Publicidad
2 Dec 2021 - 9:58 p. m.

Donde ganó la oposición, Maduro anula elecciones o les quita poder

Tras la victoria del opositor Manuel Rosales como gobernador del estado Zulia en Venezuela, el gobierno de Maduro anunció que el candidato electo no podrá administrar una parte clave de la infraestructura de ese estado. Un caso que se suma a la incertidumbre electoral en el estado de Barinas.
Manuel Rosales, ganador de las elecciones de gobernador del estado Zulia, participa en una concentración con partidarios en Maracaibo.
Manuel Rosales, ganador de las elecciones de gobernador del estado Zulia, participa en una concentración con partidarios en Maracaibo.
Foto: Agencia EFE

Hace unos días, y luego de la victoria del opositor Manuel Rosales como gobernador del estado Zulia en las elecciones regionales del 21 de noviembre en Venezuela, medios locales informaron que la administración del Puente General Rafael Urdaneta y de los peajes de Zulia, a cargo de la gobernación de ese estado, volvería a manos del chavismo. Este jueves, a través de la Gaceta 42261, se hizo oficial el control del régimen sobre el puente, los peajes y los aeropuertos de Zulia, informaron NTN24 y El Nacional.

El documento, publicado hasta hoy, fue firmado por el ministro de Transporte Hipólito Abreu, según datos de los mismos medios, con fecha del 23 de noviembre. Una parte de la resolución se refiere a la transferencia de los aeropuertos de La Chinita (en Maracaibo), Oro Negro (Cabimas) y Santa Bárbara (Sur del Lago) a la empresa Bolivariana de Aeropuertos (BAER).

👀🌎📄 ¿Ya estás enterado de las últimas noticias en el mundo? Te invitamos a verlas en El Espectador.

El 29 de noviembre, Rosales desmintió los rumores sobre el cambio en la administración de estas competencias. “Hasta ahora son rumores, vamos a esperar que no sea así, en su momento fijaré una posición oficial”, dijo Rosales al medio local Foco Informativo. Hasta ahora, el opositor no se ha pronunciado tras los cambios.

La reunión de Maduro y Rosales

Esta semana, antes de conocerse la noticia sobre el traspaso, Nicolás Maduro prometió apoyar a los tres gobernadores opositores elegidos en el país tras las elecciones del 21 de noviembre, en las que Manuel Rosales, del estado Zulia; Alberto Galíndez, de Cojedes, y Morel Rodríguez, de Nueva Esparta ganaron a sus adversarios chavistas.

“Fueron tres útiles y fructíferas conversaciones de entendimiento, con la idea del trabajo conjunto, con la idea de resolver los problemas del pueblo (...) Celebro estas reuniones. Me parecen extraordinarias”, dijo el jefe de Estado. Maduro aseguró que cada gobernador acudió a los encuentros con propuestas relacionadas con servicios públicos, educación, economía, salud y reactivación de sistemas para sus estados.

Sin embargo, ese apoyo a la oposición queda en entredicho no solo por lo que pasó con Rosales, también por la incertidumbre electoral en el estado de Barinas, la cuna del chavismo: Esta semana, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), señalado de favorecer al gobierno con sus decisiones, ordenó repetir las elecciones en ese estado donde la oposición reclamó el triunfo.

Esto pese a que el mismo tribunal reconoció que el candidato opositor, Freddy Superlano, obtuvo más votos que Argenis Chávez, hermano del expresidente Hugo Chávez. ¿Por qué? El TSJ subrayó “la condición de inegibilidad” del opositor, alegando que fue inhabilitado por acusaciones de corrupción. Le contamos más sobre este asunto aquí.

¿Quién es Manuel Rosales?

Rosales, candidato por la Mesa de la Unidad Democrática en las elecciones de noviembre, ganó con más de 56 % ante su adversario Omar Prieto quien buscaba la reelección en Zulia.

No es la primera vez que el opositor gana en las regionales; en 2000 llegó a la Gobernación de Zulia y en 2004 fue reelecto. Rosales también fue alcalde de Maracaibo y representante de organizaciones políticas como Acción Democrática (1998), y líder fundador de Un Nuevo Tiempo (2000).

Le puede interesar: ¿Cuándo se jodió Venezuela?

En 2008, Hugo Chávez acusó a Rosales de enriquecimiento ilícito, asegurando que destinaba el dinero del fondo público a otros fines. Rosales buscó asilo político en 2009 y regreso a Venezuela en 2015, año en el que fue arrestado por funcionarios del Sebin. En octubre de 2016, se le otorgó una medida cautelar de arresto domiciliario. Dos meses después fue liberado.

“Le informo al pueblo de Venezuela, que he sido puesto en libertad junto a otros presos políticos”, dijo Rosales el 31 de diciembre de ese año, a través de Twitter.

“El caso de Manuel Rosales es una muestra más de la aplicación del llamado derecho penal del enemigo, el cual consiste en condenar sin casi fórmula de juicio a los considerados enemigos del grupo que detenta el poder”, se lee en la página web de Acceso a la Justicia, una asociación civil sin fines de lucro.

Síguenos en Google Noticias