11 Nov 2019 - 3:08 p. m.

¿Quién manda en Bolivia tras la renuncia de Evo Morales?

La dimisión del presidente indígena, después de tres semanas de protestas contra su reelección y tras perder el apoyo de las fuerzas armadas, dejó un vacío de poder en Bolivia, donde no se sabe quién tiene en este momento las riendas del país.

redacción internacional

El líder indígena Evo Morales aspiraba a una cuarta reelección presidencial. / AFP
El líder indígena Evo Morales aspiraba a una cuarta reelección presidencial. / AFP

La dimisión de Evo Morales, después de tres semanas de protestas contra su reelección y tras perder el apoyo de las fuerzas armadas, deja un vacío de poder en Bolivia, donde no se sabe quién tiene en este momento las riendas del país.

Al menos hasta este lunes Bolivia no tiene presidente. La Constitución establece que la sucesión recae primero en el vicepresidente, Álvaro García Linera, quien dejó el cargo al mismo tiempo que su jefe. De acuerdo con la Constitución, en la línea de sucesión seguía la presidenta del Senado, quien también renunció; el presidente de la Cámara hizo lo mismo. En menos de 24 horas dimitieron 17 autoridades bolivianas, además de ministros y congresistas, también dejó su cargo el procurador general del Estado. 

El artículo 169 de la nueva Constitución boliviana establece la misma línea de sucesión en caso de la renuncia del presidente, vicepresidente, del presidente del Senado hasta el de la Cámara baja. "En este último caso, se convocarán nuevas elecciones en el plazo máximo de noventa días", indica ese artículo.

Puede leer: ​Evo Morales renuncia a la presidencia de Bolivia

"En caso de ausencia temporal, asumirá la Presidencia del Estado quien ejerza la Vicepresidencia, por un periodo que no podrá exceder los noventa días", agrega. Expertos dicen que lo que se debe hacer ahora es "esperar primero la aceptación de la carta de renuncia del presidente" en la Asamblea Legislativa, que deberá analizarla en una sesión. Hasta el momento no se conoce una renuncia escrita de Morales ni de García Linera. 

Ante la ausencia de los titulares del Senado y de Diputados, el abogado constitucionalista Gonzalo Hidalgo, le explicó a la agencia Efe, que la Comisión Mixta de Constitución de ambas cámaras debe llamar a una reunión de emergencia y "conseguir cómo van a señalar ahora una estructura de dirección de la Asamblea Legislativa", en ausencia incluso del vicepresidente.

En el Legislativo tiene la mayoría el partido de Morales, el Movimiento al Socialismo (MAS).

El constitucionalista consideró importante que en las próximas horas pueda darse un acuerdo político porque, si bien ambas cámaras están sin presidentes, "sí hay una representación política soberana a través de los asambleístas, ellos tienen que tomar una decisión responsable, una decisión constitucional".

"Va a ser muy importante la responsabilidad que asuman los políticos en la Asamblea Legislativa hasta llegar a un consenso y dar una salida constitucional", agregó.

La legisladora opositora Jeanine Añez, segunda vicepresidenta de la Cámara de Senadores, reivindicó su derecho a asumir la presidencia de Bolivia, tras existir un vacío de poder por las renuncias de Evo Morales y otras autoridades de la cadena de sucesión constitucional.

Le puede interesar: ​Incendian la casa de una hermana de Evo Morales y de dos gobernadores en Bolivia

"Estoy en la segunda Vicepresidencia y en el orden constitucional me correspondería asumir este reto (de la presidencia) con el único objetivo de llamar a nuevas elecciones", afirmó Añez, entrevistada por la televisora privada Unitel.

Este lunes desde Cochabamba, donde se encuentra, Morales instó a los opositores Carlos Mesa, su contrincante en las presidenciales, y al líder cívico Luis Fernando Camacho, "que asuman su responsabilidad de pacificar al país y garanticen la estabilidad política y convivencia pacífica de nuestro pueblo". Los tildó en su cuenta de Twitter de "discriminadores y conspiradores".

No está claro qué destino va a correr el exmandatario. Morales dijo que no abandonaría Bolivia, pero México ya le ofreció asilo, según anunció el canciller Marcelo Ebrard, que indicó que "20 personalidades del ejecutivo y legislativo de Bolivia" se habían refugiado en la embajada mexicana de La Paz.

Síguenos en Google Noticias