Ad
10 Oct 2021 - 9:54 p. m.

Esta es la filial de Al Qaeda que secuestró a Gloria Cecilia Narváez en Malí

Gloria Cecilia Narváez fue liberada este sábado 9 de octubre. Yihadistas afiliados a al-Qaeda la secuestraron hace cinco años en Malí. El grupo extremista sigue causando terror en el país.
Gloria Cecilia Narváez, una monja colombiana que fue secuestrada el 7 de febrero de 2017 por Al Qaeda en Malí, África, fue liberada este sábado 9 de octubre.
Gloria Cecilia Narváez, una monja colombiana que fue secuestrada el 7 de febrero de 2017 por Al Qaeda en Malí, África, fue liberada este sábado 9 de octubre.

El calvario empezó el 7 de febrero de 2017. Eran las 9:30 p. m. en la localidad de Koutiala, al sur de Malí, a unos 400 kilómetros de la capital, Bamako. Decían que la zona era segura, pues fue en el norte del país que el terrorismo yihadista encontró el escenario perfecto para explotar la debilidad institucional de los gobiernos desde finales de los noventa. Pero la ola de violencia de 2012, y los ataques cada vez más recurrentes por parte de grupos islamistas, eran un mal presagio para la seguridad del país.

Ese día de febrero, hombres armados irrumpieron en la casa de la monja Gloria Cecilia Narváez. Ella era la superiora de un grupo de religiosas colombianas y una de Burkina Faso que estaban en una misión humanitaria en la región.

Le puede interesar: Así pasaba los días la monja Gloria Cecilia Narváez durante su cautiverio en Malí

“Los hombres la logaron detener y la obligaron a regresar a la sala. Ella se sentó y suplicó que no nos hicieran nada, que teníamos niños huérfanos al cuidado, que éramos misioneros, que no éramos europeas sino colombianas, que no teníamos dinero. Fue entonces cuando nos dijeron que eran yihadistas, aunque según nos dicen del obispado, de momento nadie ha reivindicado el secuestro”, explicó la hermana Clara Natalia Vera en marzo de ese año. Minutos después, encerradas en distintas habitaciones, escucharon un carro que salía del garaje. Gloria Cecilia ya no estaba en la casa.

“Cuando ya se fueron logré salir de mi cuarto. Escuché que la hermana Sofía estaba hablando por teléfono. Tras varios intentos y con ayuda de un amigo, logramos abrir la puerta de Sofía. Poco después llegó la hermana Adelaida y nos logramos reunir las tres. Pero nos falta nuestra hermana Gloria Cecilia”, comentó Vera. Fue en 2018 cuando yihadistas afiliados a al-Qaeda del Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (GSIM) en el Sahel, se atribuyeron la responsabilidad del secuestro y publicaron un video de rehenes que mostraba a Narváez.

El entramado yihadista en el Sahel

En 2015 surgió el GSIM a través de la fusión de cuatro grupos salafistas-yihadistas en el Sahel: Ansar Dine, Katibat Macina, al-Mourabitoun y la rama del Sahara de al Qaeda en el Magreb Islámico, según datos del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS).

Le puede interesar: Papa Francisco se encuentra con monja Gloria Cecilia Narváez, liberada el sábado

“Los militantes del JNIM imponen un gobierno islámico conservador al prohibir la celebración de bodas y bautizos, así como algunas costumbres locales tradicionales, cobrar impuestos a los civiles y obligar a los hombres a asistir a los sermones en las mezquitas locales”, escribió el analista del CSIS, Jared Thompson en julio de este año.

El experto cuenta que si bien algunas áreas están controladas esporádicamente por el GSIM, ciertas zonas del centro de Malí están bajo un control yihadista tan consolidado que un analista local lo comparó a un califato.

“GSIM ataca regularmente a las fuerzas de seguridad y ejecuta asaltos de alto perfil contra objetivos militares y políticos (...) En los primeros cuatro meses de 2019 se registró un promedio mensual de 32 eventos violentos atribuidos al JNIM en Burkina Faso, Malí y Níger en comparación con 41 eventos mensuales promedio durante el mismo período en 2020, y 59 en 2021″, sostuvo Thompson.

Le puede interesar: Monja colombiana secuestrada por Al Qaeda está muy enferma, dice su comunidad

Esto sin mencionar que en la región también están el Estado Islámico en el Gran Sáhara (EIGS) y Boko Haram, grupos que están principalmente radicados en la región del Lago Chad y Nigeria, según datos del Departamento de Seguridad Nacional de España.

“Si bien existía un pacto de no agresión entre ambos, e incluso llegaron a cooperar, en el último año, han crecido las tensiones y enfrentamientos entre los distintos grupos, especialmente con el aumento de la influencia de EIGS, que se ha extendido por territorios originalmente controlados por JNIM”, se lee en informe publicado por el gobierno español en mayo de este año.

Durante 2020, Mali duplicó prácticamente los incidentes relacionados con el terrorismo respecto al año anterior; y con un mayor número de víctimas civiles (403) que de miembros del ejército y fuerzas de seguridad (260). De todos ellos, el 70 % de la actividad terrorista fue perpetrada por JNIM, según datos del mismo informe.

Su liberación y la visita con el papa

“Agradezco a las autoridades malienses, al presidente, a todas las autoridades de Malí, el esfuerzo que hacen para que seamos liberados, que Dios los bendiga, que Dios bendiga a Malí”, dijo el sábado la religiosa en imágenes transmitidas por la televisión estatal que la muestran con el presidente interino de Malí, el coronel Assimi Goita, y el arzobispo de Bamako, Jean Zerbo.

¿Ya está enterado de las últimas noticias en el mundo? Lo invitamos a ver las últimas noticias internacionales en El Espectador.

Tras su liberación, Narváez se reunió con el papa Francisco en el Vaticano antes de la celebración de la Santa Misa de apertura del Sínodo de los Obispos. “Esta mañana, antes de la celebración de la Santa Misa de apertura del Sínodo de los Obispos, el papa saludó a la hermana colombiana Gloria Cecilia Narváez, secuestrada en 2017 y recientemente liberada”, dijo Matteo Bruni en un breve comunicado.

Recibe alertas desde Google News