27 Sep 2021 - 5:37 p. m.

¿A qué se debe la crisis de gasolina que ha causado pánico en Reino Unido?

Los británicos incluso han llegado a pelearse por combustible en las estaciones de servicio. Estas son las raíces del problema.
Un letrero de "fuera de uso" cubre las bombas de combustible en una estación de servicio en Birkenhead, noroeste de Inglaterra.
Un letrero de "fuera de uso" cubre las bombas de combustible en una estación de servicio en Birkenhead, noroeste de Inglaterra.

En Reino Unido se anticipa un invierno difícil. Según la Asociación de Minoristas de Gasolina (PRA), dos tercios de las bombas están secas, y el resto están parcialmente secas o los suministros se están agotando con velocidad. ¿Cuál es la razón de esta crisis de combustible?

Según el presidente de la PRA, Brian Madderson, la escasez es resultado simplemente de las “compras de pánico” que se han generado durante los últimos días. El lunes, por cuarto día consecutivo, los británicos hicieron largas filas para abastecerse de gasolina ante la incertidumbre del desabastecimiento, pero se encontraron con que miles de estaciones estaban cerradas. Ante las noticias de los cierres, los británicos salieron a llenar sus tanques aunque no lo necesitaran.

En al menos una estación, los conductores ingleses terminaron peleándose por tanquear sus vehículos.

Pero, si bien las “compras de pánico” influyeron en la profundización de la crisis, las razones puntuales que condujeron a este desabastecimiento son otras mucho más amplias. Reino Unido sufre de una “tormenta perfecta” de factores que lo han sumido en esta emergencia. Vamos a revisarlos uno por uno.

Falta de camioneros

Según Madderson, hay mucho combustible en Reino Unido, pero este está en los lugares equivocados para los automovilistas. La gasolina permanece en las terminales y refinerías, y esto es porque no hay transportistas que la movilicen.

La industria transportista en Reino Unido ha dicho que le faltan hasta 100.000 camioneros para movilizar las mercancías. No solo estamos hablando del combustible, sino también de los alimentos. En los supermercados se encuentran estantes vacíos, y los precios van en aumento.

La falta de camioneros se debe en primer lugar a una fuerza laboral que envejeció y al éxodo de trabajadores extranjeros de Reino Unido tras el Brexit. Las nuevas reglas de migración de Londres significaron que los ciudadanos de la Unión Europea ya no pueden vivir o trabajar sin visado en territorio británico.

La pandemia y el Brexit los deja en una posición complicada

No solo es la gasolina, también es el gas. El invierno de 2020 fue muy frío en todo el mundo. Eso llevó a un gran aumento en la demanda de gas en Europa y a que Reino Unido, que es uno de los mayores usuarios de gas natural del continente, acabara con sus reservas.

Le recomendamos: El día que Europa le dijo adiós a “mamá Merkel”

Se suponía que estas volverían a llenarse durante el verano, pero la producción no fue la misma que antes de la pandemia porque muchos de los productores hasta ahora se estaban poniendo al día con el mantenimiento de las máquinas que fue pospuesto durante las cuarentenas.

Y aunque Reino Unido tiene una gran gama de proveedores para abastecerse en estos meses, la demanda está aumentando en todo el continente, lo que ha hecho que los precios se disparen.

Le puede interesar: Petróleo sube a precios que no se veían desde 2018

Expertos sugieren que el Brexit deja a Londres en desventaja para obtener un buen trato frente a sus vecinos. Cuando era miembro de la UE, Reino Unido hacía parte del mercado interior de energía, lo cual se traducía en acceso más fluido a la electricidad, y a un menor costo.

¿Qué hacer?

El Gobierno ha descartado por el momento recurrir al Ejército para transportar el combustible a las estaciones de servicio. Por ahora, se ha concentrado en pedirles a sus ciudadanos que sean “sensatos” y no continúen con las “compras de pánico”.

Le puede interesar: Las claves para entender las elecciones en Alemania: ¿ya hay nuevo canciller?

Por otro lado, el Gobierno planea ofrecer hasta 5.000 permisos de trabajo temporales a transportistas extranjeros para intentar atenuar la escasez de camioneros. La emisión de visas de trabajo supone un cambio radical en la política del primer ministro, Boris Johnson, quien fue uno de los promotores de las reglas de inmigración con el Brexit. Sin embargo, hay quienes no ven este plan de manera positiva.

“Creo que los trabajadores de la UE con los que hablamos no irán al Reino Unido por una visa a corto plazo para ayudarlos a salir del lío en el que ellos mismos se metieron”, dijo Edwin Atema, del sindicato holandés FNV, el cual representa a conductores de toda Europa.

Reino Unido necesita camioneros con urgencia, de lo contrario, será difícil que pueda lidiar con el desabastecimiento antes de que llegue el invierno.

¿Ya está enterado de las últimas noticias en el mundo? Lo invitamos a ver las últimas noticias internacionales en El Espectador.

Comparte: