enfrentada a Santrich.

¿Por qué ese enfrentamiento interno de Santrich y Márquez versus el grupo de Gentil Duarte se traslada a territorio venezolano?

Es por un antecedente que nosotros cubrimos en ese momento que fue la captura de un comandante en Elorza (Venezuela), alias Lucas, un comandante que hacía vida abiertamente en Elorza. Él incluso vivía en un sitio pegado a la Plaza Bolívar que es el centro de la ciudad, es decir él no estaba oculto en el monte, pero todo el mundo sabía que era él el comandante y la relación que había con él era muy amplia.

Lucas fue detenido, y era la primera vez en los años de revolución que una de las cabecillas que había en la zona de las Farc era arrestada. La excusa fue que varios de los subalternos de ese comandante Lucas se habían llevado unas armas de un parque de armas en una unidad militar. A Lucas lo llevaron a la cárcel de Santa Ana en el Táchira junto con 15 de los integrantes y ahí no hubo ningún combate ni nada, a él sencillamente lo llamaron y como la relación era tan estrecha pues me imagino que él nunca pensó que le iban a detener y lo detuvieron.

Luego salió un grupo de familiares de los detenidos pidiendo que lo trataran mejor, e incluso una carta que enviaron a Diosdado Cabello nosotros la publicamos en ese momento donde ellos le pedían a Diosdado intervenir por este comandante Lucas. Diosdado públicamente no respondió nada y sé que como un año después Lucas seguía detenido. Incluso le iban a llevar a una investigación en los tribunales militares del Táchira por ese robo de armas. Ahí me di cuenta, porque nos pareció muy raro que el gobierno hubiese actuado contra alguien de la guerrilla, que había un enfrentamiento interno y que desde el gobierno nacional había un sector que estaba muy claro que a quién tenían que respaldar era el sector de Santrich y Márquez y no a ningún otro sector disidente de las Farc.

Comparte: