28 Dec 2018 - 4:06 p. m.

Continúa investigación a hijo de Bolsonaro por presuntos delitos financieros

Fabrício Queiroz, exconductor de Flávio Bolsonaro, hijo del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, habló por primera vez sobre las acusaciones contra su exjefe quien habría cometido, según las autoridades, evasión fiscal entre 2016 y 2017.

-Redacción Internacional con información de agencias

Jair Bolsonaro se posesionará el primero de enero como el nuevo presidente de Brasil. / AFP
Jair Bolsonaro se posesionará el primero de enero como el nuevo presidente de Brasil. / AFP

La posesión de Jair Bolsonaro, presidente electo de Brasil, se ha visto empañada por las denuncias contra su hijo Flávio de cometer una presunta evasión fiscal. El Consejo para el Control de Actividades Financieras de Brasil (Coaf), informó a comienzos de diciembre que el hijo del próximo mandatario de los brasileños y diputado por el estado de Río de Janeiro habría realizado movimientos bancarios no declarados por casi US$ 1,2 millones en 2016. El dinero habría pasado a la cuenta de su exchofer Fabrício Quieroz, quien por primera vez habló en público sobre el caso.

Queiroz explicó en una entrevista que el dinero de sus cuentas bancarias proviene de sus "negocios", sin esclarecer los movimientos de capital no declarado por los que está siendo investigado. "Soy un hombre de negocios. Hago dinero, compro, revendo, compro, revendo, compro coches, revendo coches. Siempre fue así", declaró a la cadena SBT este miércoles Queiroz.

El diario O Estado de S. Paulo reveló que las operaciones de dinero realizadas entre enero de 2016 y enero de 2017 implican sumas incompatibles con los ingresos de Queiroz, miembro de la Policía Militar. Queiroz fue llamado a declarar cuatro veces ante la Fiscalía de Rio de Janeiro, pero en todas faltó alegando problemas de salud. Le puede interesar: ¿Cuál es el escándalo de corrupción que salpica a Bolsonaro a días de su posesión?

En la entrevista, la primera desde que saltó el caso, Queiroz se negó a detallar por qué recibió esos pagos atípicos. "Voy a aclararlo ante la Fiscalía", afirmó sin precisar la fecha.

"No estoy huyendo. Quiero aclararlo", agregó Queiroz, que explicó que sufre de cáncer de intestino y por eso no acudió a declarar. Uno de los movimientos es un depósito de 24.000 reales en la cuenta de Michelle Bolsonaro, esposa del presidente electo.  

La denuncia pone en cuestión si la familia Bolsonaro representa de verdad un nuevo tipo de política en el país, que ya está cansado de investigaciones por corrupción. Jair Bolsonaro, que durante su campaña prometió combatir la extendida corrupción en Brasil, explicó en un principio que se trataba del reembolso parcial de un préstamo que él mismo había otorgado al chófer de su hijo. Pero días después afirmó que se deberá "pagar" por cualquier "error" que se compruebe en esos movimientos de dinero sin declarar.

"Si hubiese algo errado, conmigo o con mi hijo, lo mejor es que paguemos la cuenta de ese error, porque no podemos comulgar con el error de nadie", dijo. Le recomendamos: ¿Quién es Jair Bolsonaro, el Donald Trump brasilero?

Su hijo Flavio niega cualquier irregularidad y acusa a los medios de comunicación de estar "haciendo una fuerza descomunal para deconstruir" su reputación "y tratar de afectar a Jair Bolsonaro".

Fabrício Queiroz, exconductor de Flávio Bolsonaro, hijo del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, habló por primera vez sobre las acusaciones contra su exjefe quien habría cometido, según las autoridades, evasión fiscal entre 2016 y 2017.

Recibe alertas desde Google News