8 Jun 2017 - 11:13 p. m.

Lo que pasa cuando no vas a votar

Fue la tercera cita con las urnas a nivel nacional en poco más de dos años. Los primeros sondeos de urna señalan que los conservadores pierden la mayoría absoluta en el Parlamento. Se complica el gobierno de Theresa May.

Redacción Internacional.

El 24 de junio de 2016, un montón de jovencitos trasnochados y con resaca se rasgaban las vestiduras en Trafalgar Square por el resultado en las urnas: una mayoría de británicos había votado el día anterior por salir de la Unión Europea (Brexit).

Los jóvenes apenas aterrizaban en la realidad luego de una noche de licor y música. El llamado a las urnas se había cruzado con el Festival de Glastonbury, el más famoso y legendario evento de rock del Reino Unido.

El 75 % de los británicos entre 18 y 24 años quería quedarse en Europa (así lo dijeron en las encuestas previas y en las redes sociales), pero, de acuerdo con datos de Sky News, 64 % de ellos se abstuvieron, mientras los mayores de 45 años votaron masivamente.

En las elecciones generales de ayer, en las que se decidió quién gobernará los próximos cinco años y además negociará la salida de la Unión Europea durante los siguientes dos años, los jóvenes serían, según los sondeos, de nuevo claves.

De acuerdo con el último censo en territorio británico, las personas entre los 18 y los 50 años representan el 56 % de la población, mientras que los mayores llegan al 23 %. Una gran brecha generacional. Los resultados de las dos últimas elecciones revelan que, aunque la afluencia a las urnas ha ido en aumento, la participación ha sido mucho mayor en las zonas donde la media de edad es más alta.

Un total de 46,9 millones de ciudadanos estaban llamados a votar ayer. Estaban en juego 650 escaños en la Cámara de los Comunes. Quien obtuviera 326 se quedaría con la mayoría absoluta. Para la primera ministra, Theresa May, cualquier resultado inferior a la mayoría que ahora tiene (330 diputados) sería negativo, mientras que su rival, el laborista Jeremy Corbyn, buscaba ampliar el porcentaje de voto del 30,4 % o los 229 escaños obtenidos en 2015 por su antecesor.

El último sondeo de la campaña, publicado por el diario Evening Standard, les otorgaba la victoria a los conservadores de May, con un 44 % del sufragio, frente al 36 % de los laboristas, pero otras encuestas predecían un resultado mucho más ajustado. Justo por los jóvenes. De acuerdo con la prensa, después del Brexit los laboristas avanzaron en todos los segmentos de la población y consolidaron su apoyo superior al 70 % entre los jóvenes de 18 a 25 años. Se estimaba que la mayoría de los dos millones de votantes registrados en los dos últimos meses para votar ayer pertenecían precisamente a esa franja de edad.

Consciente de sus dificultades (lluvia de críticas por los recortes presupuestarios en los servicios de seguridad), May reiteró su empeño por lograr que “el Brexit sea un éxito”.

En medio de mayores medidas de seguridad, por cuenta de los ataques terroristas que se han presentado en suelo británico (tres en los últimos tres meses), 40.000 colegios electorales recibieron a millones de británicos que querían votar. Las urnas cerraron a las 10 de la noche, hora británica, y en algunas circunscripciones el conteo tomó más tiempo del que se esperaba. Hoy se conoce al nuevo líder británico, así como la influencia que la juventud tuvo en esta ocasión.

Google lo confirmará: el día después del Brexit, la pregunta que más registró este buscador fue si se podían repetir las elecciones. ¿Qué preguntarán hoy?

Comparte: