16 Jul 2019 - 3:16 p. m.

El líder del exilio cubano que podría ser deportado tras más de 50 años en EE.UU.

Después de vivir 52 años en Estados Unidos, a Ramón Saúl Sánchez, líder del Movimiento Democracia, las autoridades migratorias le negaron la residencia. Ahora, podría enfrentarse a una posible deportación a Cuba.

- EFE

Ramón Saúl Sánchez, líder del histórico exilio cubano en Miami, del Movimiento Democracia. / Tomada de Twitter: @Mariojose_cuba
Ramón Saúl Sánchez, líder del histórico exilio cubano en Miami, del Movimiento Democracia. / Tomada de Twitter: @Mariojose_cuba

El líder del Movimiento Democracia, Ramón Saúl Sánchez, se enfrenta a una posible deportación a Cuba al cabo de más de medio siglo en Estado Unidos luego de que las autoridades migratorias rechazaran su petición de residencia, según confirmó a Efe este lunes el exiliado.

(Le puede interesar: Más de 680 cubanos deportados tras fin de ventajas migratorias en EE.UU.)

"Con tristeza les comunico que el Gobierno de Estados Unidos me acaba de denegar la residencia con un documento de 17 páginas de justificaciones", escribió Sánchez en su cuenta de Twitter.

 

"Agradezco los 52 años vividos en esta tierra generosa que he llegado a amar como a mi otra patria. Continuaré mi lucha por Cuba libre", agregó el exiliado cubano, conocido por organizar flotillas de protesta a través del Estrecho de Florida hasta cerca de las costas de Cuba.

El escrito que le remitió el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) estadounidense, "plagado de inconsistencias y banalidades", como dijo a Efe, denegó la nueva solicitud de residencia que en 2016 presentó el activista tras el rechazo que emitió esta agencia federal a una primera petición que inició en 2002.

(Le recomendamos: El Espectador le explica: ¿Ya no se puede pedir asilo en EE. UU.?)

Según explicó a Efe el cubano, precisamente la organización de esas "flotillas por la libertad en Cuba" y las huelgas de hambre que ha hecho en oposición al Gobierno en la isla figuran entre las razones por las que EE.UU. rechazó su petición.

 

 

Recalcó Sánchez que adoptó una "lucha cívica no violenta" tras pasar cuatro años y medio en prisión durante la década de 1980, por negarse a declarar ante un gran jurado en un caso relacionado con la organización armada Omega 7, a la que él no pertenece tal como lo determinaron las autoridades de EE.UU.

(Puede ver: Trump anuncia que deportará a "millones" de inmigrantes)

No obstante, aquel caso a la larga le valió la revocación del "parole" con el que se mantenía en Estados Unidos.

Del mismo modo, nunca adoptó la ciudadanía estadounidense por considerarlo una "traición" a la causa cubana.

"Vamos a apelar ante la misma instancia (USCIS) y si no recurriremos al asilo político, pero el peligro de la deportación en estos tiempos existe", manifestó el líder del Movimiento Democracia, a quien la carta de las autoridades migratorias le llega cuando alistaba una "flotilla humanitaria" a Cuba.

Figura importante del exilio cubano en Miami, el activista señaló que ha hecho en total unas 26 flotillas cerca a las costas cubanas, en una de las cuales entró en aguas cubanas sin autorización de la Guardia Costera de EE.UU.

"Por mucho tiempo el Gobierno de Cuba ha pedido que nos neutralicen", señaló Sánchez, de 64 años, y quien ve en la negativa un trasfondo "político".

Según dijo a Efe, en el documento que le han hecho llegar las autoridades migratorias le hicieron saber que han hecho uso de una "cláusula de discreción" para emitir su decisión.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.