25 Sep 2019 - 11:02 a. m.

Si Maduro y Cabello están fuera de Venezuela, ¿quién manda en Miraflores?

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, su esposa, Cilia Flores, el presidente de la Asamblea Constitucional, Diosdado Cabello, la vicepresidenta, Delcy Rodríguez y el canciller, Jorge Arreaza, están fueran del país. ¿Quién está al frente de Venezuela en este momento?

redacción internacional

Nicolás Maduro junto a Diosdado Cabello. / AFP y EFE
Nicolás Maduro junto a Diosdado Cabello. / AFP y EFE

¿Quién manda en Venezuela hoy? La pregunta no es menor, teniendo en cuenta que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, se  encuentra en Rusia, para una visita oficial en la que será recibido por su homólogo ruso, Vladimir Putin. No viajó solo, está acompañado por su esposa, la primera comandante y ficha clave del chavismo, Cilia Flores.

Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, y el segundo al mando en Venezuela, de acuerdo con analistas, también decidió empacar maletas y emprender una visita a Corea del Norte al frente de una "delegación de alto nivel", señaló la cuenta en Twitter de su programa de televisión. Cabello, presidente de la chavista Asamblea Constituyente de plenos poderes, buscará "afianzar lazos de cooperación" con Pyongyang "en distintas áreas estratégicas para ambas naciones", añadió el reporte.

Le puede interesar: Venezuela, a punto de velar por los Derechos Humanos en la ONU

El hecho despierta sospechas, pues la Vicepresidenta, Delcy Rodríguez, tampoco está en Venezuela, sino que viajó desde el 12 de septiembre a Nueva York a la cumbre de Naciones Unidas, acompañada de otro clave de la cúpula chavista, el canciller, Jorge Arreaza. ¿Quién está reemplazando a Maduro? ¿Su viaje fue autorizado por la Asamblea Nacional como reza la constitución?

Aunque como la Asamblea Nacional fue declarada en desacato, seguramente, la autorización fue emitida por la Asamblea Nacional Constituyente, explican periodistas venezolanos, que citan el artículo 235 de la Constitución que dice: “La ausencia del territorio nacional por parte del Presidente o Presidenta de la República requiere autorización de la AN o de la Comisión Delegada, cuando se prolongue por un lapso superior a cinco días consecutivos”.

Confrontado a la peor crisis política y económica en la historia reciente del país, y bajo una fuerte presión internacional encabezada por Estados Unidos, ¿qué hace el chavismo dejando el país a la deriva?

De acuerdo con el portal venezolano, la Carota Digital, hay otro artículo polémico: “Las faltas temporales del Presidente o Presidenta de la República serán suplidas por el Vicepresidente (a) Ejecutivo (a) hasta por noventa días, prorrogables por decisión de la Asamblea Nacional por noventa días más. Si una falta temporal se prolonga por más de noventa días, la AN decidirá pro mayoría de sus integrantes si debe considerarse una falta absoluta”.

Y la Caraota Digital plantea una pregunta, entonces en ausencia del Presidente y la Vicepresidenta, “¿es el presidente de la Asamblea Nacional quien debe asumir la Presidencia? Es decir, ¿Juan Guaidó, presidente del Parlamento y autoproclamado presidente interino de Venezuela, es hoy el mandatario de ese país?

De acuerdo con fuentes en Washington, el diálogo con el chavismo siempre se ha mantenido, a pesar del tono del presidente Donald Trump. ¿Serán estas ausencias parte de lo que se ha acordado? En este momento, el único chavista de alto mando que está en el país es Vladimir Padrino, ministro de Defensa, y hombre clave al que, EE. UU. ya habría intentado convencer de dejar de apoyar a Maduro.

En junio, el antiguo jefe de Inteligencia de Venezuela, el general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, quien desertó y huyó a Estados Unidos relató que el fallido plan para derrocar a Maduro, del pasado 30 de abril, fue planeado por John Bolton, exconsejero de Seguridad Nacional de EE. UU. De acuerdo con versiones de prensa, Padrino y otros ministros y generales firmarían unos acuerdos con el presidente encargado, Juan Guaidó, redactados por los opositores a Nicolás Maduro.

Puede leer: ​Lo que se acordó en la reunión de cancilleres sobre el TIAR y Venezuela

En esos documentos figuraba una hoja de ruta que acabaría en la convocatoria de elecciones en 30 días desde que el chavismo reconociera a Guaidó como jefe legítimo e interino de la República. El plan se habría frustrado porque Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo de Justicia Venezolana, no estaba de acuerdo con la elección de Padrino.

Sin embargo, fuentes de la Casa Blanca, el plan se descarriló porque Padrino se echó para atrás a última hora. Los altos mandos militares con los que estuvieron hablando desconectaron sus teléfonos y no volvieron a hablar con EE. UU. , dijo Elliott Abrams a Efe.

El regreso del chavismo a la AN

 

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela declaró a la Asamblea Nacional en desacato, el 31 de marzo de 2017. Entonces advirtió que ejercía a partir de ese día las competencias correspondientes al Parlamento mientras ese órgano se mantuviera en situación de "desacato".

"Se advierte que mientras persista la situación de desacato y de invalidez de las actuaciones de la Asamblea Nacional, esta Sala Constitucional garantizará que las competencias parlamentarias sean ejercidas directamente por esta Sala o por el órgano que ella disponga, para velar por el Estado de Derecho", se lee en una sentencia emitida entonces.

Analistas venezolanos dice que ese desacato habría terminado este martes cuando el chavismo decidió regresar al Parlamento, luego de un "exilio parlamentario" que se autoimpuso hace 29 meses. 38 de los 55 curules que controla el chavismo en el legislativo fueron ocupadas, una medida que silenció el monólogo que mantenían en el pleno los opositores a Nicolás Maduro.

Los diputados de la coalición oficialista Gran Polo Patriótico habían dejado de asistir a las sesiones en abril de 2017, luego de una sentencia del Supremo que le quitó las funciones legislativas al Parlamento, declarado en "desacato" desde 2016, apenas después de que la oposición se hiciera con el control del Legislativo.

Le recomendamos: ​Las nuevas denuncias de Bachelet sobre Venezuela

Pero tras el lanzamiento de una nueva mesa de "diálogo nacional" entre el Gobierno de Maduro y partidos minoritarios de la oposición, el chavismo acordó volver a las sesiones como una medida que ayude a que el Parlamento "se reinstitucionalice y salga del desacato".

El quórum se hizo con 100 diputados de la fracción de la opositora Unidad Democrática y 38 de la fracción del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus aliados.

E regreso del chavismo a la Cámara fue elogiado por Guaidó, que vio en esto un "reconocimiento claro" de la legitimidad del Legislativo.

"De manera implícita es un reconocimiento claro al Parlamento nacional y a mí como presidente encargado en definitiva, más allá -insisto- en la narrativa que utilicen, más allá de toda la propaganda que quieran hacer con el caso", dijo Guaidó en entrevista con el canal digital VPITV.

Guaidó insistió en que la Asamblea Nacional "es el espacio legítimo para decidir poderes públicos" y que "lo central es discutir sobre las propuestas de solución, es decir, la elección presidencial realmente libre, la renovación de los poderes, que cese la usurpación".

Entonces, ¿Guaidó es hoy el presidente de Venezuela?

Síguenos en Google Noticias