Publicidad
1 Dec 2020 - 12:04 p. m.

La crisis del fujimorismo en Perú

El movimiento que fundó el expresidente peruano Alberto Fujimori hace más de tres décadas se juega su futuro ante la justicia peruana. ¿Por qué lo quieren suspender? Keiko Fujimori, heredera del capital político del polémico exmandatario, podría quedar fuera de la carrera electoral de Perú en 2021.
Keiko Fujimori, líder del partido Fuerza Popular que agrupa al fujimorismo, podría quedar fuera de la carrera electoral 2021 en Perú.
Keiko Fujimori, líder del partido Fuerza Popular que agrupa al fujimorismo, podría quedar fuera de la carrera electoral 2021 en Perú.
Foto: Agencia AFP

El fujimorismo podría tener los días contados si el partido Fuerza Popular es disuelto, como ha pedido el fiscal del caso Odebrecht, José Domingo Pérez.  El movimiento político fundado hace tres décadas por el expresidente peruano Alberto Fujimori se juega su futuro en los próximos días, lo que significaría que Keiko Fujimori, la apuesta del clan para recuperar la presidencia en 2021, quedaría marginada de la carrera electoral.

¿Qué pasó? Desde mediados de 2019, el partido Fuerza Popular fue denunciado ante la justicia por supuesto lavado de activos “con el agravante de una organización criminal”, y recibir aportes ilegales del gigante brasileño de la construcción Odebrecht, según expuso el juez Pérez. En su acusación, señaló que durante años el partido que aglutina al “fujimorismo” incurrió en varios intentos por obstaculizar las investigaciones en su contra, mediante sus vínculos con congresistas como Pedro Chávarry y César Hinostroza, entre otros.

Ver más: Keiko Fujimori, en libertad en medio de investigación por corrupción

El juez Víctor Zúñiga abrió este lunes la audiencia para resolver si acoge o no un pedido de la fiscalía de inhabilitar al partido fujimorista Fuerza Popular (derecha populista) durante dos años y medio. El Fiscal Pérez anunció que pedirá que Fuerza Popular sea disuelto y liquidado, tal como se hizo con el Partido Nacionalista. Según explicó, la intención es que no vuelvan a obtener dinero ilícito.

Christian Salas, exprocurador anticorrupción y actual abogado de Fuerza Popular, solicitó revisar la Ley Electoral para confirmar que esta sí permita la suspensión a una organización política en pleno proceso electoral. El pedido de suspensión se realizó el 22 de julio pasado, mientras los comicios generales fueron convocados el 4 del mismo mes.

Según Pérez, el Tribunal Constitucional peruano ya dictaminó que las organizaciones políticas pueden ser sancionadas penalmente por lavado de activos.

Ver más: La corrupción, la raíz de los problemas en Perú

Pero el abogado de la dirigente, Christian Salas, negó que el partido sea una “organización criminal”.

“El partido político Fuerza Popular, según la propia fiscalía, había sido instrumentalizado. Eso es una hipótesis que aún está en parte de la investigación”, afirmó.

Después de “más de tres años de investigación, el fiscal debería presentar elementos de convicción suficientes” y no meras sospechas, añadió Salas, quien solicitó al juez que “declare improcedente este juicio”.

¿Quién es José Domingo Pérez?

En los medios peruanos y redes sociales circulan a menudo caricaturas de José Domingo Pérez vestido con traje similar al de Superman o del Caballero del Zodiaco.  También le compusieron una canción, adaptación del popular tema “Eres casi el hombre perfecto”, y existe un “fan club” en Facebook que tiene 24.000 seguidores de este serio e incisivo fiscal. 

Ver más: La infección de Odebrecht en Perú

Es el fiscal que investiga el escándalo Odebrecht en Perú y que ha intentado ser removido de ese cargo desde 2018, pues se convirtió en el azote de tres expresidentes y de la líder de Fuerza Popular, Keiko Fujimori.

Apodado el “Superfiscal”, Pérez ha sido un abanderado de la lucha contra la corrupción en Perú. “Ésta es una oportunidad para decirle no a la corrupción. Hay que luchar contra este cáncer que afecta a los derechos fundamentales y a las instituciones”, señala con frecuencia el fiscal con mayor prestigio en Perú, cuya investigación ha enfrentado obstáculos de políticos e incluso de uno de sus superiores.

Keiko Fujimori

La fiscalía busca con la inhabilitación de Fuerza Popular despejar el camino para seguir las investigaciones contra Keiko, de 45 años y su entorno por supuestamente recibir aportes ilegales de campaña de Odebrecht.

La dos veces candidata presidencial (2011 y 2016) tildó de “arbitrario” el pedido de la fiscalía en un tuit minutos antes de la audiencia, en la que ella no participa y que se desarrolla en forma virtual por la pandemia del coronavirus.  Si bien el fallo puede ser apelado, si es adverso complicaría las opciones del fujimorismo en momentos en que comienza la campaña electoral de 2021.

Ver más: La historia de la caída de la ficha principal del Fujimorismo

Keiko, quien estuvo en prisión preventiva 16 meses por este caso, niega haber recibido dinero ilegal para sus campañas de 2011 y 2016, en las que estuvo cerca de ganar la presidencia.

En una entrevista con la AFP la semana pasada, Keiko afirmó que “este pedido de suspensión, si es que es otorgado, en realidad lo que concede es una pena de muerte al partido”.

Ver más: La influencia del Fujimorismo en las crisis políticas peruanas

“Yo lo que pido es que el pueblo decida” en las urnas, agregó Keiko, argumentando que “peligra una elección transparente en nuestro país” por una “decisión de dos personas”, en referencia al fiscal y el juez.

Keiko lidera el movimiento fundado por su padre, ahora de 82 años, quien cumple una condena de 25 años por corrupción y crímenes contra la humanidad en su gobierno (1990-2000). Un sondeo de la firma Ipsos da 5% de apoyo a Keiko de cara a las elecciones de 2021, en las que será elegido el sucesor de Sagasti y será renovado el Congreso.

Síguenos en Google Noticias