Publicidad
23 Jun 2022 - 2:00 a. m.

Reapertura fronteriza con Venezuela, ¿qué implica?

Expertos comentan que la reapertura de la frontera entre Colombia y Venezuela impulsaría el intercambio comercial, que rozó los US$7.200 millones en 2008, pero que se vino a pique con el cierre fronterizo que arrancó en 2015.
María Paula Ardila

María Paula Ardila

Periodista Mundo
Expertos comentaron que la normalización de relaciones impulsaría el intercambio comercial, que rozó los US$ 7.200 millones en 2008, pero que se vino a pique con el cierre parcial de la frontera en 2015 y total en 2019.
Expertos comentaron que la normalización de relaciones impulsaría el intercambio comercial, que rozó los US$ 7.200 millones en 2008, pero que se vino a pique con el cierre parcial de la frontera en 2015 y total en 2019.
Foto: AFP - SCHNEYDER MENDOZA

Desde su campaña, Gustavo Petro dejó claro que restablecer las relaciones diplomáticas con Venezuela era clave para atender la violencia que afecta los más de 2.000 kilómetros de frontera, así como para reactivar el comercio, que quedó completamente en el limbo desde el cierre total en 2019. Este miércoles, el presidente electo dio el primer paso: “Me he comunicado con el gobierno venezolano para abrir las fronteras y restablecer el pleno ejercicio de los derechos humanos en la frontera”, escribió en su cuenta de Twitter. ¿Qué sigue para la economía transfronteriza con Petro en el poder?

Los analistas que consultamos coincidieron en que, pese al cierre, la economía en la región nunca se detuvo. “Por la frontera colombo-venezolana podía pasar un elefante en las narices de las autoridades y no pasaba nada. El haber mantenido ese cierre solo benefició a los sectores ajenos a la formalidad y obligó a las empresas a utilizar mecanismos incluso peligrosos, desde el punto de vista operativo”, le comentó a este diario Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, quien agregó que la frontera siempre fue una región dinámica, “que llegó a tener un comercio superior a los US$ 7.500 millones en su pico”.

Algo parecido dijo Txomin Las Heras Leizaola, investigador adscrito del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario: “El cierre de la frontera es una política que ya está agotada y que afectó a los actores económicos en la zona. ¿Por qué es positiva la reapertura? Puede reducirse el contrabando y aumentar la recolección de impuestos, sin mencionar que sin duda reanudará ciertos sectores económicos”, sostuvo el analista.

Le puede interesar: EE. UU. y Colombia, ¿qué sigue en la relación bilateral con Petro en el poder?

De hecho, expertos comentaron que la normalización de relaciones impulsaría el intercambio comercial, que rozó los US$ 7.200 millones en 2008, pero que se vino a pique con el cierre parcial de la frontera en 2015 y total en 2019. La Cámara Colombo-Venezolana maneja proyecciones de US$ 800 millones a US$ 1.200 millones en 2022, luego de que el año pasado la cifra bordeara los US $400 millones.

¿Qué puede cambiar en términos prácticos? León aseguró que con esta decisión Colombia se convierte, automáticamente, en la vía natural de importación de Venezuela. “Las importaciones representan más del 25 % del total del consumo en ese país, que entran con dificultad por las sanciones, los obstáculos que tienen algunas líneas para poder tocar los puertos venezolanos y los problemas de flete”, señaló León. En el corto plazo, comentó el experto, la apertura formal en Cúcuta genera un interés de desvío de importación por puertos colombianos para transporte terrestre, “lo que reduce los costos para Venezuela de manera significativa y facilita los procesos”, agregó.

León también habló del abastecimiento de productos colombianos en Venezuela. “En lo que se conoce como los bodegones, que son los grandes centros de productos importados en ese país, había productos del resto del mundo. Hoy, en estos sitios, una parte muy importante de la oferta son productos colombianos que pasan informalmente por la frontera. La apertura formaliza el proceso y amplifica la posibilidad de compra de producto colombiano”, explicó León.

Le puede interesar: Pepe Mujica pide a los colombianos colaborar porque Petro “no puede hacer magia”

Pero todo esto trae retos para Petro, como lo explica Txomin Las Heras Leizaola. “El haber tenido paralizada la frontera durante tanto tiempo implica tomar medidas. Hay que reanudar conversaciones para regular este comercio y establecer medidas fitosanitarias y de seguridad, por ejemplo. Habrá que volver a armar toda esa infraestructura para que el comercio cumpla con los estándares”, aseguró Leizaola.

Monómeros, otro asunto económico clave en la relación con Venezuela

Tras la victoria de Petro, el líder opositor venezolano Juan Guaidó sostuvo que Monómeros, al igual que otros activos de su país en el exterior, están protegidos y no ve posible que el gobierno de Nicolás Maduro pueda volver a manejarlos. De hecho, hace unos días, la Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos extendió por un año la licencia que permite al gobierno interino mantener el control de las operaciones de Monómeros, una empresa que ha enfrentado varios escándalos por presunta corrupción y malos manejos.

Con todo y eso, Luis Vicente León comenta que este va a ser un problema central en la relación entre ambos países. “Estoy seguro de que este tema va a ser una de las condiciones que pida el gobierno venezolano para cualquier establecimiento diplomático”, dijo el experto. De ahí que León agregue que es posible que esas relaciones diplomáticas no ocurran tan rápidamente. “Es posible que un rescate de la relación diplomática automáticamente haría que Monómeros tendría que ser reconocido y entregado como propiedad del gobierno venezolano”, agregó.

Le puede interesar: Petro dice que se comunicó con Gobierno de Venezuela para “abrir fronteras”

Pero a estas alturas del partido, como dice León, parecería que la empresa, más que un activo de Venezuela en el exterior, es un pasivo. “Esto genera un problema que es más simbólico que real, porque al final de cuentas, esa compañía difícilmente va a representar un ingreso para el gobierno venezolano”, agregó el analista.

¿Y la seguridad fronteriza?

Pese a que las dinámicas del conflicto en la frontera son muy complejas, la clave puede estar en la coordinación entre ambos países. Sin embargo, un experto le comentó a este diario que no ve claridad en los mensajes de Petro ni de Maduro, y que “la situación fronteriza es muy compleja. Estoy observando con atención, pero no me atrevo a pronosticar nada”.

Y es que la situación en zonas fronterizas como Apure, por ejemplo, es un reto contundente para ambos países; esa región es clave para las disidencias de las Farc y la guerrilla del ELN, sin mencionar que el año pasado surgieron varias denuncias de presuntos asesinatos extrajudiciales y detenciones arbitrarias por parte de las Fuerzas de Acciones Especiales de Venezuela (Faes).

Le puede interesar: Maduro se refirió a su charla con Gustavo Petro: ¿de qué hablaron?

Naryi Vargas, experta en temas de seguridad, le comentó a El Espectador que “el hecho de que se restablezcan las relaciones permite exigirle resultados a Venezuela y poner en marcha planes conjuntos, así como aumentar la atención de la comunidad internacional hacia lo que allí está pasando”. Algo que también nos dijo Txomin Las Heras Leizaola: “Si se reanudan las relaciones diplomáticas, eso permitirá tener algún tipo de coordinación entre ambos Estados para poder actuar contra grupos irregulares; estamos hablando de intercambio de información, colaboración judicial, por ejemplo”, comentó.

Con todo y eso, Vargas, sostiene que la discusión no solo debe estar centrada en la presencia de grupos ilegales. “La conversación sobre la seguridad en frontera debe ser mucho más amplia: debe haber garantía de derechos humanos para los migrantes, por ejemplo. También estamos hablando de desapariciones y microtráfico”, sostuvo.

La experta también habló sobre el tema del ELN: “Lo que siempre ha estado en la agenda es la connivencia que puede tener ese gobierno (el de Venezuela) con grupos armados. En este punto, puede tomarse como un buen síntoma la propuesta de Petro respecto a negociaciones con el ELN; la idea de paz total puede facilitar la desarticulación de grupos armados y eso también va a tener como partícipe a Venezuela”, concluyó la experta

Con información de Afp*

👀🌎📄 ¿Ya se enteró de las últimas noticias en el mundo? Le invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias