13 May 2021 - 12:33 a. m.

El atentado de hace 40 años que sacudió la Iglesia católica

El 13 de mayo de 1981, Mehmet Ali Agca disparó contra el papa Juan Pablo II. En su último libro, “Memoria e identidad”, publicado el 22 de febrero de 2005, Juan Pablo II afirmó estar convencido de que alguien encargó el atentado.

Redacción Internacional y Afp

“Hay fechas que, por el acontecimiento al que están vinculadas, no sólo pertenecen a los libros de historia, sino que están inscritas de forma indeleble en las páginas de la historia de nuestras vidas. El 13 de mayo de 1981 es sin duda una de estas fechas. Ese día irrumpió en la realidad un acontecimiento considerado imposible, inimaginable: el atentado contra un Papa en la Plaza de San Pedro”, escribió Alessandro Gisotti, exdirector interino de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

¿Qué pasó?

Hace 40 años, Mehmet Ali Agca disparó contra el papa Juan Pablo II, un atentado que sacudió la iglesia Católica. “El primer disparo provocó el vuelo de una bandada de palomas. Volaban como enloquecidas. Inmediatamente después, el segundo disparo. El papa se desplomó de lado, encima de mí. Traté de sostenerlo mientras veía entre la multitud a alguien que trataba de huir”, relató el secretario privado de Juan Pablo II y su colaborador más cercano, el actual cardenal polaco Stanislao Dziwisz al diario italiano La Repubblica.

Tras el atentando, el papa fue inmediatamente trasladado al hospital Gemelli con heridas en el abdomen, la mano izquierda y el brazo derecho. Ambulancias, carabineros y periodistas llegaron rápidamente a la plaza de San Pedro donde el ambiente es rápidamente “irreal”, escribe un periodista de la AFP. Peregrinos “se unen a las oraciones difundidas sin interrupción por los altavoces de Radio Vaticano”, mientras que “varios helicópteros de la policía sobrevuelan (...) a baja altura”. Dos mujeres también resultaron heridas.

Le puede interesar: Beatificación del Papa Juan Pablo II

“En esos momentos agitados, ante la gravedad de lo que pasaba, pensaba sólo en no dejar que se cayera al piso. El papa se estaba muriendo. Sufría mucho pero estaba lúcido. No me desanimé. Oraba y pensaba sólo a salvarlo. El resto lo hicieron los médicos con la ayuda de la Virgen”, contó Dziwisz. En el hospital Gemelli, Juan Pablo II se somete a una importante intervención quirúrgica, pese a que ningún órgano vital fue alcanzado. Luego de seis horas en el quirófano, el papa logra salir adelante.

“Les doy las gracias con emoción por sus oraciones y los bendigo a todos”, dijo el Papa en ese momento. “Rezo por el hermano que me atacó, al que he perdonado sinceramente”, agregó

¿Quién es Mehmet Ali Agca?

Nació el 9 de enero de 1958 en Hekimhan (Turquía). Se dedicó desde niño a vender agua y recoger los restos de carbón que encontraba en la estación de tren, según informó el diario La Vanguardia. “Su personalidad se endureció con el entrenamiento que recibió por parte del Frente Popular para la Liberación de Palestina. Durante dos meses, Agca aprendió a utilizar toda clase de armamento y a instruirse en tácticas terroristas en Siria”, se lee en la publicación del diario español.

Le puede interesar: Cuando el papa Juan Pablo II intento ir a Irak y Sadam Hussein no lo dejó

El musulmán, miembro del grupo ultranacionalista “Lobos Grises”, fue liberado de una prisión de Ankara en 2010 después de pasar casi treinta años en cárceles de Italia y Turquía por este intento de asesinato, y otros crímenes cometidos en suelo turco; uno de estos crímenes fue el asesinato del periodista liberal turco Abdi Ipekci, director del diario “Milliet”. Agca fue detenido, pero el 23 de noviembre de 1979 se fugó de la cárcel de Kartal Maltepe, al sudeste de Estambul, el centro penitenciario más seguro de Turquía.

Mehmet Ali Agca dio numerosas versiones para explicar su acción contra Juan Pablo II, cuyo motivo sigue sin conocerse a pesar de la apertura de decenas de investigaciones.

La reunión del papa con Mehmet Ali Agca

Hasta su muerte en 2005, Juan Pablo II dedicará una especial devoción a la Virgen de Fátima, convencido de que ella le salvó la vida aquel día, fecha del 64 aniversario de su supuesta aparición a niños pastores en el centro de Portugal. Un año después del atentado, ofreció al santuario una bala que lo había alcanzado, hoy incrustada en la corona de la estatua de la Virgen.

El 27 de diciembre de 1983, visita a Mehmet Ali Agca en la cárcel. Después de la reunión, el papa le regala un rosario de nácar y afirma que Ali Agca se arrepintió de su acto y le renueva su perdón. En su último libro, “Memoria e identidad”, publicado el 22 de febrero de 2005, Juan Pablo II afirmó estar convencido de que alguien encargó el atentado.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X