5 Apr 2021 - 11:23 p. m.

Senado de Chile aprueba postergar elección de constituyentes hasta mayo

Los chilenos deben elegir a los miembros de la convención constitucional que redactará la nueva Constitución del país. En paralelo, se elegirán a alcaldes, concejales y gobernadores regionales. El senado aprobó postergar las elecciones por el incremento de los casos de coronavirus.

Efe y Afp

El Senado de Chile aprobó este lunes aplazar por cinco semanas la elección de alcaldes y constituyentes prevista para este fin de semana, debido al incremento de los casos de coronavirus, pendiente aún de una última sanción en Diputados.

Le puede interesar: Chile cierra fronteras por aumento de casos de coronavirus

Tras la propuesta de postergación anunciada por el presidente Sebastián Piñera hace una semana, el proyecto de ley sorteó en el Congreso un trámite más complejo de lo esperado debido a la presión que ejerció la oposición política para incrementar las ayudas sociales para hacer frente a la pandemia. A cinco días de los comicios, el Senado aprobó el proyecto tras debatir en paralelo un nuevo paquete de ayuda económica, pero introdujo algunas modificaciones respecto a lo aprobado anteriormente en la Cámara de Diputados, que deberá a la brevedad volver a revisar el proyecto en tercer trámite.

El punto de mayor controversia es la posibilidad de que los alcaldes en ejercicio -suspendidos de sus cargos mientras se desarrolla la campaña- puedan volver por dos semanas a sus cargos. Quienes aspiran a la reelección buscan volver a ejercer sus funciones, pero para sus detractores esto abre la oportunidad de que sigan haciendo campaña mientras que para sus oponentes está suspendido.

“Estamos postergando las elecciones justamente por una situación excepcional en materia sanitaria por la pandemia y lo lógico es que los alcaldes de todos los colores políticos puedan volver a sus cargos”, dijo la senadora de oposición Carolina Goic. El proyecto de ley establece que las elecciones se realicen el 15 y el 16 de mayo y congela la propaganda electoral hasta el 28 de abril.

Le puede interesar: Del estallido social a una nueva Constitución: ¿Qué le espera ahora a Chile?

Al anunciar el proyecto para postergar las elecciones, el presidente Piñera afirmó que la prioridad era “la salud de todos los habitantes de Chile”, que enfrenta una brusca alza de los contagios de coronavirus, que se da en paralelo a un rápido avance del proceso de vacunación.

Los contagios, con récords diarios de sobre 8.000 casos -más altos que durante la primera ola- mantienen a las unidades de cuidados intensivos con una ocupación del 95%. Expertos apuntan a la falsa sensación de seguridad que entregó el rápido proceso de vacunación, la introducción de nuevas variantes del virus y medidas tempranas de apertura de restricciones que hicieron crecer nuevamente los contagios en Chile.

A la fecha, el país había logrado vacunar a unos 7 millones de personas con al menos una dosis. La meta, es alcanzar a 15 de los 19 millones de habitantes del país antes del 30 de junio.

La convención constitucional

En las próximas elecciones, los chilenos deben elegir a los miembros de la convención constitucional que redactará la nueva Constitución del país, tras el resultado del plebiscito del 25 de octubre pasado, que por un 79% optó por la opción “apruebo” a cambiar la Carta Magna que se mantiene como herencia de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). En paralelo, se elegirán a alcaldes, concejales y gobernadores regionales.

Le puede interesar: En un plebiscito histórico, Chile decidió dejar atrás la Constitución heredada de Pinochet

Además de pronunciarse a favor de una nueva Constitución, los chilenos decidieron por más del 79 % de los votos que el texto lo redactará una convención constituyente, formada por 155 miembros de la sociedad civil (50 % mujeres y 50 % hombres). Esto convertirá al texto en la primera Constitución, de las tres que ha tenido Chile en sus 200 años de independencia (1833, 1925 y 1980), en no ser escrita “de puertas adentro”. Una vez instalada, la convención deberá redactar y aprobar una propuesta de texto de Nueva Constitución en el plazo máximo de nueve meses, que se podrá prorrogar por tres meses, pero una sola vez.

¿Qué sigue cuando el texto esté redactado?

Una vez la convención comunique que ha terminado su propuesta de texto, el presidente del país debe convocar a un nuevo plebiscito para que la ciudadanía lo apruebe o lo rechace. Este “plebiscito de salida” deberá realizarse 60 días después de que el presidente lo haya convocado. Hasta que el nuevo texto no sea refrendado en ese plebiscito de salida, seguirá vigente la actual Ley Fundamental.

Comparte: