4 May 2021 - 5:54 p. m.

Estados Unidos pide al gobierno colombiano moderar respuesta al paro

El Departamento de Estado de EE. UU., Gregory Meeks, líder de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de EE. UU., el representante Jim McGovern y organizaciones civiles en ese país le piden al gobierno colombiano reducir la violencia y rechazan el uso excesivo de la fuerza en las manifestaciones.

Redacción Mundo

Internacional

Las denuncias por uso excesivo de la fuerza por parte de la policía durante las manifestaciones en varias ciudades de Colombia despiertan preocupación en Estados Unidos. El Departamento de Estado, legisladores y organizaciones civiles se declaran alarmados e instan al presidente, Iván Duque, a moderar la respuesta al paro.

Jalina Porter, portavoz adjunta del Departamento de Estado, expresó en un comunicado que EE. UU. “está sumamente entristecido por la pérdida de vidas durante las protestas en toda Colombia en los últimos días”. Señaló que “en todo el mundo, los ciudadanos en países democráticos tienen el incuestionable derecho a protestar pacíficamente. La violencia y el vandalismo son un abuso de ese derecho”.

Porter señaló que “instamos a la máxima moderación por parte de la fuerza pública para evitar más pérdidas de vidas. Reconocemos el compromiso del Gobierno de Colombia de investigar las denuncias de excesos judiciales y abordar cualquier violación de los derechos humanos”. El Departamento de Estado de EE. UU. en su comunicado pide apoyar esfuerzos para un diálogo político.

Le puede interesar: Unión Europea y ONU condena uso excesivo de violencia policial en Colombia

Una de las primeras reacciones vino de parte del representante demócrata Jim McGovern, quien señaló en su cuenta de Twitter estar “profundamente preocupado por la brutal respuesta de la Policía Nacional de Colombia (PNC) a las protestas pacíficas durante el fin de semana”.

Según dijo el demócrata en su red social, “esto es parte de un patrón perturbador de uso excesivo de la fuerza, asesinatos y violaciones de derechos humanos contra manifestantes en noviembre de 2019, septiembre de 2020 y abril-mayo de 2021″.

Este martes el turno fue para Gregory Meeks, demócrataa, quien preside la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes. En un mensaje en Twitter, Meeks expresa su preocupación por los hechos de violencia durante el paro nacional en Colombia y le pide al mandatario colombiano moderar la respuesta.

“Estoy muy preocupado por la brutal respuesta de la PNC y el ESMAD a las protestas en Colombia. Estoy particularmente alarmado por los acontecimientos en Cali y pido al presidente @IvanDuque reducir la violencia y dejar claro que el uso excesivo de la fuerza es imperdonable”.

Organizaciones civiles y ONG´s en Washington también se unen al pedido de reducir la violencia contra los manifestantes en el país. Clement Voule: relator especial de la Organización de Naciones Unidas para la libertad sindical y reunión pacífica se unió a las peticiones.

Le puede interesar: Unión Europea y ONU condenan exceso de fuerza contra manifestantes en Colombia

“En general, no se deberían utilizar fuerzas militares en las manifestaciones. Insto a las autoridades Colombianas a facilitar el derecho a la reunión pacífica con fuerzas de seguridad adecuadamente capacitados para este fin”, dijo en su cuenta de Twitter.

La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), por su parte, envió un comunicado en el que señala que ha estado recibiendo denuncias de uso excesivo de la fuerza policial en varias ciudades colombianas. “Las denuncias de Cali son las más graves, pero también se ha informado de incidentes en Barranquilla, Bogotá, Bucaramanga, Manizales y en otras partes del país . El uso atroz e indiscriminado de la fuerza contra los manifestantes en las protestas nacionales no es nuevo: abusos similares tomaron lugar en noviembre de 2019 y septiembre de 2020. Sin embargo, los acontecimientos de los últimos días parecen ser aún más graves que los anteriores ejemplos de brutalidad policial”, señala la ONG.

Le puede interesar: Piden a legisladores de EE. U U. tomar medidas por violencia policial en Colombia

Piden al gobierno de Estados Unidos “no permanecer en silencio por más tiempo frente a las vidas de colombianos en juego”.

Señalan que, “el gobierno colombiano debe intentar desescalar las tensiones, detener la violencia y fomentar el diálogo con un grupo representativo de los manifestantes. Funcionarios estadounidenses de ambos partidos han elogiado la estrecha relación que se ha forjado con Colombia y sus fuerzas de seguridad. Esta relación le otorga a Estados Unidos mucha más influencia que cualquier otro actor internacional. Mensajes oportunos de Washington pueden mejorar la situación de funcionarios y oficiales del gobierno de Duque, algunos de los cuales tienden a la moderación. Estos mensajes oportunos de Washington pueden ayudar a evitar una mayor escalada y, al hacerlo, salvar vidas”.

Comparte:
X