19 Dec 2020 - 7:23 p. m.

China: así es estar dentro de un centro de “reeducación”

Gulzira Auelhan nació en China, pero es de origen kazajo. En 2017 fue una de las tantas mujeres enviadas a campos de detención en la provincia de Sinkiang, también llamados ‘campos de reeducación’, donde asegura que la torturaron y que la tenían vigilada todo el tiempo. La obligaban a decir palabras chinas que no conocía y si no las recordaba le ponían un dispositivo que daba electrochoques en la cabeza. Otro de los castigos era sentarse en una silla de metal por 12 a 24 horas. Esta es su historia.

Redacción Mundo

Internacional

Temas relacionados

El EspectadorChina
Comparte: