28 Mar 2019 - 2:00 a. m.

¿Un revés al cerco diplomático de Juan Guaidó?

Una filtración del gobierno alemán a medios locales reveló que Berlín no reconocerá como embajador de Venezuela en su país al funcionario designado por el autoproclamado presidente interino venezolano.

Jesús Mesa / @JesusMesa

Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela. / AFP
Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela. / AFP

Dos meses han pasado desde que el líder opositor venezolano Juan Guaidó se autoproclamara presidente interino de Venezuela, y durante este tiempo ha conseguido importantes victorias diplomáticas, entre ellas las fuertes sanciones económicas contra el gobierno de Nicolás Maduro y el reconocimiento de más de 50 países como el legítimo mandatario de su país.

Sin embargo, este miércoles su estrategia diplomática sufrió un fuerte revés al conocerse que el gobierno de Alemania, uno de sus primeros y principales aliados, no reconocería al embajador designado por Guaidó, Otto Gebauer, de acuerdo con una nota diplomática del Ministerio de Relaciones Exteriores alemán que se filtró a medios de comunicación locales.

La posición del gobierno alemán contradice recientes declaraciones de Guaidó, quien había dicho que el embajador del gobierno de Nicolás Maduro ya no era “reconocido” en Alemania.

Puede leer: ​Maduro ordena expulsión del embajador de Alemania en Venezuela

Aunque el gobierno alemán fue uno de los primeros en apoyar la causa de la oposición venezolana, e incluso se vio envuelto en una polémica con el gobierno de Nicolás Maduro tras la expulsión de su embajador en Venezuela, pasados dos meses de la ascensión de Guaidó los alemanes consideran que las condiciones políticas para reconocer al enviado del líder opositor venezolano “no se cumplen”.

Según reportó el diario alemán Neue Osnabrücker Zeitung, la decisión de Alemania estaría sustentada en que el tiempo de la presidencia interina de Guaidó se habría excedido de los 30 días que le otorgaba la ley venezolana para convocar a unas nuevas elecciones.

“Esto plantea un gran reto para Guaidó, pues el reconocimiento internacional es uno de los pilares en los que basa su legitimidad”, explica Nastassja Rojas, decana de la facultad de Relaciones Internacionales de la Universidad Santo Tomás. Para la internacionalista, la decisión de los alemanes “es ambigua”, pues aunque le da un estatus político a Guaidó, confirma entre líneas que el verdadero poder lo conserva Maduro.

Le recomendamos: ​Bloqueo, el plan de Maduro contra Guaidó

Berlín informó que Gebauer será reconocido en calidad de “representante personal del presidente interino Guaidó”, mas no embajador, como pretendía el líder opositor. “No se prevén más pasos”, agrega el Ejecutivo alemán. El argumento es que se reconoce políticamente a Guaidó, pero sin que esto tenga efectos legales, ya que no se puede ignorar que el presidente Nicolás Maduro sigue detentando el poder en Venezuela.

El Neue Osnabrücker Zeitung agrega —citando círculos diplomáticos alemanes— que, al no reconocer al enviado de Guaidó como embajador, Berlín está atendiendo a la petición del gobierno español, que ha solicitado a sus socios europeos que no otorguen estatus diplomático a los representantes del autoproclamado presidente interino.

De hecho, el canciller de España, Josep Borrell, había admitido a comienzos de marzo que, a pesar de que su país reconoce a Guaidó como mandatario de Venezuela, mantiene la diplomacia y las relaciones bilaterales con Nicolás Maduro.

Le puede interesar: ​Guaidó pedirá a la Asamblea Nacional declarar "estado de alarma" 

“La realidad es la realidad”, dijo el ministro de Exteriores del gobierno de Pedro Sánchez en entrevista con el canal español La Sexta. “Naturalmente, quien dirige el gobierno es Maduro. Quien puede resolver los problemas y con quien hay que tratar los aspectos prácticos de la vida es quien tiene el control del territorio y de la administración”.

La posición alemana deja en una difícil situación a Guaidó, de acuerdo con Nastassja Rojas, pues el tiempo puede estar jugando en su contra gracias a las expectativas que se plantearon con su llegada. “Muchos pensaron que esto iba a ser cuestión de días y no iba a ser tan así”, dice la internacionalista. “Lo importante para Guaidó es sostener y cuidar el apoyo internacional que ha conseguido en estos dos meses”, concluye.

Recibe alertas desde Google News