26 Feb 2020 - 1:20 p. m.

Enfrentamientos entre hindúes y musulmanes en India dejan hasta ahora 20 muertos

El primer ministro indio, Narendra Modi, hizo un llamado a la paz y a la fraternidad entre comunidades tras los violentos enfrentamientos entre nacionalistas hindúes y musulmanes que desde el domingo han dejado dos decenas de muertos y casi 200 heridos.

Redacción agencias

Al menos 20 personas han muerto y casi 200 resultaron heridas en los violentos enfrentamientos entre grupos de manifestantes que han tenido lugar durante los últimos días en Nueva Delhi, y por los que se han impuesto restricciones en varias zonas de la capital india.

"De todas las personas que fueron llevadas al hospital, 189 resultaron heridas y 20 murieron", dijo este miércoles, 26 de febrero, en una declaración a la prensa el superintendente médico del Hospital Guru Teg Bahadur (GTB), Sunil Kumar Gautam.

El número de muertes se ha ido incrementado notablemente después de que los heridos, la mayoría de ellos ingresados en los primeros días, perecieran por la gravedad de las lesiones. Las autoridades médicas no precisaron la causas que llevaron a las muertes.

El estallido violento comenzó el pasado fin de semana tras el encontronazo de dos grupos de manifestantes: unos a favor y otros contrarios a la polémica enmienda de la Ley de Ciudadanía que, a instancias del Gobierno, el Parlamento aprobó el pasado diciembre. Esta ley ha sido duramente criticada por un sector que la considera inconstitucional y antimusulmana. Los incidentes han continuado todos estos días en el noreste de la ciudad, coincidiendo con la primera visita oficial a la India, que concluyó ayer, del presidente estadounidense, Donald Trump.

En las imágenes de los disturbios se ve a dos grupos enfrentarse con piedras y palos en medio de la calle, y destrozos en los vecindarios. Además puede verse la participación de las fuerzas de seguridad para disolver la violencia con gases lacrimógenos, perdigones y bastones para golpear a las personas. Le puede interesar: ¿Por qué estallaron las manifestaciones en India?

Aunque la capital india ha sido epicentro de protestas en contra de la Ley de Ciudadanía desde diciembre, cuando la norma fue aprobada, los disturbios de los últimos días son los peores episodios de violencia que ha vivido la capital. La oleada de protestas contra la controvertida ley dejaron entre diciembre y enero más de una veintena de muertos en todo el país, sin embargo ninguna muerte se había registrado en la capital.

La mañana de este miércoles varios miles de efectivos policiales estaban desplegados en distintas áreas del noreste de la ciudad que se encuentra en aparente calma. Además ha sido impuesta la sección 144 del Código Penal, que prohíbe las reuniones de más de cuatro personas, entre otras medidas.

El primer ministro indio, Narendra Modi, instó este miércoles a los habitantes del territorio de Delhi a la "paz y fraternidad" tras los violentos enfrentamientos. "La paz y la armonía son fundamentales para nuestro espíritu. Hago un llamamiento a mis hermanas y hermanos de Delhi para que mantengan la paz y la fraternidad en todo momento", dijo Modi, un nacionalista hindú, en un mensaje difundido en su cuenta Twitter. "Es importante que haya calma y se restablezca la normalidad lo antes posible", agrego el primer ministro.

Estos son los peores enfrentamientos en décadas en Nueva Delhi y el jefe de gobierno del territorio de Delhi, Arvind Kejriwal, pidió al gobierno central que decrete un toque de queda y despliegue al ejército en la zona. En la noche del martes, después de un día de extrema tensión, la policía local informó sobre episodios esporádicos de violencia en el distrito.

"Hemos recibido muchas llamadas de pánico, pero no hemos recibido ninguna información sobre la violencia, excepto en un vecindario en particular", dijo a la AFP Alok Kumar, un oficial de policía de Nueva Delhi. Temerosos por sus vidas, muchos trabajadores migrantes abandonaron sus hogares para regresar a la seguridad de sus pueblos de origen, constató un periodista de AFP.

"No hay trabajo (...) Es mejor irse que quedarse aquí. ¿Por qué querríamos morir aquí?", dijo un sastre en camino a su aldea en el vecino estado de Uttar Pradesh.

El líder nacionalista hindú se ha enfrentado desde diciembre con un vasto movimiento de protesta contra la nueva legislación que facilita la concesión de la ciudadanía india a los refugiados, siempre que no sean musulmanes.

Comparte: