25 Nov 2021 - 11:26 p. m.

Francia y Reino Unido se culpan entre sí, mientras la crisis migratoria empeora

El naufragio de una embarcación con migrantes en el Canal de la Mancha se convirtió en el símbolo reciente de la crisis humanitaria por la que atraviesa Europa. Desde la sociedad civil se pide cambiar la aproximación al fenómeno migratorio, atendiendo, realmente, las necesidades de los migrantes y haciendo un llamado a la coordinación entre países.
Luego del naufragio de una embarcación con migrantes que intentaban llegar a Reino Unido, algunas personas hablan de  abrir rutas legales para el flujo migratorio, y así evitar más muertes.
Luego del naufragio de una embarcación con migrantes que intentaban llegar a Reino Unido, algunas personas hablan de abrir rutas legales para el flujo migratorio, y así evitar más muertes.

Luego de que una embarcación con migrantes naufragara en el Canal de la Mancha y que se llevaran a cabo las labores de identificación de 27 cuerpos, entre ellos el de una mujer embarazada y los de tres niños, creyendo que son kurdos, provenientes de Irak, se hizo una advertencia: “Se necesita, urgentemente, parar de jugar a la política con la vida de las personas”, pues, en lugar de trabajar en acciones conjuntas para enfrentar la migración, Francia y Reino Unido han optado por culparse entre sí.

Según se lee en The Guardian, “los residentes de los campamentos improvisados alrededor de Calais y Dunkerque dijeron que cientos de personas han viajado al norte de Francia a través de Bielorrusia, luego de una crisis en su frontera con Polonia. Muchos prometieron seguir con sus planes de cruzar a Reino Unido en busca de una vida mejor”. Y es que mientras los intereses de un país y el otro van y vienen, la crisis migratoria en la zona puede empeorar. Por un lado, Francia está a meses de las elecciones presidenciales, en las que Emmanuel Macron aspira alcanzar la segunda vuelta, y Boris Johnson sigue enfrentando la crisis que atraviesa Reino Unido por cuenta del Brexit. En medio de ello, los migrantes se enfrentan a condiciones extremas de frío y a viajar en pequeñas embarcaciones, pues desde el año pasado se encuentran cerradas las rutas de paso seguro, sin desincentivarlos en su meta de asentarse en Europa.

Le sugerimos: Cuando los migrantes se vuelven moneda de cambio

Si bien Johnson le propuso a Macron establecer patrullas conjuntas para evitar que los barcos salgan de Francia, implementar el uso de sensores y radares, así como patrullas marítimas y vigilancia aérea, mayor coordinación para arrestar y enjuiciar a los traficantes de personas, y un acuerdo bilateral de devoluciones con Francia, además de las conversaciones para establecer un acuerdo de devoluciones entre Reino Unido y la Unión Europea, desde otros sectores de la sociedad civil se han propuesto otros enfoques para atender la ola migratoria.

Tomar las peticiones de los migrantes en serio, trabajar con otras naciones para mitigar o resolver los desafíos globales, permitir rutas seguras y legales, así como el reasentamiento de refugiados, procesar la solicitud de visas humanitarias para el Reino Unidos desde Francia y revisar el sistema de asilo, son algunas de las peticiones de expertos y activistas.

👀🌎📄 ¿Ya estás enterado de las últimas noticias en el mundo? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Comparte: