Publicidad
29 May 2021 - 7:16 p. m.

Las calles de Río de Janeiro se llenan de manifestantes contra Jair Bolsonaro

Decenas de miles de personas volvieron a manifestar en varias ciudades de Brasil contra el presidente Jair Bolsonaro, en especial por su caótica gestión de la pandemia, que deja casi 460.000 muertos y amenaza con arreciar de nuevo.
Las calles de Río de Janeiro volvieron a llenarse de protestantes en contra de Jair Bolsonaro, le reclaman su gestión de la pandemia.
Las calles de Río de Janeiro volvieron a llenarse de protestantes en contra de Jair Bolsonaro, le reclaman su gestión de la pandemia.
Foto: Agencia AFP

En el centro de Río, cerca de 10.000 personas protegidas con mascarilla acudieron a la manifestación en contra del presidente Jair Bolsonaro, convocada por varias organizaciones de izquierda y movimientos estudiantiles, y desfilaron a gritos de “Fora Bolsonaro”, “Bolsonaro genocida”, “Vacina ja” o “Fora Bolsovirus”.

Desde que empezó la pandemia, a la que llegó a considerar una “gripecita”, el mandatario ha criticado las medidas de cuarentena, promovido medicamentos sin eficacia comprobada, generado aglomeraciones y cuestionado la eficacia de las vacunas.

De hecho, la idea de que muchos muertos podrían haberse evitado si el gobierno hubiera arrancado antes la campaña de vacunación, que además avanza lentamente y con interrupciones por falta de insumos, formaba parte de los reclamos.

Ver más: Las rodadas en moto de Bolsonaro en pleno pico de la pandemia

Los manifestantes también hicieron sentir otros reproches hacia el mandatario, al que acusan de promover la deforestación de la Amazonía, la violencia de los invasores de tierras indígenas y el racismo.

Manifestaciones similares, que vienen realizándose en distintos formatos con creciente fuerza desde hace meses, se repitieron en decenas de ciudades de Brasil, Salvador (nordeste), Brasilia o Belo Horizonte (sudeste), donde un manifestante iba disfrazado de esqueleto con una guadaña en una mano y un frasco de cloroquina en la otra, constató la AFP.

La capital vivió la mayor protesta callejera contra Bolsonaro desde el inicio de la pandemia. Los manifestantes desfilaron hacia el Congreso, donde una comisión del Senado investiga desde hace semanas posibles “omisiones” de Bolsonaro en la pandemia.

En el legislativo se acumulan, además, decenas de pedidos de impeachment contra el mandatario.

Los convocantes de las marchas, algunas de ellas previstas para la tarde, como en Sao Paulo, pidieron a los asistentes respetar medidas de protección contra el coronavirus, e incluso repartieron mascarillas y alcohol gel en varias de ellas.

Según el sitio de noticias G1, la manifestación de Recife (nordeste) fue dispersada por la policía con gas lacrimógeno y balas de goma, sin que trascendiera el motivo.

Ver más: El aislamiento de Brasil en la lucha contra el coronavirus

Las marchas se dan luego de dos fines de semana con manifestaciones en apoyo al gobierno convocadas por el propio Bolsonaro, en respuesta a su pérdida de popularidad, que cayó a su mínimo histórico de 24%, según el último sondeo de Datafolha.

El sondeo revela asimismo que 49% de los brasileños son favorables a un impeachment, en tanto que 46% son contrarios, y coloca como favorito al expresidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva, el archirrival de Bolsonaro, para vencer las elecciones de 2022.}

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.