24 Jul 2021 - 10:37 p. m.

Más de 160.000 manifestantes contra las restricciones sanitarias en Francia

Según el ministerio del Interior francés, en el país se presentaron unas 168 concentraciones en todo el país, con una asistencia superior a la del sábado pasado.

Redacción Mundo

Internacional

Unas 161.000 personas se manifestaron este sábado en Francia contra las nuevas restricciones para frenar el rebrote de los contagios de covid-19 causados por la variante Delta. En París fueron cerca de 11.000 los manifestantes, esencialmente “chalecos amarillos”, movimiento de protesta hostil a la política social del gobierno.

El balance de las protestas, comunicado por el ministerio de Interior francés, citó unas 168 concentraciones en todo el país, con una asistencia superior a la del sábado pasado, que fue del orden de 114.000 personas. Durante la protesta parisina se produjeron incidentes esporádicos entre policías en motocicletas y manifestantes, constataron periodistas de la AFP.

El ministro de Interior, Gérald Darmanin, informó de nueve detenciones durante disturbios cerca de los Campos Elíseos. Otras miles de personas, raramente con mascarillas, se congregaron al son del himno nacional, la Marsellesa, en la plaza del Trocadero, en el oeste de la capital, a llamado del exeurodiputado de extrema derecha Florian Philippot.

“Libertad, libertad”, coreaban los manifestantes, venidos de París y de otras ciudades, agrupados alrededor de un estrado rodeado de decenas de banderas de Francia.

Puede leer: Escándalo de software espía Pegasus revela problema global de armas informáticas

Las protestas se producen cuando los franceses se declaran mayoritariamente favorables a la decisión tomada el 12 de julio por el presidente Emmanuel Macron de hacer obligatoria la vacunación para el personal sanitario y otras profesiones so pena de sanciones.

La extensión del pase sanitario, que se consigue con una pauta completa de vacunación o un test negativo reciente, a la mayoría de lugares públicos cuenta también con un gran apoyo, según un sondeo publicado al día siguiente.

Aplicado ya en lugares culturales y de ocio, el pase sanitario debe extenderse a principios de agosto a los cafés, restaurantes y trenes. El anuncio de las nuevas medidas impulsó la inmunización en Francia: 39 millones de personas, es decir, el 58% de la población total, habían recibido el viernes al menos una dosis, y el 48% están completamente vacunadas.

Pero después de un retroceso de la epidemia en primavera, el número de infecciones diarias se dispara impulsado por la variante Delta, altamente contagiosa, pasando de 4.500 el 9 de julio a casi 21.500 el viernes.

Comparte: