31 Jul 2021 - 12:10 a. m.

Pedro Castillo comenzó a gobernar Perú con el pie izquierdo

No pasaron 24 horas para que le estallara la primera tormenta al recién posesionado presidente de Perú: su gabinete es blanco de duras críticas. Especialmente el nombramiento de su jefe de gabinete, Guido Gallido, descrito como “homofóbico y machista”.

Redacción Mundo

Internacional

“No, señor presidente”. Así tituló el diario progresista La República su editorial de este viernes en el que se une a la lluvia de críticas que cayó sobre el recién posesionado Pedro Castillo, quien nombró a Guido Bellido como jefe de Gabinete; este y el nombramiento de Héctor Béjar, como canciller, despiertan todas las preocupaciones.

“La elección de Guido Bellido para ocupar la cartera de la PCM es un golpe bajo para quienes, desde posiciones progresistas, antifujimoristas y del centro político, le dieron el respaldo a Pedro Castillo en la segunda vuelta. Pesaron muchas razones, pero la principal fueron los compromisos de no ser “ni comunistas, ni terroristas” y de mantener equilibrio en el manejo de la economía, sin extremismos ni de derecha ni de izquierda”, dice el periódico La República.

Le puede interesar: Primer anuncio de Castillo: insiste en reformar la Constitución

Y le recuerda: el anuncio de colocar al congresista Bellido en una posición de tanta importancia es sin duda la ruptura del compromiso básico de mantener al país lejos de cualquier amenaza extremista. “Una persona sobre quien pesa una acusación por apología al terrorismo y que además mantiene posiciones homofóbicas, machistas y que defiende a los corruptos no puede ni debe ocupar un cargo donde se requiere diálogo y capacidad de negociación”, le dice el periódico.

Y agrega, “las investigaciones de apología del terrorismo no son palabras menores en un país que sufrió la violencia terrorista de Sendero y el MRTA. El presidente Castillo debió evaluar este factor, que en el Perú pesa tanto. Obviamente, no existe una sentencia firme contra Bellido, pero una acusación que investiga el Ministerio Público no es algo que se pueda desechar. Más si se trata del primer gabinete y, peor aún, si se pudo elegir una mejor opción, sin manchas de apología del terrorismo, ni corrupción, ni agresión sexual”.

Le puede interesar: Bicentenario de Perú, un país en constante estrés

Castillo juramentó el jueves a Guido Bellido, un ingeniero sin experiencia en cargos públicos, y al exguerrillero Héctor Béjar como encargado de la diplomacia y desató la polarización. También tomó juramento a 16 nuevos ministros más que tampoco convencen a nadie. Además, siguen vacantes dos nombramientos claves: el ministro de Finanzas -Pedro Francke renunció a asumir el cargo- y el ministro de Justicia.

Entre los nuevos ministros destaca el nuevo canciller Béjar, abogado y doctor en sociología de 85 años, fundador en 1962 el Ejército de Liberación Nacional, grupo guerrillero inspirado en la revolución cubana, que operó en la selva peruana hasta que fue derrotado militarmente un par de años después.

Detenido en 1966 y tras casi cinco años preso, Béjar fue indultado por el gobierno del general Juan Velasco Alvarado, de quien pasó a ser colaborador.

Le puede interesar: Lo que se viene para Colombia y el Perú de Pedro Castillo

Solo dos mujeres integran el gabinete. Una es la nueva vicepresidenta peruana, Dina Boluarte, como titular de Desarrollo e Inclusión Social. Para el diario El Comercio, Bellido lleva al Gobierno de Castillo “vicios antidemocráticos” por su defensa de que Cuba es una “democracia” y preside un Ejecutivo plagado de “improvisación” y que “empezó defraudando”.

El conservador diario Expreso subrayó por su parte el carácter beligerante del nombramiento de Bellido, que “busca provocar al Congreso para que no le dé el voto de confianza” y así cerrar el Parlamento y “gobernar con decretos de urgencia”. Esta tesis también ha sido ofrecida por numerosos analistas, políticos y periodistas durante toda la jornada.

¿Quiénes son Bellido y Béjar?

La figura de Bellido, un congresista de un notorio perfil izquierdista radical, machista y homófobo, muy próximo al líder del partido oficialista Perú Libre, Vladimir Cerrón, un exgobernador regional condenado por corrupción, ha sido vista de forma muy negativa por propios y extraños que ven en ella “una pésima señal”. La designación de Bellido, de orígenes campesinos como Castillo, “es un mensaje que polariza”, reaccionó el legislador de derecha radical Alejandro Cavero, en declaraciones a la radio limeña RPP.

Bellido debe comparecer antes de un mes ante el Congreso -controlado por la oposición- para pedir un voto de confianza al nuevo gabinete. Si es rechazado, Castillo deberá nombrar a otro primer ministro y reorganizar el gabinete.

Le puede interesar: ¿Cómo es la familia de Pedro Castillo?

Castillo inició su mandato de cinco años en medio de la esperanza de millares de compatriotas, pero también inquietud de buena parte de los peruanos que temen un brusco giro hacia el socialismo tras décadas de políticas liberales.

En su primer discurso anunció que enviará al Congreso un proyecto para reformar la Constitución, que privilegia el liberalismo económico y fue promulgada en 1993 por el presidente Alberto Fujimori, el encarcelado padre de su rival en el balotaje del pasado 6 de junio, Keiko Fujimori.

Le puede interesar: ¿Quién es Vladimir Cerrón, el poder detrás de Castillo?

Keiko respondió diciendo que su partido, Fuerza Popular, “será un firme muro de contención frente a su amenaza latente de una nueva Constitución comunista”.

“Insistiremos en esta propuesta, pero dentro del marco legal que la Constitución proporciona. Tendremos que conciliar posiciones con el Congreso”, indicó Castillo, cuyo partido Perú Libre tiene solo 37 de los 130 escaños. La segunda bancada es Fuerza Popular, con 24.

El anuncio de la reforma constitucional intranquilizó a los empresarios, aunque ya era una promesa de campaña del maestro rural de Cajamarca (norte). La reforma causa “más inestabilidad” y “un clima de desconfianza”, declaró el jefe de la organización de la cúpula empresarial peruana (Confiep), Óscar Caipo, a la radio RPP.

¿Puede corregir?

Las críticas llegaron también desde otros sectores, como la ONG Asociación Civil Transparencia, quien pidió al presidente corregir el nombramiento de Bellido por sus declaraciones “inaceptables” sobre Sendero Luminoso y su discurso “homofóbico y machista”.

Le puede interesar: Pedro Castillo, ¿quién es Dina Baluarte, su vicepresidenta?

“Esta decisión produce tensión en incertidumbre en un momento que demanda consensos para atender las urgencias del país y de condiciones para discutir democráticamente las propuestas del gobierno”, afirmó la organización. Sin embargo, durante la jornada, diversas fuerzas políticas de derecha y extrema derecha parlamentaria indicaron que, si bien no les gusta ni la figura de Bellido ni del resto del Ejecutivo, aguardarán aún a la presentación de sus planes de Gobierno antes de decidir si le otorgarán o no su confianza en la cámara. Otros, como el Partido Morado (liberal), que integra el expresidente Francisco Sagasti, ya exigieron que “no se dé la confianza al gabinete”.

Comparte: