6 Jan 2021 - 11:50 a. m.

Julian Assange seguirá detenido en Reino Unido, por “alto riesgo de fuga”

La jueza británica Vanessa Baraitser denegó la libertad condicional al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, al considerar que presenta riesgo de fuga, a pesar de haber rechazado previamente su extradición a Estados Unidos por motivos de salud.

Redacción Mundo

Internacional

Julian Assane, fundador de WikiLeaks, seguirá detenido. A pesar de que el lunes su caso se apuntó un triunfo cuando la jueza Vanessa Baraitser rechazó la extradición a Estados Unidos, hoy ella misma le negó la libertad condicional como pedían sus abogados.

El lunes, Baraitser denegó la entrega de Assange a EE. UU,, que lo acusa de varios delitos de espionaje, por motivos de salud. Sin embargo, este miércoles le dio la razón a la Fiscalía británica, que le pidió no concederle la libertad al fundador de WikiLeaks porque existe riesgo de fuga y porque Assange ha demostrado ser capaz de tomar medidas “extraordinarias” para evitar la extradición, como ha ocurrido -agregó la Fiscalía- durante los años que pasó refugiado en la embajada de Ecuador en Londres.

Ver más: Reino Unido rechazó extraditar a Julian Assange a EE. UU.

Assange, de 49 años, fue detenido por primera vez en Londres en 2010 a instancias de Suecia por un caso de presuntos delitos sexuales que ya ha quedado archivado.

El periodista ha estado una década confinado en el Reino Unido, primero bajo arresto domiciliario y en la Embajada de Ecuador de 2012 a 2019 (cuando Quito le retiró el asilo político), y actualmente en prisión, a la espera de que termine el actual proceso.

Assange está recluido en la prisión de alta seguridad de Belmarsh, desde su espectacular detención en abril de 2019 en el interior de la embajada de Ecuador en Londres, donde había vivido refugiado siete años.

Ver más: El presidente de México le ofrece asilo a Assange

Como argumento contra su liberación, la fiscalía puso de relieve que Assange dispone de los “recursos” para huir y señaló la oferta de asilo político hecha el mismo lunes por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Nueva familia, nuevos motivos

Cuando en 2012 se refugió en la embajada ecuatoriana, el australiano lo hizo sin respetar una libertad bajo fianza impuesta por la justicia británica a la espera de examinar una petición de extradición a Suecia, que lo reclamaba por violación, cargos que fueron desestimados desde entonces.

Sin embargo, su abogado Edward Fitzgerald defendió el miércoles que la nueva situación de Assange, quien durante su reclusión en la embajada de Ecuador tuvo a escondidas dos hijos con la abogada sudafricana Stella Morris, lo deja ahora más enraizado a la comunidad.

Tiene todos los motivos para respetar las condiciones de una libertad bajo fianza y permanecer en Inglaterra, aseguró, mientras Assange, vestido con traje oscuro, escuchaba en la sala.

Fitzgerald argumentó también que su cliente corre mayor riesgo de contraer el covid-19 en prisión que en casa con su familia.

Y aseguró que entre los numerosos y influyentes seguidores del fundador de WikiLeaks, considerado por algunos como paladín de la libertad de información, hay quienes están dispuestos a pagar una cuantiosa fianza.

Comparte: