26 Oct 2019 - 7:38 p. m.

Misiles venezolanos que supuestamente apuntan a Bogotá no tienen ese alcance

Diosdado Cabello, hombre fuerte del chavismo, dijo el viernes que algunos de los misiles con los que cuentan las Fuerzas Armadas de Venezuela tendrían como objetivo a dos barrios de la capital colombiana. Sin embargo, las características que tienen ese tipo de proyectiles hacen imposible un ataque.

redacción internacional

Gran preocupación causaron las palabras de Diosdado Cabello, hombre fuerte del chavismo, dentro del gobierno colombiano cuando dijo durante una intervención televisada que su país tenía misiles apuntando a dos barrios de la ciudad de Bogotá.

"Están desesperaditos por ver los Pechora, porque ellos saben que los Pechora son candela pura”, dijo Cabello durante su intervención. “¿Hacia dónde es que esos bichos están apuntando directamente? Hacia el barrio La Candelaria y El Nogal. ¿Por qué? Porque ahí es donde vive la burguesía colombiana, los que han saqueado a Colombia; ahí no vive el pueblo colombiano, sino la burguesía”, agregó el presidente de la Asamblea Constituyente venezolana.

Cabello hizo referencia a los misiles Pechora, un sistema de defensa antiaérea ruso, desarrollado a mediados de los años 60 en la extinta Unión Soviética y que ha sido exportado a decenas de países en el mundo a lo largo de los años. Dentro de sus características principales se destaca su efectividad contra blancos que estén volando a baja altura.

Puede leer: Diosdado Cabello dice que misiles venezolanos apuntan a dos barrios de Bogotá

Sin embargo, suponiendo que lo que Cabello dice es verdad, lo cierto es que este tipo de misiles venezolanos no podrían llegar nunca a los barrios de Bogotá que el dirigente chavista nombró. De hecho, por sus especificaciones es poco probable que, una vez lanzados, lograrán ir más allá de algunos de los departamentos fronterizos entre Colombia y Venezuela.  

 "Los Pechora son misiles tierra-aire y tienen un alcance máximo de 30km", explica a El Espectador el profesor Victor Mijares, de la Universidad de los Andes y experto en defensa. "La amenaza desde el chavismo no viene en forma de misiles, me temo", agrega el académico venezolano.

Al revisar las especificaciones de este armamento, el punto fuerte del sistema Pechora está en el combate tierra-aire de corto alcance. Es decir, se utiliza en su gran mayoría para defenderse de amenazas aéreas a poca distancia, como aeronaves militares o misiles. Por esta razón, al tener un bajo alcance, es imposible que un misil Pechora lanzado desde Venezuela llegue a Bogotá, como lo sugirió Cabello.

Adquiridos gracias a la estrecha cooperación militar entre Venezuela y Rusia, se calcula que el gobierno de Nicolás Maduro cuenta con al menos 23 sistemas Pechora 2M, la segunda generación de este armamento. A diferencia de su antecesor, este modelo (fabricado en el año 2000) tiene un mejor alcance y puede atacar múltiples objetivos. Una de sus ventajas es que el lanzador se puede trasladar desde un camión, lo que permite tiempos de reubicación mucho más cortos.

La respuesta de Colombia

El Gobierno de Colombia, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, hizo un llamado a la comunidad internacional a que rechazara las amenazas directas de la dictadura venezolana a la población colombiana. 

"El Gobierno de Colombia solicita a la Organización de Naciones Unidas y a la Organización de Estados Americanos, que evalúen y, de ser necesario, adopten las medidas respectivas ante estas amenazas, las cuales se refieren, inclusive, al uso de misiles de fabricación rusa contra población civil en territorio colombiano", dice el comunicado emitido por Cancillería.

De hecho, este viernes, el general de brigada y jefe de los Ejercicios y Asuntos de la Coalición del Comando Sur de Estados Unidos se reunió con representantes del gobierno de Colombia para discutir las amenazas regionales, el plan de campaña y la situación de Venezuela.

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete