27 May 2019 - 7:58 p. m.

La campaña por el aborto regresa a Argentina en año electoral

Este martes se presentará, por octava ocasión, el proyecto para legalizar el aborto en Argentina en medio de los preparativos para las elecciones presidenciales en octubre. Expertos vaticinan que este será uno de los grandes temas tratados por los candidatos.

Redacción EFE

El 8 de marzo, miles de mujeres protestaron frente al Congreso argentino, a favor de la despenalización del aborto. / AP
El 8 de marzo, miles de mujeres protestaron frente al Congreso argentino, a favor de la despenalización del aborto. / AP

La marea verde volverá este martes a la plaza del Congreso argentino para apoyar la presentación, por octava vez consecutiva, del Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en la Cámara Baja, confiadas "con lo aprendido" tras la negativa del Senado en 2018.

Desde las tres y media de la tarde hora de Argentina (13:30 hora Bogotá) se sucederán diferentes acciones simultáneas en más de cien ciudades del país, acompañadas por "pañuelazos" y concentraciones en diversas capitales del mundo, que tendrán su epicentro en la plaza del Congreso argentino de la mano de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Lea también: Papa Francisco compara el aborto con contratar a un sicario

Hasta Buenos Aires se desplazarán también 190 representantes regionales de diferentes organizaciones afines para participar en talleres e incluso un festival con el que darán a conocer este proyecto que defiende que las personas gestantes puedan acceder a un aborto voluntario legal y seguro hasta la semana catorce de gestación en los tres sectores del sistema de salud, de forma gratuita en hospitales y centros públicos y con una cobertura total en obras sociales, mutuas o en la medicina privada.

La iniciativa incorpora también un sistema de plazos y causales para los casos de violación o si corre riesgo la vida o salud integral de la madre -hasta ahora únicas situaciones no punibles-, así como la completa despenalización para las personas que deciden abortar hasta la semana 14. Tampoco se admite en el proyecto la objeción de conciencia, polémica tras los sonados casos de menores embarazadas como consecuencia de una violación en los que varios médicos se negaron a practicar abortos no punibles, incumpliendo la ley vigente.

Desde la Campaña entienden que el aborto es "un derecho, cuyo ejercicio no puede negarse ni vulnerarse por creencias religiosas, valores personales o morales". Un capítulo especial tiene también el acceso a educación sexual integral y la anticoncepción, para "garantizar" que se cumpla lo que consideran derechos ya adquiridos.

Esta es la octava ocasión en la que se presenta el proyecto, pero la puja entre "verdes" y "celestes", colores con los que se distingue a los defensores y detractores del aborto legal respectivamente, acaparó la atención mundial en 2018, con intensos debates que llevaron al Congreso más de setecientos expositores y masivas manifestaciones en las calles. Vea también: Los rostros que dejó la no legalización del aborto en Argentina 

El pasado 14 de junio la Cámara de Diputados llegó a aprobar el texto de esta ley, pero solo unas semanas después, el 8 de agosto, el Senado la rechazó con 38 votos en contra, 31 a favor y dos abstenciones, del total de 72 escaños.

El debate sobre el aborto legal, seguro y gratuito ha atravesado profundamente la vida política y social del país austral en los últimos meses, generando fortísimas divisiones tanto en las filas del oficialismo como en la oposición, pero ahora vuelve al Congreso con dos características claves: será en un año electoral importante, donde los argentinos elegirán al próximo presidente del país, y se produce luego de las masivas movilizaciones a favor de legalizar el aborto en 2018. Sin duda, este debate formará parte de la campaña a la presidencia este año.

Síguenos en Google Noticias