16 Apr 2020 - 2:12 a. m.

La positiva del coronavirus: ¿Manejan mejor las mujeres la pandemia?

Siete países gobernados por mujeres han sido reconocidos por los buenos resultados en sus estrategias para detener el virus. Desde Angela Merkel, en Alemania, hasta Tsai Ing-Wen, presidenta de Taiwán.

redacción internacional

De izq a derecha: la presidenta de Taiwán, la primera ministra de Nueva Zelanda y la canciller de Alemania.  / AFP y EFE
De izq a derecha: la presidenta de Taiwán, la primera ministra de Nueva Zelanda y la canciller de Alemania. / AFP y EFE

¿Los países gobernados por mujeres, que solo son el 6,6%, están dando mejores resultados en la lucha contra el coronavirus? No es una verdad definitiva, pero aquí les contamos siete ejemplos. 

Tsai Ing-Wen, presidenta de Taiwán

A pesar de su proximidad con China, Taiwán no ha sufrido los efectos demoledores de la pandemia. ¿Cómo lo hizo? Tsai Ing-wen, de 63 años, aplicó una estrategia que ha sido reconocida por varios expertos. La primera mujer presidenta de Taiwán no sólo avisó hace mucho tiempo del virus (acusa a la OMS de no haberla escuchado) sino que tomó tres medidas concretas. A finales de enero, algunos expertos predijeron que Taiwán tendría el mayor número de casos fuera de China continental.

Ver más: Perú, el buen ejemplo de América Latina en la lucha contra el coronavirus

La presidenta reconoció la escala potencial de la crisis en una etapa temprana del brote, y tomó medidas como la prohibición de viajar a China, Hong Kong y Macao; prohibió exportar máscaras quirúrgicas, asegurando reservas suficientes para Taiwán y asignó recursos adicionales a la salud. Y promovió el uso de la tecnología: integró datos del servicio de salud con inmigración y aduanas y así se identificó a pacientes sospechosos. El país solo ha tenido 400 casos de coronavirus hasta el momento, seis muertes y 124 recuperaciones.

Angela Merkel, canciller de Alemania

La mujer más poderosa del mundo, según la revista Time, no podía estar por debajo de las expectativas. Cuando comenzaron los contagios a finales de enero, la canciller de Alemania, Angela Merkel, tomó medidas de inmediato:  "La situación es grave", dijo. Alemania comenzó a hacer pruebas masivas, aumentó las camas en las unidades de cuidados intensivos, antes de que el contagio fuera masivo. Ahora los hospitales alemanes reciben pacientes de otros países de Europa. Se aisló y trató a los pacientes a tiempo y así se redujo el contagio masivo. Tiene 134.753 casos, 66.169 se recuperaron y reportan 3.804 muertes. El confinamiento se levantará a partir del 4 de mayo.

Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda

La carismática primera ministra, de 40 años, ha sido reconocida por su estrategia de lucha contra el coronavirus, que no es muy diferente a la de otros países, la diferencia es que Ardern aplicó medidas drásticas. El 13 de marzo, Ardern adoptó el plan de manejo de la pandemia diseñado con Australia para enfermedades como la gripe: dos semanas de aislamiento para los que llegan del exterior, no desplazamientos regionales, casos positivos aislados, rastreo de contactos. El 23 de marzo, cuando Nueva Zelanda tenía 102 casos confirmados y ninguna muerte, Ardern eligió el bloqueo total, que comenzó el 25 de marzo.  Actualmente solo hay 9 muertes en todo el país. Anunció la donación del 20% de su salario y la de su gabinete para luchar contra el virus. 

Ver más: La ministra de Nueva Zelanda que quiere ganarle la batalla al coronavirus

Erna Solberg, primera ministra de Noruega

En el cargo desde 2013, cuando ganó las elecciones parlamentarias, la primera ministra noruega, Erna Solberg, reaccionó pronto a la pandemia. Su país, considerado modelo en seguridad, salud y educación, impuso severas normas para evitar el contagio. El 26 de febrero registró su primer caso y a los pocos días tomó medidas: cerró fronteras, prohibió el uso del transporte público, limitó el contagio social. E hizo algo más, Solberg fue la única gobernante en el mundo que realizó una conferencia de prensa en televisión dedicada específicamente a los niños a los que les explicó la situación. Noruega, que tiene una población de 5,4 millones, ha registrado hasta el momento 5.700 casos de COVID-19 y 71 muertos, con un descenso continuo en los últimos días en el número de ingresos hospitalarios. Anunció que pronto levantará las medidas.

Mette Frederiksen, primera ministra de Dinamarca

La clave parece ser la rapidez en implementar las medidas. La primera ministra danesa puso en práctica medidas drásticas desde el 12 de marzo: escuelas cerradas (desde el 16 de marzo, cuando había muy pocos casos) y también fronteras y lugares públicos. El número de hospitalizaciones ha disminuido continuamente desde principios de abril. El país escandinavo tiene 6.513 casos de contaminados y 295 víctimas mortales, sobre un total de 5,8 millones de habitantes. Ahora que el país parece estar a salvo de la pandemia de coronavirus, comenzó el levantamiento de restricciones, que fueron cumplidas por los daneses incluso antes de ser promulgadas oficialmente. Disciplina. 

Sanna Marin, primera ministra de Finlandia 

El 10 de diciembre de 2019 fue elegida primera ministra de Finlandia, convirtiéndose en la primera ministra más joven del mundo​, además de ser la persona más joven en llegar a ese cargo en la historia de Finlandia. Allí se  registró el primer caso de coronavirus el 26 de enero, y el primer muerto el 21 de marzo. A comienzos de marzo recomendó el teletrabajo y miles de finlandeses acataron la sugerencia. Luego cerró escuelas y universidades, prohibió las reuniones de más de diez personas y cerró sus fronteras. Transformó la capital, Helsinki, en zona roja por la mayor incidencia de casos y logró contener el virus. Hasta la fecha, el país tiene 3.237 infectados y 72 muertos. 

Ver más: ¿Quién es Sanna Marin, la primera ministra más joven en la historia de Finlandia?

Katrín Jakobsdóttir, primera ministra de Islandia

La primera ministra de Islandia desde el 30 de noviembre de 2017 es otro caso muy estudiado en la lucha contra el COVID-19. Su política fue ofrecer hisopos gratis a todos. De esta manera descubrió casos asintomátaicos y los aisló y siguió el rastro de los contagios. Cerró escuelas, comercio y otras actividades públicas por completo. Para los islandeses menores de 16 años no hay restricciones. Hasta ahora solo hay 8 muertos. Durante una semana, el gobierno ha dicho que ha alcanzado su "pico", en el que los sanados comienzan a ser más que los infectados. Reportó: 1.727 casos, 1077 recuperados y 8 muertos. 

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.