9 Mar 2020 - 12:02 p. m.

El as bajo la manga de Turquía para pedirle apoyo a Europa en el conflicto sirio

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, viajó este lunes a Bruselas en busca del apoyo de la Unión Europea (UE) y la OTAN para su política en Siria. El mandatario ya advirtió que, en caso de no llegar a ningún acuerdo, mantendrá la frontera con Grecia abierta, permitiendo la entrada a territorio europeo de los cerca de cuatro millones de migrantes sirios que aloja en su país.

- Redacción Internacional con información de agencias

Migrantes sirios en la frontera entre Turquía y Grecia recogen madera para encender una fogata.  / AFP
Migrantes sirios en la frontera entre Turquía y Grecia recogen madera para encender una fogata. / AFP

Todo parece indicar que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, tiene a la Unión Europea justo donde la quería: contra la espada y la pared. Por un lado, el conflicto sirio se ha intensificado en las últimas semanas, por lo que desde Turquía se exige el apoyo de la comunidad europea, una demanda sistemática que nunca ha tenido respuesta clara por parte de los gobiernos del viejo continente. 

El mandatario turco sabe que tiene un as bajo la manga para presionar a Europa, y son los miles de migrantes que desde hace dos semanas pudieron salir de Turquía con la esperanza de llegar a Europa y alejarse definitivamente de la guerra. Por eso Erdogan viajó a Bruselas, para tratar desbloquear ambos frentes y lograr el apoyo definitivo de Europa en Siria.  

Le puede interesar: A Turquía se le acabó la paciencia con Europa

El jefe de Estado y Gobierno del país euroasiático "examinará todos los aspectos de las relaciones bilaterales, buscando maneras de desarrollar aún más la cooperación", indicó hoy la Presidencia turca en un comunicado. El foco estará "en los sucesos actuales en Siria, especialmente en Idlib, y en el tema de la migración", agrega. La nota precisa que Erdogan tiene previsto reunirse en la capital belga con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula van der Leyen, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Las relaciones entre Ankara y Bruselas están tensas desde que, hace diez días, Erdogan se quejó de la falta de respaldo de Bruselas a la presencia turca militar en Idlib y anunció la apertura de las fronteras turcas para permitir que los 3,5 millones de refugiados sirios en Turquía se dirigieran a los países de la UE. El anuncio se convirtió en una ola en las redes sociales árabes y desde hace diez días, miles de refugiados sirios, iraquíes y afganos, además de migrantes paquistaníes y africanos, acampan en la frontera griega en la creencia de que la UE les abrirá sus puertas.

Erdogan ha criticado la respuesta de las autoridades griegas que rechazan los ocasionales intentos de derribar la valla fronteriza con cargas de gas lacrimógeno y balas de plástico, y ha pedido a Atenas que permita el paso a los refugiados para que puedan seguir camino hacia otros países comunitarios.

Según adelanta la cadena CNNTürk, en su visita a la OTAN, Erdogan informará a Stoltenberg sobre el acuerdo sobre Idlib suscrito el jueves pasado en Moscú con el presidente ruso, Vladímir Putin, y reiterará la petición de sistemas de defensa antiaérea para la frontera sirioturca. De momento, únicamente España mantiene un sistema de defensa antimisiles Patriot en el sur de Turquía, dentro del marco de la cooperación militar entre miembros de la OTAN.

Las opciones que baraja Europa

 

La amenaza de Turquía de mantener la frontera abierta, ha obligado a Europa a tomar cartas inmediatas en el asunto. Por eso la UE considera la posibilidad de recibir hasta 1.500 niños inmigrantes que se encuentran actualmente en campamentos griegos, anunció el gobierno alemán en una nota en la madrugada del lunes. Esto con tal de ayudar a Grecia y calmar un poco las aguas. 

Le puede interesar: La crisis de centenares de refugiados en la frontera entre Grecia y Turquía

"Queremos apoyar a Grecia en la difícil situación humanitaria de 1.000 a 1.500 niños en las islas del país", expresó el comunicado, para añadir que Alemania estaba lista a recibir "una parte apropiada" de este total como parte de esta "coalición de voluntarios" en curso de negociación.

De acuerdo con la nota, "está siendo negociada una solución humanitaria a nivel europeo". El comunicado fue divulgado después de una reunión de siete horas entre líderes de la coalición de gobierno de la canciller Angela Merkel. La preocupación por la difícil situación de los menores ha aumentado ya que requieren tratamiento médico urgente y muchos de ellos no están acompañados por adultos.

En días recientes crecieron los llamados para que otras naciones europeas los acepten, ya que Grecia se vio sometida a una fuerte presión después de que Turquía pasó a permitir que los migrantes y refugiados ingresaran al territorio europeo.tur

Recibe alertas desde Google News