6 Mar 2018 - 12:43 a. m.

‘Una mujer fantástica’ y la realidad de la comunidad trans en Chile

La cinta de Sebastián Lelio ganó el premio de Mejor Película Extranjera y así se convirtió en el primer largometraje chileno que recibe un Oscar, mientras que su protagonista Daniela Vega es la primera mujer transgénero en presentar una gala.

redacción internacional

La película cuenta la historia de una mujer trans, Marina, que debe afrontar la discriminación de la familia de su pareja fallecida, además de la desconfianza y los prejuicios de la policía y los servicios de salud en Chile, poniendo en evidencia una sociedad que, a menudo, es reticente a aceptar la comunidad LGBTI. Su victoria marca un momento clave para esta comunidad chilena, sobre todo cuando, contrario a la mayoría de películas que tratan este asunto, es una mujer transgénero quien interpreta el papel protagónico.  

El 23 de enero de este año, la Cámara de Diputados de Chile aprobó la ley de Identidad de Género, la cual permitirá a las personas trans mayores de edad cambiar su sexo legalmente, sin la aprobación de un juez ni tener que pasar por evaluaciones sicológicas. Para los menores de edad el tema es más complicado porque necesitarían la autorización de sus padres, quienes deben aportar suficientes pruebas y testimonios de la identidad sexual del menor de edad. Sin embargo, a este proyecto le falta pasar la última etapa constitucional para entrar en vigencia.

Ver más: El senado chileno aprueba aborto en tres causales

Los resultados de “Encuesta T”, un estudio realizado por la Asociación Organizando Trans Diversidades (OTD), reflejan la dura realidad pintada por Sebastián Lelio e interpretada por Daniela Vega. La encuesta, la primera sobre la población trans en Chile, revela que el 97% de las personas entrevistadas dicen que sus familias cuestionan su identidad, mientras que el 42% la ignoran y el 36% sufren agresión verbal. Para Rolando Jiménez, director del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), “una ley que no incorpore a niños y niñas es lapidar la infancia de las personas trans. Eso el Estado de Chile no lo puede seguir tolerando”.

Por lo tanto, el triunfo de la cinta de Lelio ha provocado que Movilh exija que “la felicidad de varios gobernantes y legisladores” por el galardón al filme chileno se convierta en ‘discusión inmediata’ de la Ley de Identidad de Género. En efecto, la victoria suscitó las felicitaciones de la presidenta en funciones, Michelle Bachelet (tweet), y Sebastián Piñera (tweet), el presidente electo, al que Bachelet entregará el poder el próximo domingo 11 de marzo.

Un debate muy complejo, pues estos cambios legislativos potenciales llegan a un país marcado por 17 años de dictadura militar, que respaldaba la ideología de la Iglesia Católica. De hecho, la sociedad chilena es una de las más conservadoras de la región.

Un obstáculo en el camino de la aprobación de esta ley, justo en el nuevo periodo presidencial de Sebastián Piñera, quien en diciembre del año pasado aseguró. “No podemos pretender que el género sea algo absolutamente cambiable todos los días a la sola voluntad de las personas”.  

El Oscar fue celebrado en la ‘Plaza Italia’ en Santiago de Chile, un lugar donde normalmente se festejan victorias deportivas. La comunidad trans, además de los defensores de los derechos LGBTI en Chile, esperan cambios legislativos en el país, más aún cuando el mundo tiene los ojos puestos en el país y su “Mujer fantástica”.

 

 

Comparte: