8 Apr 2022 - 4:09 p. m.

Los doce apóstoles franceses: estos son los candidatos a la presidencia

Francia tendrá la primera vuelta de sus elecciones presidenciales este domingo en medio de las tensiones que vive Ucrania y teniendo un rol central en la diplomacia en medio de la guerra. Emmanuel Macron, actual ocupante del Elíseo, se disputa el cargo con Marine Le Pen, una mujer ligada a la política desde su cuna.
Publicidad

Las elecciones presidenciales de Francia reúnen a viejos nombres de la política que se han encontrado en otros comicios nacionales. Con Emmanuel Macron, Marine Le Pen y Jean-Luc Mélenchon como los candidatos más sonados, hay otros nueve nombres que, igualmente, se mantienen en la carrera por el Elíseo.

Macron, actual presidente de Francia, tiene 44 años y aspira a la reelección. Nació el 21 de diciembre de 1977 en Amiens, Francia. Proviene de una familia de médicos. Estudió política internacional y después obtuvo dos maestrías, una en políticas públicas y otra en filosofía. Posteriormente, se graduó con honores de la prestigiosa escuela de Administración de Francia, una escuela que tiene la reputación de ser una vía rápida hacia el poder político, ya que varios presidentes franceses han estudiado allí, entre esos Francois Hollande, su antecesor.

Al terminar sus estudios superiores, se dedicó a trabajar en el sector público: en 2004 fue inspector de finanzas del Ministerio de Economía y Finanzas de Francia. Sin embargo, en 2008 empezó a trabajar en el sector privado, pese a que fue advertido que una transición hacia ese sector podría poner en riesgo sus aspiraciones políticas del futuro. No obstante, comenzó a trabajar como banquero de inversión en un grupo financiero internacional, en donde pudo ascender y, según cuentan, negoció la adquisición de la sección de alimentos de bebés de Pfizer para Nestlé.

Mientras aún trabajaba en el sector bancario, empezó a trabajar con Francois Hollande, mientras este último lanzaba su campaña presidencial. Después de que Hollande ganara la presidencia, Macron se unió a su administración como subjefe de gabinete y asesor económico. Posteriormente, fue nombrado ministro de Finanzas.

Pese a no haber ejercido ningún cargo de elección popular, fue elegido presidente en 2017. Durante su gobierno enfrentó duras batallas, como la crisis de los chalecos amarillos, la huelga contra la reforma de las pensiones, la crisis del COVID-19, el retiro de las tropas francesas de Malí y la reciente invasión de Rusia a Ucrania, y la guerra que le ha seguido, en la que ha jugado el papel de mediador desde un principio.

Según afirma el medio France 24, pese a haber sido elegido por ofrecer un programa político de centro, durante su mandato “gobernó más hacia la derecha. Para ganar, en esta campaña deberá retener un electorado de derecha, posiblemente tentado por Valérie Pécresse (los republicanos), mientras agrupa junto a él a los centristas y a un electorado de centro-izquierda, no necesariamente convencido con las candidaturas de Anne Hidalgo o Yannick Jadot”.

El actual mandatario francés se disputa la llegada a la Casa del Elíseo con Marine Le Pen, candidata del partido Agrupación Nacional. Desde la cuna ha estado ligada a la política, pues su padre, Jean-Marie Le Pen, es el fundador del partido Frente Nacional. A sus 18 años se unió a la agrupación política de extrema derecha y empezó a estudiar derecho.

En 1998 fue elegida como consejera regional de la región Nord-Pas-de-Calais, y de ahí en adelante su desempeño en lo público: en 2004 y 2009 fue elegida diputada europea y en 2011 se convirtió en la presidenta del Frente Nacional, ocupando el cargo de su padre. En 2012 y 2017, trató de llegar a la cabeza del Ejecutivo francés, pero los votos no le alcanzaron. Precisamente, con un porcentaje del 33,90 % vs 66,10 %, hace cinco años perdió contra su actual contendor, Emmanuel Macron. Ante la pérdida en las urnas, fundó en 2012 la Agrupación azul Marine, una coalición de distintos movimientos de extrema derecha durante las elecciones legislativas.

A estas dos fuerzas se suma un nombre de la izquierda radical: Jean-Luc Mélenchon, quien, para muchos, es el tercer candidato presidencial más importante de Francia. De hecho, durante las elecciones pasadas, Mélenchon disputó el puesto de presidente junto con Macron y Le Pen, ya que él fue considerado el candidato de la izquierda, Le Pen la de la derecha y Macron el del centro.

El candidato tiene 70 años, es sordo y pertenece al partido de Francia insumisa. Nació en Marruecos y sus padres eran franceses, provenientes de Argelia. Después del divorcio de sus padres, a los 11 años se mudó hacia Normandía con su madre y su hermana. Estudió licenciatura en filosofía y también en letras modernas. Se unió al Partido Socialista en 1976, (a partir de ahí ha hecho parte de diferentes partidos políticos, pertenecientes a la izquierda), aunque comenzó su carrera política en 1970. Desde entonces, ha sido jefe de la Federación Socialista, senador y ministro de Educación. Esta es la tercera vez que se lanza a la presidencia de Francia.

Estas son las otras figuras que se disputan la llegada al Elíseo

· Valerie Pecresse: tiene 54 años y pertenece al Partido Republicano. Estudió comercio y también perteneció a la Escuela Nacional de Administración (en donde han estudiado varios presidentes franceses, entre ellos Hollande y Macron). Empezó su carrera política en 1998, fue diputada en 2002, ocupó diferentes cargos ministeriales durante el gobierno de Sarkozy (fue ministra de Educación, de Investigación y Presupuesto) y también fue portavoz del gobierno.

