12 Nov 2014 - 7:04 p. m.

FAO espera abrir una "nueva fase" en lucha contra desnutrición tras cumbre

El papa Francisco, la reina Letizia de España, Melinda Gates, entre otros, participarán el 19 y 21 de noviembre en Roma en un encuentro mundial sobre el tema.

EFE

  La FAO espera abrir una "nueva fase" en la lucha contra la desnutrición tras la cumbre que, organizada conjuntamente con la OMS, celebrará entre los próximos 19 y 21 de noviembre en Roma.

"El hecho de que se celebre abre una nueva fase", resumió el director de comunicación de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Mario Lubetkin, en una presentación a la prensa en la capital italiana.

"Que acuda un número tan elevado de ministros (...) es ya una señal de su interés", agregó Lubetkin sobre la II Conferencia Internacional sobre Nutrición (ICN2), al comentar que se espera la asistencia de más de cien ministros e invitados especiales.

Entre esos invitados figuran el papa Francisco, la reina Letizia de España, el rey Letsie III de Lesotho y Melinda Gates, la esposa del fundador de Microsoft, Bill Gates, recordaron los representantes de la FAO, que organizan la reunión conjuntamente con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La ICN2, la segunda conferencia sobre nutrición celebrada en veinte años -la precedente ICN data de 1992- servirá para "evaluar los avances" y reunir los "desafíos y las oportunidades para mejorar la nutrición", explicaron.

Entre los resultados concretos de esta reunión internacional en la sede de la FAO en Roma estará la declaración política y el cuadro de acción, que se aprobarán al principio de la reunión, antes de las intervenciones de las diferentes delegaciones.

Este procedimiento de trabajo -presentar las conclusiones del evento antes de que realmente se celebre- fue calificado de "habitual en este tipo de reuniones internacionales" por el experto de la FAO Ali Mekouar, que intervino ante la prensa extranjera en Roma.

La Declaración Política, que se denominará "Declaración de Roma sobre la Nutrición", será "un compromiso hacia una acción más eficaz y coordinada para mejorar la nutrición" mientras que el "cuadro de acción" está concebido como "una guía técnica para la aplicación de los compromisos asumidos en la declaración política".

Este segundo instrumento tendrá "carácter voluntario", precisaron los representantes de la FAO.

Entre las razones que mencionaron para justificar esta conferencia internacional está el "nivel inaceptablemente alto y persistente de la malnutrición", a la que calificaron de "problema global que necesita de acciones multisectoriales coordinadas".

Además, dijeron que "solo una conferencia intergubernamental puede identificar legítimamente los compromisos de las partes interesadas para actuar con decisión para enfrentarse a la malnutrición".

La FAO recordó que en la actualidad los "costes" de la deficiente nutrición humana son "extremadamente altos", y señalaron que en la actualidad hay 805 millones de personas que la padecen.

De ellas 161 millones son menores afectados de retraso en su crecimiento por malnutrición crónica y son 99 millones los niños que tienen un peso inferior al que deberían tener.

Otras consecuencias de la malnutrición es la obesidad y la FAO recordó que en la actualidad existen 500 millones de adultos que tienen ese problema.

La organización en la FAO del evento conjunto con la OMS tendrá un coste de 3.800.000 dólares (unos 3.046.000 millones de euros) obtenidos mediante "aportaciones voluntarias" de varios Estados, entre los que se encuentran Rusia, Alemania, Italia, España, además de la Unión Europea.

Además de las intervenciones en la sede de mla FAO, Roma acogerá otros eventos paralelos durante la cumbre sobre la nutrición en la que tienen previsto participar representantes de ONG, del sector privado, asociaciones de consumidores y organizaciones de productores.

Temas relacionados

FAOdesnutrición
Comparte: