9 May 2021 - 4:29 p. m.

“El Covid-19 no es una gripita”: colombiana en India

El coronavirus sigue causando estragos en territorio indio, que este sábado registró más de 4.000 muertes. Tatiana Romero, colombiana que vive hace dos años en la ciudad de Patna, estado de Bihar, cuenta lo que se vive por estos días en el país.

Redacción Mundo

Internacional

El sistema sanitario indio está al borde del colapso. La pandemia ha dejado hasta ahora 238.270 muertos y más de 21,7 millones. Sólo este sábado, el país registró 4.187 fallecidos, uno de los números más altos de los últimos días.

Y aunque la ayuda internacional ya comienza a llegar, muchos ciudadanos no alcanzan a recibir atención médica y mueren a las puertas de los hospitales, según reporta la prensa. Los especialistas calculan que este pico de contagios llegará a su máximo nivel a finales de mayo.

Ante el deterioro de la situación, el sábado se inició en el estado de Kerala, en el suroeste del país, un confinamiento de una semana. En la región de Karnataka, regirá por dos semanas. Nueva Delhi, la capital de 20 millones de habitantes, y Bombay se están estabilizando, pero aún preocupa la escasez de suministros.

Le puede interesar: ¿Cómo está la situación en India?

La catástrofe se ha desbordado a las naciones vecinas como Bangladés, Nepal y Sri Lanka, que han cerrado sus fronteras con India, mientras Pakistán impuso nueve días de cierre durante la fiesta musulmana del Aíd al Fitr.

Tatiana Romero, una colombiana que vive desde 2019 en Patna, la capital del estado de Bihar, frontera con Nepal, le contó a El Espectador cómo se vive por estos días en el país. Se está recuperando de Covid-19, pues se contagió hace dos semanas y aunque los síntomas que padeció fueron suaves, relata que la recuperación es lenta.

“Cualquier error lo puede llevar a uno a contagiarse; yo me estoy recuperando del Covid pero es muy duro; yo no necesité oxígeno ni nada de eso, pero toma tiempo recuperarse; esto no es una gripita, todo el mundo debe resguardarse y tomar medidas de precaución”, le dice a El Espectador desde la India.

Esta colombiana cuenta que, en India, aunque no se ha decretado un confinamiento general, la mayoría de gente intenta resguardarse. “Hasta la semana pasada pusieron cuarentena total en algunos estados. La situación es tan grave, que salir a la calle representa un riesgo inminente, si no se toman las precauciones”.

Le puede interesar: India rompe récords de muertos y contagios

La campaña de vacunación comenzó en India el 16 de enero, una tarea colosal en el segundo país más poblado del mundo (1.300 millones de habitantes); y aunque la inmunización no ha parado un solo día, falta todavía muchos por vacunar. “Aquí hay vacunación todos los días, lo único que cambió desde el 1 de mayo es que se habilitó que los mayores de 18 años reciban las dosis”.

Tatiana Romero cuenta que “los hospitales están en capacidad máxima y se han habilitado camas en sitios provisionales en sitios como Nueva Delhi y otras ciudades cercanas, así como puestos de oxígeno, ya que no hay espacio en los hospitales”.

El impacto económico y social de la pandemia ha dejado consecuencias graves en el país, que venía siendo una potencia emergente contrapeso de China en Asia. Según el FMI, la economía india se contrajo en 10,3% en 2020.

“El primer ministro Narendra Modi no ha declarado cuarentena general porque esto sería grave para la economía, que ya está en estado delicado. Lo que se ha hecho es que varios estados han declarado la cuarentena total, algunos han puesto toques de queda en las noches, estaban haciendo cuarentena el fin de semana, pero se está tratando de reactivar la economía, sitios cercanos a Nueva Delhi tienen cuarentena total hasta el 15 de mayo”.

Esta connacional explica que sería ideal que la ayuda internacional llegara. “Vacunas se necesitan; oxígeno hay porque desde hace unas semanas se prohibió el uso industrial para enviarlo a hospitales y donde se requiera; el problema, según las noticias, es el transporte”.

“Todo el mundo siente temor de salir, de contagiarse en cualquier momento, sobre todo por que el sistema sanitario no tiene capacidad para atender a todas las personas: tenemos la esperanza de que esto comience a mejorar pronto, nos ha bloqueado de forma económica como la salud. Este año ha sido muy difícil”, concluye Tatiana Romero.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X