· Philippe Poutou: con 55 años, pertenece al Partido Anticapitalista. No tiene estudios superiores y dedicó la mayor parte de su vida profesional a trabajar como obrero en la fábrica Ford. Fue despedido de allí cuando cerró la sede en 2019. No obstante, comenzó su militancia política en 1980 y desde entonces ha hecho parte de diferentes partidos políticos, hasta llegar a su actual agrupación política. Esta es la tercera vez que aspira a la presidencia, intentándolo desde 2012. Logró, a última hora, los 500 avales necesarios para lanzarse a las elecciones de este año.

· Fabien Roussel: tiene 52 años y pertenece al Partido Comunista, como lo hicieron sus padres. Trabajó como periodista y en 1997 empezó su carrera política. Desde entonces, ocupó puestos en el área de comunicaciones, siendo asistente parlamentario, representante local y diputado. En 2021 lanzó su campaña presidencial. La seguridad y la migración son temas esenciales en su campaña, y apoya el uso y la creación de las armas nucleares.

· Eric Zemmour: con 63 años, ha trabajado como periodista durante la mayor parte de su carrera profesional. Pertenece al partido Reconquista y es conocido por sus discursos de extrema derecha. Trabajó en el diario Figaro, hasta que fue despedido por incitación racial. Debido al lanzamiento de su campaña presidencial, fue obligado por el Consejo Superior de Audiovisual del país a dejar de lado sus actividades periodísticas. Ha sido condenado tres veces por “incitación al odio”.

· Nathalie Arthaud está afiliada al partido Lucha obrera desde los 18 años y, actualmente, con 52, participa de la contienda electoral para llegar al palacio del Elíseo bajo dicha colectividad. Aunque se desempeñó como profesora, en el 2012 se lanzó a la presidencia, alcanzando solo el 0,56 % de los votos, mientras que, en 2017, aspirando de nuevo a la presidencia, reunió el 0,64 % de los sufragios.

· Nicolas Dupont-Aignan fue alcalde de Yerres en 1995 bajo el manto del partido RPR, hoy conocido como Los Republicanos. Luego, en 1997, se convirtió en uno de los diputados más jóvenes en la circunscripción de Essonne. Fue un vocero del no en el referendo sobre el tratado constitucional europeo y luego se salió del antiguo RPR, creando, en 2009, el partido La República en Pie. También se presentó, como muchos de sus contrincantes, a las elecciones de 2007 y 2012, sin superar el 5 % de los votos. Hoy aspira a llegar a la presidencia con el partido Francia en Pie.

· Anne Hidalgo, con un master en ciencias sociales del trabajo y otro en derecho social y sindical, está en la carrera presidencial con el aval del Partido socialista. Pasando por el rol de inspectora de trabajo, por la Oficina Internacional del Trabajo en Ginebra y por la Compañía General de Aguas, fue consejera técnica en el gabinete de la ministra de Trabajo y Solidaridad de 1997, Martine Aubry. También hizo parte del grupo de trabajo de Nicole Péry, secretaria de Estado por los Derechos de las Mujeres y en la Formación profesional (1998-2000), y de Marylise Lebranchu, ministra de Justicia (2000-2002). Sin embargo, el más alto cargo que ha desempeñado es el de alcaldesa de París. Como dato curioso, en France 24 se lee que nació bajo el nombre de Ana María Hidalgo Aleu, en San Fernando, España, siendo hija de un padre electricista sindicalista y de una madre costurera. Migró con su familia a Francia en la primavera de 1962, poco antes de cumplir 3 años, y recibió la nacionalidad francesa a los 14.

· Yannick Jadot tiene 54 años y hoy aspira a la presidencia de Francia por el partido Europa Ecológica-Los Verdes. Su vínculo con la política se remonta a la época en la que distribuía panfletos para el Partido socialista de François Mitterand en compañía de su padre. Con un máster en comercio internacional, con énfasis en economía del desarrollo, luego hizo trabajo humanitario en Asia y África con Solagral (Solidaridades Agrícolas y Alimentarias), una ONG que le ofrece herramientas de análisis y comprensión del impacto de las políticas agrícolas a los sindicatos agrícolas y las asociaciones, se lee en France 24. Apoyando la campaña presidencial de Noël Mamère, en 2002, y pasando por Greenpeace, no fue hasta el 2008 que se lanzó realmente a la política, al militar por el partido Europa Ecológica. Luego fue diputado europeo en 2009 y fue candidato en las elecciones de 2017, pero decidió unirse al candidato socialista de aquel entonces, Benoît Hamon.

· Jean Lassalle, con 66 años, es candidato presidencial por el partido Resistamos. Desde 1977, cuando tenía 21 años, hasta el 2017, fue alcalde de su pueblo natal, Lourdios-Ichère. Además, ocupó durante diez años la presidencia de la asociación de alcaldes de los Pirineos Atlánticos. Se caracterizó por apoyar a François Bayrou en las presidenciales de 2007 y 2012 y fue vicepresidente del Movimiento Demócrata (MoDem) entre 2010 y 2016. Sin embargo, se distanció de dicho partido político y para 2017 decidió participar de la carrera por el Elíseo, obteniendo el 1,21 % de los votos.

Recibe alertas desde Google News