Publicidad

El misterio por la supuesta expulsión del expresidente Hu Jintao en China

Tras el revuelo que ha provocado la salida del exlíder chino en el marco del Congreso del Partido Comunista, se han explorado varios teorías sobre lo sucedido. Por un lado, los medios oficiales han argumentado supuestos problemas de salud del exmandatario y, por el otro, hay quienes hablan de una pugna política.

28 de octubre de 2022 - 09:44 a. m.
Hu Jintao, expresidente de China, fue conducido fuera del Gran Salón del Pueblo de Beijing cuando se celebraba la ceremonia de clausura del Congreso del Partido Comunista Chino, bajo la presencia de Xi Jinping.
Hu Jintao, expresidente de China, fue conducido fuera del Gran Salón del Pueblo de Beijing cuando se celebraba la ceremonia de clausura del Congreso del Partido Comunista Chino, bajo la presencia de Xi Jinping.
Foto: EFE - MARK R. CRISTINO

El vigésimo Congreso del Partido Comunista Chino dejó algo más que la reafirmación de Xi Jinping como el líder más poderoso del gigante asiático desde Mao Zedong: la salida del expresidente Hu Jintao de la ceremonia de clausura del encuentro. Lo sucedido ha causado especulación y ha llamado la atención desde varios sectores, sobre todo porque se sabe que cada detalle de la ceremonia, incluso la servida del té, está controlado por las autoridades. La pregunta es: ¿qué pasó con el exlíder chino?

Las imágenes captadas por algunos periodistas a quienes se les dio acceso al recinto, en el que estaban más de 2.000 delegados y donde se acababa de emitir el voto para conformar el Comité Central del partido, mostraron que dos hombres sacaron a Hu del Gran Salón del Pueblo de Beijing, pese a su resistencia a abandonar el lugar.

Le sugerimos: Esta vez, el invierno puede jugar en contra de los rusos en el frente de guerra

“Este fue un episodio asombroso. Incluso durante el período de Mao, no se vio una interrupción dramática del congreso como esta”, dijo a The New York Times Victor Shih, especialista en política china de la Universidad de California, en San Diego. Por su parte, Sung Wen-ti, politólogo del Centro de China en el Mundo, de la Universidad Nacional de Australia, le comentó a The Guardian que “algunas personas están sorprendidas por la anormalidad de la salida desordenada de Hu, en lo que normalmente debería ser un evento altamente coreografiado y ordenado. Esa anormalidad alimenta las especulaciones”.

Puede que no se vayan a conocer los motivos detrás de estas acciones, pero lo que sí quedó en evidencia es que, el sábado en la mañana, Hu fue escoltado al Gran Salón por un miembro del personal y tomó asiento a la izquierda de Xi. Poco después de que se permitiera la entrada de los medios extranjeros a la sala, el exlíder chino miró algunos papeles que tenía sobre la mesa. Un miembro saliente del politburó, Li Zhanshu, a su izquierda, pareció tratar de detenerlo, tomando el papel y devolviéndolo a una carpeta roja, empujándolo fuera del alcance de él. Xi pareció llamar a un empleado y dos de ellos se llevaron a Hu, levantándolo de las axilas y quitándolo de su asiento. Una foto de los medios españoles reveló que se trataba de unos papeles relacionados con los procedimientos del día, incluidos los cambios en el Politburó.

Wu Guoguang, profesor de la Universidad de Victoria, en Canadá, quien además hizo las veces de asesor de un ex primer ministro chino, dijo en una entrevista de podcast con Li Yuan, columnista del Times, que “aquí estaba Hu Jintao, el ex máximo líder de su partido y un hombre que les había brindado a muchos de ustedes oportunidades políticas, ¿y cómo lo tratan ahora? Este incidente demostró la trágica realidad de la política china y la fundamental falta de decencia humana en el Partido Comunista”.

Algo similar le dijo a The Guardian Jeremy Goldkorn, editor en jefe de China Project, un sitio web de noticias con sede en Nueva York: “Lo único que algunos comentaristas chinos han señalado y de lo que podemos estar seguros es que estos altos líderes, muchos de los cuales le debían sus carreras a Hu, no pudieron reunir ningún tipo de humanidad, calidez o cortesía para mostrarle respeto o consideración de cualquier tipo”.

Le puede interesar: El esposo de Nancy Pelosi, Paul Pelosi, fue atacado en su casa en San Francisco

Ante lo sucedido, los medios de comunicación chinos empezaron a hablar de los problemas de salud de Hu. Por ejemplo, el sábado por la noche, Xinhua, la agencia estatal de noticias, ofreció el primer reconocimiento oficial de su salida, escribiendo en Twitter que el exmandatario “no se sentía bien” y lo habían llevado a descansar. “Ya está mucho mejor”. Ahora bien, dicha red social está prohibida en China y ni Xinhua ni ningún otro medio de comunicación oficial publicó una explicación similar dentro del internet del gigante asiático. Además, Hu no ha sido visto en público desde entonces, aunque su hijo Hu Haifeng, un funcionario del partido que estaba en la audiencia de 2.300 delegados, apareció en algunos eventos formales esta semana.

Sin embargo, hay quienes piensan que presenciaron una pugna política o, por lo menos, una humillación pública deliberada, como se lee en The Guardian. Por ejemplo, el editor de Foreign Policy, James Palmer, señaló que muchos de los antiguos aliados de Hu se han ido por este camino. Pero Bill Bishop, un experto en China y autor del boletín Sinocism, dijo que si Hu realmente hubiera sido purgado del partido, sería extraño que la televisión estatal lo incluyera en las noticias del evento, lo cual hicieron.

Finalmente, en sus declaraciones al medio británico, Sung agregó que no cree que ese sea el estilo de Xi. “Incluso si consideramos la idea de que Xi purgó a Hu porque este quería plantear objeciones en público, Xi lo habría hecho antes de que se permitiera la entrada de la prensa extranjera en la sala”. Además, según él, la presencia de Hu Haifeng también juega en contra de esta teoría. “Cuando el partido purga a alguien, tiende a purgar a toda la familia, al menos a los miembros de la familia que están en la política”, concluyó.

👀🌎📄 ¿Ya se enteró de las últimas noticias en el mundo? Le invitamos a verlas en El Espectador.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar