12 Apr 2021 - 2:26 a. m.

Guillermo Lasso, elegido como nuevo presidente de Ecuador

Dos horas después de cerradas las elecciones en Ecuador, en panorama fue develando el triunfo del derechista Guillermo Lasso, quien con con el 97% de los votos escrutados alcanza un 52,21%, frente al 47,49% del candidato Andrés Arauz.

Redacción Mundo

Internacional

Los ecuatorianos eligieron este domingo en balotaje a su próximo presidente en una cerrada contienda entre Andrés Arauz, heredero político del socialismo del exmandatario Rafael Correa, y el exbanquero conservador Guillermo Lasso.

Ambos protagonizan un choque de generaciones y estilos del que saldrá el sucesor del impopular Lenín Moreno para gobernar durante los siguientes cuatro años un país dividido y en crisis por la pandemia.

De acuerdo con los resultados publicados del Consejo Nacional Electoral (CNE), Lasso es el presidente electo de Ecuador, con un 52,21%, frente al 47,49% del candidato Andrés Arauz.

Los datos oficiales se conocieron después de que los resultados de las encuestas a pie de urna en Ecuador concluyeron con resultados muy cerca del empate técnico, y mientras una firma apuntaba a una victoria de Lasso por unos 6 puntos porcentuales, la otra no publicó resultados por estar dentro del margen de error.

Le puede interesar: Los antagonismos que dividen a Ecuador

El factor Yaku Pérez

El voto nulo marcó resultados sin precedentes en Ecuador. Cuando el voto escrutado llegaba al 38%, el voto nulo alcanzaba el 17,07 %, porcentaje sin precedentes en el país y que parece responder al factor Yaku Pérez, el excandidato indigenista que pidió a sus simpatizantes ese sufragio.

El promedio histórico se sitúa por encima del 9 %, y la cifra más alta del voto nulo en la historia reciente del país se produjo en la primera vuelta presidencial en 2006, que alcanzó el 11,80 %.

Le puede interesar: El Ecuador que recibirá Guillermo Lasso, nuevo presidente de Ecuador

El aspirante presidencial de la primera vuelta electoral por el movimiento político indigenista Pachakutik, Yaku Pérez, pidió a sus seguidores depositar un voto nulo en protesta por lo que consideró un fraude electoral en la anterior ronda del 7 de febrero.

Hoy Pérez depositó su papeleta en un colegio de la provincia de Azuay, sur de Ecuador, bajo la leyenda “Yaku, Presidente resistencia” con letras en rojo sobre las opciones de los dos binomios presidenciales que competían por la Presidencia y Vicepresidencia.

Elecciones de Ecuador: entre el correísmo de Arauz y la oposición de Lasso - El Espectador

¿Quién es Guillermo Lasso?

Guillermo Lasso, de 65 años, es un exbanquero conservador que pregona el libre comercio y lidera el anticorreísmo. Perdió las elecciones con la izquierda en 2013 y 2017.

“Ecuador tiene que formar parte de la Alianza del Pacífico, de pleno derecho y de la manera más urgente posible”, dijo a la AFP.

Nació en Guayaquil (suroeste), donde se vinculó desde muy joven a la Bolsa de Valores para costearse sus estudios secundarios en un colegio católico. Su trabajo consistía en anotar “en una pizarra las cotizaciones de las acciones”.

Aunque no completó sus estudios en Economía, logró descollar en el sector financiero, donde ocupó la presidencia ejecutiva del Banco de Guayaquil, uno de los principales del país. En 2012 se retiró de la banca para fundar el movimiento Creando Oportunidades (Creo), emergiendo como el mayor opositor a Correa.

Miembro del Opus Dei, en 2013 se fracturó el peroné derecho en una peregrinación religiosa. A raíz de la lesión, usa bastón. En el área pública, fue gobernador de la provincia de Guayas, cuya capital es Guayaquil, y ministro de Economía en el gobierno del derrocado expresidente Jamil Mahuad (1998-2000).

Le puede interesar: Ecuador, la campaña más agresiva, violenta y falaz

Lasso encarna el anticorreísmo que agrupa a la derecha tradicional, empresarios, algunos medios de comunicación y parte de los no pocos desencantados con el socialismo del siglo XXI que pregonó el exjefe de Estado.

Lasso tendrá serias dificultades frente a una Asamblea Nacional completamente divida, una crisis económica histórica y la pandemia. Analistas consideran que es urgente que el nuevo mandatario se ponga la “camiseta de Ecuador”, pues si el próximo presidente “no logra posicionarse bien el primer año, es posible que ni alcance a terminar los cuatro” de mandato.

Comparte: