Publicidad

Las potencias nucleares se comprometen a evitar una guerra que “no se puede ganar”

Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU reiteraron su compromiso para reducir el riesgo de un conflicto nuclear.

04 de enero de 2022 - 12:37 a. m.
Aunque el Tratado de No Proliferación Nuclear permitió limitar la carrera armamentística durante la Guerra Fría, este pacto cuenta con muchas limitaciones en la actualidad.
Aunque el Tratado de No Proliferación Nuclear permitió limitar la carrera armamentística durante la Guerra Fría, este pacto cuenta con muchas limitaciones en la actualidad.
Foto: Pixabay - Pixabay

No puede haber ganadores en una guerra nuclear. Eso es algo que el mundo debe tener claro. El lunes, los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas recordaron ese pensamiento, que fue pronunciado por primera vez en una cumbre en Ginebra en 1985, cuando se comprometieron de nuevo a reducir el riesgo de un conflicto de estas características.

“Afirmamos que una guerra nuclear no se puede ganar y nunca se debe pelear”, dijeron en un comunicado los miembros del bautizado P5, los cinco estados con arsenal nuclear reconocidos por el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) de 1968.

Esta cita ya había sido mencionada en conjunto por Mijaíl Gorbachov y Ronald Reagan, líderes de la Unión Soviética y de Estados Unidos respectivamente, en Ginebra en 1985. Sin embargo, desde dicha declaración, los miembros permanentes del P5 no habían retomado la idea, según Marc Finaud, experto en proliferación armamentística del Centro Político de Seguridad de Ginebra (GCSP).

¿Por qué son importantes estas palabras?

Este nuevo compromiso se da en la antesala de la décima conferencia de examen del TNP, la cual estaba prevista para enero, pero fue aplazada debido al brote de la variante omicron de coronavirus. También llega en medio de las negociaciones del Acuerdo Nuclear de Irán y de las crecientes fricciones entre China y Rusia con Occidente. Ambos miembros del Consejo de Seguridad, y poseedores de arsenal nuclear junto con Estados Unidos, Reino Unido y Francia, intentaron tranquilizar a la opinión pública sobre los riesgos de un posible enfrentamiento con ojivas.

“Cada uno de nosotros mantendrá y reforzará aún más sus medidas nacionales para prevenir el uso no autorizado o no intencionado de armas nucleares”, señalaron las cinco potencias nucleares en un texto en el que subrayaron su compromiso para establecer un “entorno de seguridad que permita un mayor desarme”.

El objetivo último, señalaron los representantes de estas naciones, es “un mundo sin armas nucleares”.

🌎 Le recomendamos: 2022, ¿el año en el que estallarán las guerras congeladas?

Además de las condiciones que rodean el nuevo compromiso ya mencionadas, como la mencionada tensión entre Rusia y Occidente por el permanente conflicto con Ucrania, cabe destacar que en cuestión de días Moscú y Washington deberán sentarse de nuevo a negociar los términos sobre los tratados de control de armamento nuclear que están a punto de vencerse.

¿Qué valor tienen estas declaraciones?

Mientras las negociaciones sobre el desarme están en un punto muerto entre Rusia y Estados Unidos, el conjunto de países que tienen la bomba atómica “desarrollan o despliegan nuevos sistemas de armas nucleares, o han anunciado su intención de hacerlo”, señaló en 2018 el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo.

Y es que aunque el TNP permitió limitar la carrera armamentística durante la Guerra Fría y ofreció un marco para iniciar el desarme de los dos grandes enemigos de la época, este tratado no ha logrado impedir la emergencia de nuevas potencias atómicas. Cuatro Estados se han dotado del arma nuclear desde el nacimiento del tratado: India, Pakistán e Israel, que nunca firmaron el texto, y Corea del Norte, que abandonó el TNP en 2003.

🌎 Le recomendamos: No solo Arauca: la guerra entre guerrillas y bandas que azota el lado venezolano

También cabe destacar que entre el medio centenar de firmantes del pacto no está ninguno de los que tienen armas nucleares. Sin embargo, los activistas proabolición de ojivas nucleares esperan que el Tratado de Prohibición de Armas Nucleares (TIAN) firmado en 2021 les obligue a cambiar de mentalidad. Su alcance, cabe mencionar, es muy limitado, según expertos.

Interrogada por la AFP, la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN), premio Nobel de la paz en 2017, calificó la declaración del lunes hecha por el P5 como “positiva”. Sin embargo, señalan que mientras estos países continúen modernizando sus arsenales nucleares cualquier discurso pederá valor.

📄 Le puede interesar: ¿Cómo funciona la aquamación? El método funerario más verde que pidió Desmond Tutu

👀🌎📄 ¿Ya estás enterado de las últimas noticias en el mundo? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Temas recomendados:

 

Felipe(dw15k)06 de enero de 2022 - 04:07 p. m.
La humanidad es rehén de las potencias con armas nucleares y la desconfianza que tienen se incrementa. A ninguna de ellas le interesa deshacerse del poder que le otorga tener la capacidad de masacrar decenas de miles de humanos. Esto sólo indica el nivel de degradación de la política y sus dirigentes y no va a terminar con racionalidad ni con acuerdos.
ERWIN(18151)04 de enero de 2022 - 11:30 a. m.
asi mismo ..nadie gana ..todos pierden ..
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar