Publicidad
5 Jun 2021 - 11:24 p. m.

Juez revocó la prohibición de armas de asalto en California, las más usadas en tiroteos

La decisión se da en el Día de la Concientización sobre la Violencia Armada y tan solo días después de presentarse dos tiroteos masivos en el estado. El gobernador del estado de California, Gavin Newsom, describió la decisión como una “bofetada repugnante” para los californianos.
La pandemia de coronavirus disparó la compra de armas en todo el país, según datos del FBI, así como la violencia con armas de fuego.
La pandemia de coronavirus disparó la compra de armas en todo el país, según datos del FBI, así como la violencia con armas de fuego.
Foto: KAMIL KRZACZYNSKI

Roger Benítez, un juez federal de distrito de California, anuló una prohibición de más de tres décadas sobre las armas de asalto en el estado, lo que permitiría la circulación de rifles, escopetas y pistolas de asalto.

Según el FBI, este tipo de armas es el más usado en tiroteos masivos en la historia moderna. En las masacres de Parkland, Aurora, Las Vegas, el club nocturno Pulse en Orlando y la escuela primaria Sandy Hook en Connecticut, el tirador seleccionó un rifle AR-15 para perpetuar el ataque.

El gobernador del estado de California, Gavin Newsom, criticó la decisión del juez y la calificó como una “amenaza directa a la seguridad pública y la vida de los californianos inocentes”.

El juez Benitez argumentó que el rifle AR-15 es una “combinación perfecta de arma de defensa doméstica, bueno tanto para el hogar como para la batalla” y lo comparó con una navaja suiza. Dicha comparación enfureció al gobernador Newsom y a los críticos de las armas en el estado y en el país.

“Mi hija está en un cementerio por un rifle AR-15, no porque se usó una navaja suiza. Si se usara una navaja suiza (en un ataque), mi hija y la mayoría de esos otros niños estarían vivos”, le dijo Fred Guttenberg, activista por la regulación de armas de fuego y padre de una de las niñas asesinadas en el tiroteo de la escuela superior Stoneman Douglas en 2018, a CNN.

Le puede interesar: ¿Por qué Biden no podrá controlar el porte de armas? 

Guttenberg también dijo que el juez Benítez había usado un lenguaje propio del lobby defensor de las armas al escribir su opinión para revocar la prohibición a las armas de fuego. Desde 1989, California había prohibido los rifles de asalto en el estado, aunque estos se han usado en varios tiroteos masivos.

“Este caso no se trata de armas extraordinarias que se encuentran en los límites exteriores de la protección de la segunda enmienda. Las armas de asalto prohibidas no son bazucas, obuses y ametralladoras. Esas armas son peligrosas y únicamente útiles para fines militares”, justificó Benítez.

Se estima que en el estado de California hay registradas 185.669 armas de asalto, según el documento redactado por el propio juez. Mientras los críticos de las armas lamentan la decisión, y anuncian que van a apelar la opinión del juez, los defensores de la Segunda Enmienda están celebrando la “restauración” de su derecho a portar armas en todo el país.

Le puede interesar: Tiroteos en Estados Unidos: el duelo por la violencia armada

“El juez Benítez destacó lo que saben todos los propietarios de armas: este tipo de leyes restrictivas sobre armas no hacen que nadie esté más seguro ni infringen los derechos de los estadounidenses respetuosos de la ley. Esperamos el impacto positivo que este fallo tendrá en la Segunda Enmienda actual y futura casos”, dijo el portavoz de la NRA, Lars Dalseide.

Por ahora, la prohibición de las armas de asalto quedará suspendida por 30 días, tiempo durante el cual el fiscal general del estado, Rob Bonta, podrá apelar y solicitar una suspensión ante el Tribunal de Apelaciones. Bonta adelantó que “no hay una base sólida en la ley, los hechos o el sentido común para equiparar los perfiles con las navajas” y que apelará de inmediato.

La decisión de Benítez, cabe resaltar, se da en el Día de la Concientización sobre la Violencia Armada y tan solo días después de presentarse dos tiroteos masivos en el estado. La pandemia de coronavirus disparó la compra de armas en todo el país, según datos del FBI, así como la violencia con armas de fuego.

Recibe alertas desde Google News