16 Jan 2021 - 12:27 a. m.

Medios republicanos comienzan a admitir que nunca hubo un “fraude electoral”

El temor a las demandas hace que los canales que ayudaron a difundir la teoría del fraude electoral en las elecciones estadounidenses, con reportajes sesgados y sin pruebas, reconozcan que sus declaraciones fueron falsas.

American Thinker es un blog ultraconservador que tras las elecciones presidenciales ayudó a difundir teorías de conspiración sobre un supuesto “fraude electoral” en Estados Unidos.

En sus publicaciones, este portal señaló, entre otras cosas, que la familia del expresidente venezolano Hugo Chávez poseía parte de la compañía Dominion Voter Systems, encargada de proporcionar máquinas de votantes al gobierno estadounidense.

Con esta teoría buscaba sembrar dudas sobre la transparencia y funcionamiento de las máquinas durante los comicios. Este señalamiento era falso, como muchos otros, pero fue altamente replicado por los seguidores del presidente Donald Trump que querían alimentar de cualquier forma una narrativa fantasiosa sobre los motivos de la derrota del republicano.

Ahora, más de dos meses después de decantarse la victoria del presidente electo Joe Biden, American Thinker ha admitido que mintió y que no había evidencia de un “fraude electoral”. Elaboraron durante semanas historias “completamente falsas”, dijeron en un comunicado.

“Estas declaraciones son completamente falsas y no tienen base. Tanto los expertos de la industria como los funcionarios públicos han confirmado que Dominion se comportó de manera adecuada y que simplemente no hay pruebas que respalden estas afirmaciones”, señala American Thinker en un comunicado.

¿A qué se debe el cambio de opinión?

La rendición de cuentas para los difamadores que vendieron la teoría de un supuesto fraude se aproxima. Hace una semana, la compañía Dominion demandó a la abogada de Trump, Sidney Powell, por US $1,3 mil millones por participar en la campaña de desinformación y difamación del presidente. Esta demanda alarmó a quienes, al igual que Powell, difundieron mentiras, por lo que varios medios de tendencia conservadora comenzaron a modificar su discurso.

“Nuestro enfoque legal inmediato está en Sidney Powell. En el futuro, analizaremos de cerca a otros que han participado directamente en la campaña difamatoria, así como a aquellos que han proporcionado imprudentemente una plataforma para estas acusaciones desacreditadas”, señaló Dominion.

American Thinker ya había recibido una advertencia para cesar sus acusaciones por parte de Dominion, lo que habría obligado a que los editores respondieran este viernes con una declaración en la que lamentaban su comportamiento y en la que argumentaron que no cumplieron “con los estandares periodísticos”.

Esta es la misma razón por la que Fox News y Nemsmax, medios aliados de Trump, también han comenzado a rectificar sus reportajes. Smartmatic, otro de los fabricantes de máquinas de votación atacados por Trump y compañía, también presentó demandas y exigió rectificaciones a estos canales en horario estelar para “igualar la atención y la audiencia que pudieron lograr con las publicaciones difamatorias originales”.

Las rectificaciones comenzaron en diciembre. Fox News, por ejemplo, transmitió segmentos en horario estelar en los que expertos en software verificaban los hechos falsos que anteriormente habían sido transmitidos en la cadena

El temor a perder las demandas hará que estos canales reconozcan que la teoría de fraude electoral de Trump era el verdadero fraude.

Le recomendamos:

Trump presionó en una llamada a Georgia para cambiar el resultado a su favor

La gran estafa de Donald Trump

Comparte: