11 Nov 2020 - 1:22 a. m.

El Espectador le explica: Así son las “zonas libres de ideología LGBT” en Polonia

Son cerca de 100 pueblos polacos que se acogieron a esta determinación. Organizaciones internacionales alertaron sobre el arresto de activistas y hostigamientos en contra de personas LGBT en el país.

Redacción Mundo

Internacional

Polonia es un sin duda el bastión de la moral ultraconservadora y cristiana de Europa. Y lo demostró hace poco al prohibir casi en su totalidad el aborto en este país, que ya contaba con una de las legislaciones más restrictivas de la Unión Europea en esta materia. A esta discusión se suman los actos represivos en contra de la comunidad LGBT que desde 2019 vio cómo algunos pueblos y provincias se declararon zonas “libres de ideología LGBT”.

Ver más: Tribunal constitucional polaco da luz verde para endurecer la ley sobre el aborto

El debate cobró fuerza en noviembre de este año luego de que Amnistía Internacional y otras organizaciones de derechos humanos pidieron a las autoridades polacas retirar los cargos en contra de tres mujeres que publicaron carteles donde aparecía la Virgen María con un halo de colores de la bandera arcoíris del movimiento LGBT.

“En todo el mundo, más de 140.000 personas se han sumado a una campaña internacional para pedir a la Fiscalía General que retire los cargos contra las tres defensoras de derechos humanos —Elżbieta, Anna y Joanna— procesadas por ‘ofender creencias religiosas’”, informó la organización internacional.

“Crear, tener o distribuir carteles como los que retratan a la Virgen María con los colores del arcoíris está protegido por el derecho a la libertad de expresión y no debería ser delito”, dijo Catrinel Motoc, miembro de Amnistía Internacional. Los hostigamientos y el rechazo en contra de la comunidad llegaron a tal punto que en Polonia hay cerca de 100 pueblos (casi un tercio del país) que se declararon “libres de ideología LGBT”.

¿Cómo se configuraron estas zonas?

Desde 2015 los políticos del partido conservador nacional Ley y Justicia (PiS) se pronunciaron activamente en contra de la comunidad LGBT.

“Todo se reduce a, como sabemos hoy, la sexualización de los niños desde la primera infancia. Necesitamos luchar contra esto. Necesitamos defender a la familia polaca. Necesitamos defenderla furiosamente porque es una amenaza para la civilización, no solo para Polonia sino para toda Europa, para toda la civilización basada en el cristianismo”, dijo Jaroslaw Kaczynski, líder de los conservadores nacionalistas y exministro del país, en 2019.

Incluso los líderes de la iglesia católica, como el arzobispo de Cracovia, Marek Jedraszewski, han hablado de la “ideología de género”, y del “lobby LGBT”.

Ver más: Polonia, el país que se resiste a aceptar a la comunidad LGBT

Incluso han utilizado estos discursos para incidir en la política nacional. Andrzej Duda, un conservador independiente que cuenta con el apoyo de PiS, fue reelegido para un segundo mandato en julio de 2020. Precisamente uno de sus lemas de campaña fue evitar el matrimonio entre personas del mismo sexo alegando que esa determinación va en contra de los valores familiares polacos.

Son estos políticos y algunos medios de comunicación locales los que han impulsado el discurso de odio en contra de la comunidad LGBT.

¿Cómo es una zona “libre de la ideología LGBT”?

“Estas resoluciones son esencialmente simbólicas e imposibles de hacer cumplir, pero han proporcionado nuevas municiones en la guerra cultural cada vez más encarnizada de Polonia”, explicó la periodista de la BBC Lucy Ash que viajó a la zona. Swidnik fue el primer municipio en adoptar una resolución contra la “ideología LGBT”.

Esta guerra de la que habla Ash se vivió en julio del año pasado cuando se llevó a cabo la primera marcha del orgullo LGBT en la ciudad de Białystok. “Alrededor de 1.000 participantes fueron atacados por aproximadamente 4.000 contramanifestantes que arrojaron petardos y adoquines, gritaron insultos y agredieron físicamente a algunos de los manifestantes”, de acuerdo con Amnistía Internacional.

“Estoy más estresada. Por primera vez en mi vida estoy muy, muy asustada”, dijo Karolina Duzniak quien ha vivido en pueblo polaco de Kozy durante 26 años a CNN. Ella es de la comunidad LGBT por lo que no es bienvenida en Kozy. Un documento oficial les recuerda eso. “La gente hablaba a nuestras espaldas (...) Es extraño para ellos. Es algo terrible. Es anormal, antinatural. A veces dicen eso", agregó.

El 7 de agosto de este año, Human Rights Watch (HRW) alertó que la policía arrestó a activistas de derechos LGBT durante protestas pacíficas. “Utilizar como chivo expiatorio y atacar a una minoría vulnerable se está convirtiendo en una parte rutinaria y desagradable del libro de jugadas del gobierno, con peligrosas repercusiones para los derechos humanos”, dijo Kyle Knight , investigador de derechos LGBT de HRW.

¿Qué dice la comunidad internacional?

No sólo se pronunció la Unión Europea (UE), los embajadores de unos cincuenta países acreditados en Polonia exhortaron a las autoridades polacas a respetar los derechos de la comunidad LGBT, en una carta abierta publicada el 27 de septiembre.

“Para proteger a las comunidades que necesitan ser protegidas de los abusos verbales y físicos y los discursos de odio, debemos trabajar juntos en un ambiente de no discriminación, de tolerancia y de aceptación mutua”, dice la carta publicada por la embajadora estadounidense, Georgette Mosbacher.

En julio de este año la UE negó la financiación a seis ciudades polacas que se declararon “Zonas libres de LGBT”.

“Ser tú mismo no es tu ideología: es tu identidad, y nadie te lo puede arrebatar. Las zonas sin LGBTI son zonas sin humanidad y no tienen cabida en nuestra Unión. No descansaré hasta construir una Unión de igualdad en la que puedas ser quien eres y amar a quien quieras sin miedo ni recriminación”, dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Comparte: