Publicidad
20 Apr 2021 - 3:00 p. m.

¿Quienes son los candidatos que buscan suceder a Angela Merkel en Alemania?

Para las elecciones de este setiembre en Alemania son dos las grandes fuerzas que tienen opciones para suceder a la canciller alemana Angela Merkel: el partido verde, con Annalena Baerbock, y los conservadores, quienes aún no definen su candidato.
La candidata del Partido Verde, Annalena Baerbock, sale de la sede de su movimiento político en Berlín.
La candidata del Partido Verde, Annalena Baerbock, sale de la sede de su movimiento político en Berlín.
Foto: EFE - Andreas Gora / POOL

La salida del poder de la canciller alemana, Angela Merkel, será un momento clave en la historia de la política del país. Desde hace rato se especula sobre quién sucederá a la funcionaria, pero solo ahora que empieza la recta final comienzan a formalizarse los candidatos que buscarán el cargo. Por ahora son dos los movimientos que más fuerza tienen para las elecciones generales del próximo 26 de septiembre: los conservadores y el partido Verde. ¿Cuáles son los candidatos?

La fuerza de Annalena Baerbock

La semana empezó con la designación de la ascendente Annalena Baerbock como candidata a la cancillería por parte del partido ecologista alemán. “La primera candidata verde a la cancillería será Annalena Baerbock, quien nos guiará en esta campaña” con miras a las elecciones del 26 de septiembre, anunció en una conferencia de prensa el otro presidente del partido, Robert Habeck, que también aspiraba a la candidatura.

Baerbock, de 40 años, jurista especializada en derecho internacional y exatleta, nunca ha ejercido un cargo gubernamental. “Hoy comenzamos un nueva capítulo para nuestro partido y, si lo hacemos bien, para nuestro país”, dijo Baerbock, madre de dos hijos y cuya popularidad ha crecido en los últimos meses con apariciones públicas para criticar al gobierno por su gestión de la pandemia. Hasta ahora, el partido ecologista, que surgió como el niño terrible de la política alemana pero en el correr de los años se ha moderado, se contentaba con designar a dos líderes para las campañas de las legislativas pero nunca a un candidato a la cancillería.

Puede leer: Annalena Baerbock, ¿la próxima canciller de Alemania?

A diferencia de los conservadores, que se desgarran en una lucha interna para la sucesión tras el reinado de 16 años de Angela Merkel, los Verdes juegan la carta de la armonía. La canciller le transmitió sus felicitaciones por el nombramiento, a través de su portavoz Ulrike Demmer. Baerbock será la única mujer candidata entre las tres principales formaciones que aspiran a la cancillería.

Baerbock, nacida en Hannover (capital del “Land” de Baja Sajonia) en diciembre de 1980, iba para gimnasta de alto rendimiento, especializada en potro y trampolín, pero se quedó a medio camino. Estudió derecho internacional entre Alemania y Florida (Estados Unidos) y luego completó su formación en la School of Economics de Londres.

Eso le ha dado esa competencia en materia económica que le faltaba a Habeck. A los 28 años se convirtió en líder de los Verdes en el “Land” de Brandeburgo, el que rodea a Berlín y su distrito electoral desde entonces. Nueve años después ingresó en el Bundestag, a lo que siguió, en 2018, su elección como copresidenta del partido.

Los conservadores, enredados

En el otro gran frente está la pelea interna de los conservadores. Destacados representantes de la Unión Cristianodemócrata (CDU) alemana apelaron hoy a consensuar la candidatura para las elecciones generales de septiembre y alertaron de la división que puede conllevar el pulso entre el centrista Armin Laschet y el derechista Markus Söder, los líderes de los representantes de los dos estado más importantes del país. “Necesitamos una solución y no una votación entre los diputados, que podría provocar escisiones”, indicó el vicepresidente del grupo parlamentario conservador, Carsten Linnemann, de la CDU, en declaraciones al grupo de medios Funke.

Puede leer: La historia detrás del poder de Angela Merkel (I)

Tanto Laschet, líder de la CDU, como Söder, de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), formalizaron el domingo pasado su aspiración a ser el candidato del bloque en los comicios. Ambos se emplazaron a resolver la cuestión hasta este domingo. En los días pasados ha habido conversaciones entre ambos, pero sin avances visibles. Lo más grave es que si hoy no se logra un acuerdo se arriesgan a que la cuestión se decida por el voto del grupo conservador en el Bundestag (Parlamento federal), el próximo martes.

La CDU cuenta ahí con 200 diputados, frente a los 46 de la CSU, pero en una sesión mantenida a mediados de semana Söder logró el respaldo de varios diputados del partido de Laschet. Hasta el momento este es el candidato aventaja al centrista Laschet en los sondeos, lo que se atribuye a su gestión de la lucha contra la pandemia en Baviera, donde ha aplicado con rigor restricciones, de acuerdo a la línea cautelosa de Merkel.

La DW afirmó recientemente: “Aunque el liderazgo de la CDU, Armin Laschet, parece dispuesto a respaldar con unanimidad a su candidato, ciertos rumores e informes de los medios de comunicación sugieren que muchos miembros de la base del partido piensan que tienen más posibilidades de ganar con Söder. Una rama regional de la CDU, que representa al estado de Berlín, ya ha declarado públicamente su preferencia por Söder”.

Desde 1949 ambas formaciones han tenido un fuerte pacto para tener una coalición duradera y estable. La DW, sin embargo, aseguró: “La alianza, sin embargo, se ha resquebrajado varias veces en el pasado. Por ejemplo, en 1976, cuando la CSU votó a favor de dividir el grupo del Bundestag (CDU/CSU) y amenazó con presentar candidatos en todo el país, tras una disputa entre los entonces líderes de la CSU, Joseph Strauss, y de la CDU, Helmut Kohl, quien todavía no había llegado a ser canciller”.

Síguenos en Google Noticias